Entre el arte "global" y el "fronterizo"

En esta entrevista Guillermo Gomez-Peña discute los significados de la globalización artística, su vigencia, sus perversiones y su utilización estratégica por el mercado. La versión original fue publicada por la revista española Exit Art a principios del 2007 y fue recreada para el seminario Arte y humor, donde las preguntas corrieron a cargo de Carolina Ponce de León:

P: Preséntate GP. ¿A que chingaos te dedicas? ¿y por que has elegido este camino del "arte fronterizo"?

R: Soy un artista nómada; transito entre país y país; entre formas, lenguajes y géneros artísticos. Mi oficio es cruzar fronteras. No lo elegí; simplemente sigo mi brújula existencial, el mandato de mi ADN…O sea que I don't know.

P: Partiste de México a los EU a fines de los 70s. ¿Por qué?

R: Mi familia ha estado emigrando al norte desde fines del siglo 19. Soy parte de la quinta generación de "mojados" en mi familia. Por lo tanto, yo partí siguiendo las huellas de mis ancestros, en busca de mi otra familia, la chicana. Toda familia mexicana esta dividida por la frontera.

P: ¿Que tan especifica o "marginal" resulta esta experiencia?

R: La desterritorialización es integral a la mentada condición "pus-moderna": Una tercera parte de la humanidad vivimos fuera de nuestro país de origen y de nuestro lenguaje. Somos huérfanos del estado nación. Habitamos otro mapa conceptual.

P: ¿Te consideras un artista "inmigrante"?

R: No, más bien soy un mexicano post-nacional en permanente proceso de chicano-izacion. Llevo 28 años cruzando la frontera, back & forth, cual Sísifo ranchero. La cruzo a pie, por auto, en avión, en mis sueños, en mi arte, en la cama, en el bar, por Internet…

P: ¿Con quienes trabajas? ¿Existe en tu grupo algún proyecto común?

R: Dirijo una tropa de artistas "inter-indisciplinados", la Pocha Nostra. La matriz esta en San Francisco, California, pero vivimos y trabajamos en varios países. Nos comunicamos por la Inter-neta del barrio virtual (www.pochanostra.com) y dependiendo del proyecto en cuestión, nos juntamos aquí o allá. Lo que tenemos en común es nuestra condición de transterrados y nuestras identidades hibridas y fragmentadas…También nuestra insubordinación visceral ante la autoridad cultural y política. El performance es nuestra lingua franca y pasaporte

P: ¿El fenómeno de la "fronterización" de las culturas es central a tu obra, porque? & forth, cual Sísifo ranchero. La cruzo a pie, por auto, en avión, en mis sueños, en mi arte, en la cama, en el bar., por Internet…

P: El fenómeno de la "fronterización" de las culturas es central a tu obra, porque?

R: En USA ya somos 45 millones de latinos post-nacionales (sin contar a los indocumentados que no aparecen en el censo) y estamos redefiniendo el corazón mismo de la cultura anglosajona, su lenguaje y su arte. Si le agregamos a esta cifra, los asiáticos y afroamericanos, pues la neta, ya no somos "minoría." La minoría son los gringos. Lo mismo sucede en Europa. Los nómadas árabes y africanos aunados a los ciudadanos del ex—bloque soviético también están fronterizando a Europa. El modelo binario "primer/tercer mundo" simplemente ya no funciona…EI Internet y las nuevas tecnologías también ha contribuido enormemente a la fronterización de las culturas (En esta entrevista, me dirijo a un publico hispanohablante "global" a trabes de un interlocutor madrileño llamado Exit, que trip!)

P: ¿Como ves el futuro inmediato?

R: Peligroso y apasionante. Será como vivir inmersos en la ciencia ficción que imaginamos hace dos décadas a trabes de la literatura ciber-punk. Se están creado culturas hibridas muy bizarras por doquiera; se gesta un mundo pluri-cultural donde las identidades esencialistas y las fronteras geopolíticas se evaporan. Lo mismo sucede con el lenguaje: pronto habrá cientos de formas dialectales del spanglish, el chingles y el gringoñol; una suerte de robo-esperanto globo-local. En este contexto alucinado, tanto el folclor como las tradiciones culturales nacionales, serán escenificadas y preservadas artificialmente por mega-corporaciones. Mucho del arte que se produce hoy en día es la crónica indirecta de este vértigo.

P: ¿De que manera difiere la "fronterización" de la "globalización"?

