trepadores de buen corazón

” Oh, what a change between to-day and yesterday!
W.M. THACKERAY. Vanity Fair. A Novel Without Hero.

“El territorio de la estética comienza donde termina el mundo convencional. Designa aquel espacio en el cual la realidad y la imaginación entran en conflicto. Los artistas son guardianes de la frontera de un reino situado más allá del mundo administrado, fuera del alcance de la soberanía interpretativa de la política y la economía. Mientras todo el mundo está enfrascado en la eterna disputa sobre quién es dueño de qué, el arte resuelve las condiciones de propiedad a su manera: en el reino de la estética todos son dueños de todo.”

Podríamos definir esta palabras de Alfons HUG remitidas por Jaime como un bello eufemismo o una leve metalépsia de negación de lo que de una manera más cruda es el uso de la estética por el capitalismo?

1. El terreno de la estética no comienza donde termina el mundo convencional (léase MERCADO). Es una continuación del mundo convencional del capital por otros medios, del modo como Gérard de Nerval concebía los sueños como continuación de la vida.

2. Los artistas, en el mundo contemporáneo no son guardianes de ninguna frontera de ningun reino situado más allá de un mundo metapolítico y metaeconómico porque tal cosa de “no enfrascarse” sencillamente es tan posible y ridícula como un reino de cabezas con alas de cisne. Todos estamos contaminados en la cadena.*

El capitalismo, al no poder resolver el problema de la pobreza por medios económicos lo resuelve por medios estéticos y LOS ARTISTAS SON LOS ENCARGADOS DE LOGRARLO. No de un modo en el que desafían al sistema capitalista heróicamente y con el puño en alto en plan Bono como intenta pintarlo el curador de La Bienal de Sao Paulo y muchos antes que él, sino que COLABORAN directamente con el sistema diseñando todas las soluciones virtuales posibles para, como quería el nazismo, CAMBIAR EL DESEO BASICO DEL POBRE POR LA PROPIEDAD, POR SU DERECHO A SER EL PROTAGONISTA ESTÉTICO DE LA OBRA DE ARTE. A figurar dramática o picarescamente en ella y como en el célebre Teatro de Marionetas de Von Kleist, ser manejado por la infinita gracia del dios artista en el reino de Jauja maravilloso del que nos habla el curador.

La idea del pobre como espectáculo y del artista vicario no es sin embargo nueva.Tampoco la del burgués ilustrado (o perverso…) que adopta un mecanismo de transferencia emocional transitoria para obtener indulgencia moral comprando y coleccionando arte de género (…no otra cosa es el arte social…) La idea, por el contrario parece ser atávica.

Ya en el siglo XVIII encontramos una corriente pictórica originada en Nápoles ( el típico tercer mundo del XVIII) “preocupada no tanto por nuestros iguales, sino por nuestros inferiores” ** cuyos mejores ejemplos son Traversi ( c. 1732-1769) , Ceruti (activo 1720- 50) y Crespi (1665-1747) cuyas escenas de pobreza y rusticidad íntimista fueron tan caras al gran duque Fernando de Medicis. En Piazzetta, pupilo de Crespi, encontramos ya una especie de protorrealismo socialista muy apreciado por el mariscal Schulemburg, coleccionista también de Ceruti.

Los grandes banqueros, el Príncipe De Lichtenstein y Luis XV fueron los principales clientes de las escenas de pobreza de Chardin así como los comerciantes holandeses y el Archiduque Leopoldo Guillermo de Austria de los pintores de género de los países bajos.

De la vida de los pobres como pasatiempo de los ricos no hay pues, nada nuevo bajo el sol. En lo que si hay un “Gran salto Adelante” es en que solo hasta nuestros días el “arte preocupado no tanto por nuestros iguales, sino por nuestros inferiores” es el Arte Oficial .

Finalmente lo que tampoco parece ser una idea nueva es la del artista social como escalador social. Teniers el Jóven (1610-1690) llegó con sus escenas del campo a ser pintor de la Corte en Bruselas y Curador (sic) de la Galería de Pintura del ya nombrado Leopoldo Guillermo. Caryn JAMES en su crónica (International Herald Tribune. Aug 31, 2004) de la reciente versión de Mira NAIR de la novela “Vanity Fair” de Thackeray define a la bella, encantadora , inefablemente ingeniosa y más famosa arribista de la literatura inglesa y universal Becky SHARP, como una…

“Trepadora de buen corazón” (A Social Climber with Heart).

El artista contemporáneo no es solo el inocente roussoniano de Hug sino que puede al mismo tiempo llegar a ser el más astuto de los mortales bajo el capitalismo. ***

* Louis ALTHUSSER. IDEOLOGY AND IDEOLOGICAL APPARATUSES.1970.

** Michel LEVEY. ROCOCO TO REVOLUTION. MAJOR TRENDS IN EIGHTEENTH-CENTURY PAINTING. 1966.

*** Jean GIMPEL. THE CULT OF ART. AGAINST ART AND ARTISTS. 1969

Carlos Salazar

Anuncios

el arte de invitar a los amigos

Ay,
que alguien me cuente qué es lo que pasa, porque en los últimos días un montonón de amigos, como noventaydos, han ido a hacerme la visita al cuchitril ese en el que trabajo, todos tristes y cabizbajos y bastante bastante pero bastante bravos con la pobre Natis. ¿Cómo es que fue lo del Salón Regional para que todos digan que es peor que olor de pescadería de la 19?

Y bueno, me imagino que la cosa no es para menos: que Natis haya hecho convocatoria para seleccionar propuestas para el regional, y que se hayan recibido 96 y que de esas sólo salieran 4, mientras que por invitación ya había metido hasta al nido de la perra, pues no hay derecho, ¿no? Porque para qué se pone a convocar desconocidos si ya había convocado a sus amiguetes, ¿no? Y es que todos están furiosos que porque se gastaron tiempo y plata pasando proyectos lo más de chéveres, y parece que ni siquiera todos los jurados vieron los trabajos completos. Y yo creo que eso sí es una falta de delicadeza, pues, digo.

Y claro, en esa propuesta de planificación de cómo iba a ser el regional ya decía que iba a ser por invitación y convocatoria, pero oiga, no hay derecho a que por invitación llene el chuzo de cuadros y por convocatoria nada de nada, pues para esa gracia no haga convocatoria y más bien invite a otros cuatro amigos y ya, ¿no? Así completa el cupo y no mete gente que se tire el parche. Porque tanto desconocido por ahí que no es recomendado de nadie, vaya usted a saber qué mañas tienen y todo.

¿O es que no le alcanzaban los amigos? Porque si es así la cosa sí me da como cosita. Natis, oye, si estás solita más bien me llamas y nos tomamos un tecito con galletas y nos volvemos reamigas y te muestro unas manualidades preciosas que estoy haciendo y me invitas para el próximo regional, ¿bueno?

Un besito, Paquita