política distrital

“El brillo urbano y el lujo no eran nuevos en la historia, pero si lo era el acceso secular, público. El esplendor de la moderna ciudad podía ser experimentado por cualquiera que paseara por sus bulevares y sus parques, o que visitara sus grandes tiendas, museos, galerías de arte y monumentos nacionales. París, ‘una ciudad-espejo’, deslumbraba a las multitudes, pero al mismo tiempo las engañaba.”

Susan Buck Morss

En días pasados circuló por Esfera Pública un artículo donde el columnista de El Tiempo Enrique Santos Molano resaltaba la necesidad de crear un Palacio de Bellas Artes para Bogotá, cuya sede podría ser el Palacio de San Francisco, en plena Avenida Jiménez y a pocos metros de la carrera septima.

En principio, el asunto tiene sentido si vemos que desde aquel Pabellón de Bellas Artes inaugurado en 1910 como parte de las celebraciones del centenario de la independencia (para luego desaparecer tras años de abandono), no se ha construido en la ciudad otro espacio que cumpla con estos fines. Aunque bastante tiempo después se crearon instituciones como el Museo de Arte Moderno y la Biblioteca Luís Angel Arango, esa función le ha correspondido desde hace un par de décadas a la Galería Santa Fe como sede del conjunto de exposiciones y estímulos promovidos por la alcaldía a través del IDCT y, desde el año pasado, de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte (cuyo Director de Arte y Patrimonio tuvo la maravillosa idea de trasladar temporalmente las funciones de ejecución del presupuesto y producción de exposiciones a la Fundación Alzate, con las consecuencias que todos conocemos)

Parece que efectivamente el proyecto para construir el mencionado Palacio de Bellas Artes es algo que se viene pensando desde la Secretaría de Cultura, más como un Instituto de las Artes en el que tomarían forma las labores de la Gerencia de Artes Plásticas y su programa de exposiciones, luego de una temporada en la Fundación Alzate, entidad que cumple un papel transitorio en la administración de los recursos de las artes para Bogotá.

Sin embargo, dada la proximidad de las celebraciones del bicentenario de la independencia, el proyecto de un Instituto de las Artes ha adquirido el espíritu rimbombante que caracteriza este ritual oficial, que hace cien años tomo la fantasmagórica forma de una feria universal (todo un símbolo de “progreso” en el momento) con pabellones de la Industria, las Máquinas, la Luz y, como no, de Bellas Artes (foto).

Habrá que ver si el Instituto de las Artes es poseído por el mencionado espíritu fantasmagórico y se va transformando en un mega proyecto donde intervienen todo tipo de actores: la Alzate, el alcalde, el Comité de Notables propuesto por Enrique Santos (Juan Cárdenas, Piedad Bonnet, Marta Senn, Gustavo Zalamea…) y los honorables concejales que tradicionalmente apoyan la cultura de la ciudad a cambio de auxilios y otras especies (a la fija inauguran con una gran retrospectiva de algún maestro o una curaduría blanda en torno a las ballenas en la Plaza de Bolívar, el Departamento de Arte del Congreso, la emergencia o la independencia).

Pero más allá de los festejos, habrá que ver si en el corto plazo la Secretaría de Cultura logra crear el mencionado Instituto de las Artes no como sede de exposiciones y celebraciones oficiales, sino como entidad autónoma (de la Alzate, de las adiciones presupuestales para el MamBo, Fotográfica Bogotá y otras Glorias distritales) y terminar con la transición que tiene a la Gerencia de Artes Plásticas operando desde una institución que a pesar de la profesionalización del sector del campo del arte, continúa trabajando de acuerdo a la cultura política que la ha caracterizado y que todavía hace parte de su misión institucional (no sólo está el caso de Berna Chique Chique, la respuesta al derecho de petición permite leer entre líneas que así haya profesionales formados para coordinar la Galería Santa Fé, prevalecen otros criterios. Me viene a la mente aquel refrán atribuido a la godarrea política: Es mejor malo conocido, que bueno por conocer).

Y bien, antes de que haya un pronunciamiento oficial de la Secretaría de Cultura sobre el tema del Palacio de Bellas Artes, sobre la fecha en que finaliza su temporada en la Alzate la Gerencia de Artes Plásticas, y en momentos en se alinean columnistas, notables y demás personalidades en torno a los festejos del Bicentenario, quisiera concluir señalando que existen otras entidades que buscan liderar el tema, como es el caso de la Academia Colombiana de la Cultura (¿alguien la conocía?) que ya abrió su grupo en Facebook para apoyar la construcción del Palacio de Bellas Artes.

El presidente de la mencionada Academía es el artista Juan Niño López, con estudios en el Instituto Súricov de Moscú y la Universidad de Bogota Jorge Tadeo Lozano. El vicepresidente es el artista Armando Villegas, cuya obra tuvo un gran éxito comercial en las décadas de los setenta y ochenta. También son miembros de la Academia Colombiana de la Cultura: Martha Susana Niño, Esteban Morales Cantor, Juan Sebastián Niño, Pilar Rengifo, Mauricio Ordoñez y Maruja Esther Floréz, entre otros.

El artista Juan Niño López ha realizado para la Academia que fundó y dirige las investigaciones “Construcción Histórica del Concepto de Cultura” y “El Arte como Carácter de Relación del Conocimiento Intuitivo y Lógico” (credenciales suficientes para asegurarse un puesto en el Comité Pro Palacio de Bellas Artes que no demora en constituir la Alzate)

Una de las primeras participaciones (19 de mayo) en este grupo de Facebook dice:

“El proyecto tiene que integrar todos los espacios culturales como la escritura, la actuación, la música, las dancas, etc.; pero a su vez el proyecto debe (en caso de ser apoyado por el Gobierno) otorgar clases a todos los jovenes que quieran incorporarce y aprender acerca una actividad cultural como la escritura, la actuación, etc. Firma: Jhon Mejía Anaya. Aspirante – Junta Directiva..”.