R: La globalización es un proyecto político y corporativo que se planea desde las cúpulas del poder económico; la fronterización es más bien su efecto secundario. Los desplazados que ocupamos las zonas fronterizas y vivimos en naciones flotantes, somos el resultado de las políticas rapaces de la globalización. Aunque a menudo se confunden, son dos proyectos antitéticos.

P:¿…y el mundo del arte, donde se ubica?

R: Hay muchos mundos del arte; algunos, invisibles o semi-visibles, se ubican del lado de las culturas hibridas y de frontera; otros prefieren ubicarse del lado del mentado proyecto global. Es una cuestión de acceso y de privilegio…"EI mundo del Arte Internacional" es una ficción. Su supuesto "internacionalismo" resulta bastante exclusive. Solo incluye a un pequeño grupo de operadores y practicantes provenientes de países "primermundistas" y de ciertos países "tercermundistas" que son miembros temporales. La función de estos miembros temporales es proveer de variedad y exotismo al gran supermercado del arte.

P: México es miembro honorario del club…

R: La cultura oficial mexicana en colaboración indirecta con unas cuantas galenas comerciales, arma "paquetes de arte" para importación. A menudo estos paquetes incluyen a los mismos 10 artistas. Estos paquetes tienen
que ver más con el mercado del arte, el turismo cultural y la diplomacia conservadora que con el pensamiento critico que es la función principal del arte.

P: Que opinas de las ferias internacionales de arte?

R: Funcionan como art malls. La idea es crear un contexto "neutro"(y por lo mismo apolítico), en el cual se venden e intercambian "productos artísticos" de muchos países. En este gran supermercado de la cultura, lo que importa es el hype (la imagen publicitaria) del producto, el branding (la marca distintiva) de la galena que lo representa, y el patrocinio que puede ser gubernamental o corporativo. Ambos traen cola. En EU, tanto Cuervo como Bacardi están patrocinando "arte latino." Imagínate a los ejecutivos y publicistas del alcohol de segunda tomando decisiones estéticas.

P: ¿Y los debates teóricos que se generan en las ferias del arte?

R: ¿Cuales? Si la onda es el business y el party y punto. Los debates resultan secundarios. El contexto de feria de arte es sintomático del objetivo final: controlar y validar el gusto y el mercado. La discusión teórica escenificada en este ámbito es parte del marketing y del espectáculo de la especulación. Además las discusiones siempre las calendarizan a las 9 de la mañana y en cuartos muy pequeños. Los presentes son 10 dormidos y 10 crudos (con resaca). La masa solo asiste a los eventos más chic.

P: ¿No exageras un poco? Los rebeldes también somos incluidos…

R: Claro, en la trastienda. A pesar de que el mainstream se alimenta de las ideas y las hormonas de los mentados márgenes, cuando llega la hora de vender, nos bajan el volumen…o nos incluyen demagógicamente en sus pequeños apartados de "proyectos especiales" (o en el caso del performance, en los fringe festivals) lo cual es una forma de decir, "ya ven estamos abiertos a todo, incluso a la critica." La "democracia global" y el "arte internacional" poseen estrategias ilusorias de inclusión.

P: ¿Que propones para contrarrestar esta tendencia?

R: En una era transfronteriza como la nuestra, urge la creación de una cartografía artística mas amplia y descentralizada. Hablo de un nuevo internacionalismo ex-centris que poco o nada tiene que ver con los mapas institucionales del "arte global," ni con las relaciones culturales entre los autonombrados "centres de poder" cultural. En los centres de poder simplemente se perfuma la obra artística, se etiqueta, se empaqueta y se vende. Son como delicatessens del arte. Pero la energía cultural y las nuevas ideas se generan en las fronteras, en los "hoyos negros" de occidente, en las "zonas del silencio" que escapan a los radares y escaners del "arte internacional." En este sentido, las conexiones ex centris entre digamos. Tijuana y la Gran Canaria; o Oaxaca y Los Ángeles,…estas conexiones tangenciales tienen mucho mas pertinencia que digamos la relación Londres-Nueva York.

P: ¿Qué papel juega la guerra contra el terror en el nuevo Proyecto Global?

R: La guerra contra el terror ha reconfigurado completamente el proyecto global. La mentada "guerra contra el terror" es un extraño proyecto colaborativo entre los fundamentalistas musulmanes y los neoconservadores gringos. A ambos lados les conviene como proyecto de expansión. Esta guerra en realidad es un eufemismo de una guerra mucho más amplia y prolongada en contra de la diferencia; la diferencia de toda (índole…política, religiosa, cultural, racial, incluso sexual. El otro frente de la guerra contra el terror es el sur. Hay una conexión clara entre Bagdad, Palestina y la frontera mexicoamericana.

P: ¿Como afecto Septiembre 11 tu trabajo artístico?

R: Los mismos estereotipos que los gringos nos aplicaban a nosotros, ahora se los aplican a los árabes. De alguna manera los árabes son los nuevos aliens latinos. Ante los ojos del racista no hay diferencia entre digamos un terrorista árabe y un trabajador indocumentado. La demonización del cuerpo moreno no acepta sutilezas. Debido a esto, mis colegas y yo estamos colaborando mucho con artistas árabes radicados en EU y Europa. El proyecto se titula "Los nuevos bárbaros".

P: ¿Cual es la situación actual de los Latinos en Estados Unidos?

R: El recrudecimiento del racismo, la paranoia y la censura a partir de Septiembre 11 ha empeorado las condiciones de nuestras comunidades. Las nuevas políticas de inmigración de a tiro son exageradas: se ha triplicado el numero de patrulleros fronterizos y nos amenazan con construir una segunda barda de concreto. Los políticos de derechas están aprovechando esta histeria anti-inmigrante para efectos electorales…Pero al mismo tiempo atestiguamos el despertar político de muchos sectores en estas comunidades. Las enormes marchas pro-inmigrantes del 2006 auguran el nacimiento de un nuevo movimiento de derechos civiles. Yo le tengo siempre una veladora prendida a la Virgen del Cruce.

P: ¿Si el proyecto global fue interrumpido por Septiembre 11, que ha venido a remplazarlo?

R: La cultura del pánico y la alta seguridad son el nuevo master discourse de occidente. La ciudadanía se siente asediada por la violencia integrista y abrumada por la inmigración del sur. Los políticos aprovechan este horror vacui para ofrecernos protección.

El otro gran proyecto es la venta de cultura extrema. Los medios de comunicación, el cine comercial y el Internet nos ofrecen experiencias extremas vacuas. De hecho las culturas de margen y las subculturas más venenosas ya son parte del mainstream. La nueva cultura global es predadora y vampírica por naturaleza. Se alimenta de la sangre y las vísceras de las culturas que contagia y luego las reconstruye a su imagen y semejanza. En esta lógica, todo puede convertirse en objeto de consumo y en espectáculo; incluso las culturas de oposición más renuentes y rasposas. La indumentaria, los tatuajes y la música de los pandilleros chicanos se convierten fácilmente en moda. Los drag queens son invitados regulares en el talk show. Los indocumentados, los indigentes y las prostitutas pueden ser contratados para un proyecto artístico muy chic por Santiago Sierra o Manuel Calderón. En la nueva delicatessen global todo se vale y todo se vende.

P: ¿Ante esto, que opciones tiene el artista? ¿Emular a la cultura extrema?

R: más bien replantearnos nuestra posición ante el mainstream. ¿Que sucede cuando la televisión, el cine y el Internet te ofrecen imágenes mas extremas y transgresoras que las generadas por los artistas? Que hacer cuando los realities resultan mucho mas bizarros q
ue el performance art? O cuando tu dealer considera que tu trabajo es demasiado light? (Pausa eterna). Nos vemos obligados a redefinir nuestro oficio y cambiar de estrategias continuamente. Si no lo hacemos, habrá cien artistas en la línea de espera dispuestos a ocupar nuestro lugar, e ipso-facto seremos desterrados a otros mundos del arte subalterno…o incluso seremos condenados al olvido total. Latinoamérica esta repleta de grandes artistas invisibles.

P: ¿Como definirías el chicanismo hoy en día?

R: Antes era un movimiento político. Hoy en día, el chicanismo es mas bien una actitud ante la cultura y la sociedad. Ser chicano en este siglo es poseer una identidad abierta, fluida, hibrida, que surge de la fricción de dos o más culturas y lenguajes. El chicano es un coyote, un trickster, un pirata. Ser chicano es ser un buen cruzador de fronteras; saber vivir entre dos o más culturas y saber negociarlas en la cotidianidad. Podemos decir que el chicanismo es un modelo muy útil para comprender nuestra condición transnacionalizada.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.