El mismo día responde el director de la Academia, quien tambien parece oficiar como lider del proyecto:

Excelentes ideas Jhon.
El propósito de nuestra institución es ABRIR ESPACIOS SUFICIENTES en el PALACIO DE LA CULTURA O PALACIO DE BELLAS ARTES para las actividades propias de TODAS LAS FORMAS DE LA CULTURA (Ciencia, Arte, Tecnología, Humanismo, varios deportes apropiados para el escenario, actividades recreativas, etc). Dentro de las formas del arte no podemos dejar al lado a ninguna; seguramente tendremos festivales gastronómicos, expresiones literarias, música, pintura, dibujo, escultura, etc.

Quiero poner en RELEVANCIA LA PROPUESTA DE JHON en el sentido del obligado servicio social que debemos prestar a todos los colombianos, muy especialemnte a niños y jóvenes. FELICITACIONES. Estoy seguro que todos nosotros LO ACOGEMOS COMO UN COMPROMISO MORAL DE PRIMER ORDEN.

JHON YA HACE PARTE DE NUESTRA JUNTA DIRECTIVA DEL PROYECTO. BIENVENIDO.

Juan Niño


Para rematar el asunto y otorgar un mayor grado de legitimidad a su cruzada, Juan Niño publica el pasado 24 de mayo una carta de agradecimiento a Gabriel García Márquez (pero, misteriosamente, no publica la carta de apoyo del Nobel):

Comunicación pública:

El Presidente y los Miembros del Consejo Directivo de la Academia Colombiana de la Cultura expresan al Maestro en Literatura, escritor, Gabriel García Márquez, de manera muy respetuosa, con profundo afecto y admiración, sus agradecimientos por aceptar nuestra invitación para ser Amigo de esta institución.

Comuniicamos que por unanimidad proponemos su nombre como ACADEMICO DE NUMERO Y PRESIDENTE HONORARIO DE LA INSTITUCION.

Esta comunicación será enviada, en nota de estilo, al honorable señor y escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Juan Niño López
Presidente Consejo Directivo de la Academia Colombiana de la Cultura.

El domingo 25 de mayo Edilberto Guerrero Ramos dice:

Pienso que se debe reconstruir el que existió.


Guerrero se refiere al Pabellón de Bellas Artes de 1910, construído en el Parque de la Independencia, a pocos metros del MamBo que, como ya lo saben, tiene por estos días tremenda rumba para celebrar sus 45 años y, de paso, buscar fondos para construir su nueva sede (“Samuel, cuentame ¿para qué construir un Palacio de Bellas Artes si con la nueva sede del MamBo la ciudad puede celebrar como merece el Bicentenario de la Independencia?, no malgastes esos fondos!!”)

Mejor dicho, como vamos, vamos mal.

Catalina Vaughan


17 comentarios on “política distrital”

  1. carlos alberto vergara dice:

    Visitando la página web de la Academia Colombiana de Cultura se puede leer que su viecepresidente es el pintor Armando Villegas. Y si uno va a la de “Samuel Alcalde” aparece este nota:

    Bogotá se prepara para el 2010

    Intelectuales lanzan ideas para celebrar el Bicentenario de la Independencia

    ‘Soñando con inteligencia hasta donde la realidad nos lo permita podremos reconstruir el grito desde acá, nuestra ciudad, Bogotá’, dijo el escritor y ensayista William Ospina

    ¿Cómo se merece la ciudadanía celebrar los 200 años del bicentenario de la Independencia? Con esta pregunta abrió el alcalde Samuel Moreno la reunión donde historiadores, escritores, músicos, cineastas y publicistas sugirieron, desde su profesión, las ideas para hacer del 2010 el año de la recuperación histórica.

    Un repaso de la historia que se hizo con la participación de la secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, Catalina Ramírez, y el escritor y ensayista William Ospina. “Hace unos días nos reunimos y decidimos, por medio de William, convocar hoy grandes pensadores que nos permitan establecer una agenda propia para el Bicentenario”, explicó el Alcalde.

    Conciliar ideas y propuestas de diversas profesiones que permitan que durante los 365 días del 2010 la ciudadanía se apropie del pasado y el presente, fue el eje de esta reunión en donde la creatividad fue protagonista. “Entonces ¿cómo deberíamos celebrar?, preguntó William Ospina”.

    A lo que Héctor Abad respondió, “pues contándole de forma sencilla y clara, a través de un libro gratuito, fuera de los términos de la academia de historia, lo que en verdad fue la Independencia. Que una madre de familia sea seducida por este tema, igual que niños y niñas de la capital”.

    Mientras que Eduardo Zalamea, reconocido artista, en un lapso de creatividad profunda propuso: “haciendo una recopilación de la mejores 200 obras literarias, de las 200 mejores películas al igual que de las fotografías y textos históricos de Iberoamérica. Además hacer del doscientos una insignia publicitaria que cubra la esencia de la conmemoración”.

    La Independencia fue un hecho local, pero según la percepción de William Ospina, es necesario que el concepto de Independencia histórica se diversifique. “Países como México, España y Ecuador ya tienen una agenda para el Bicentenario. Por eso creo que de la mano de ellos y la empresa privada, podemos darle más fuerza y reconocimiento”.

    Con esta “lluvia de ideas” se inicia un proceso de debate y de reflexión, como señaló el Alcalde: “Esperamos que el próximo 20 de julio, podamos hacer pública nuestra agenda definitiva y de esta manera lograr que el pasado de la ciudad se cuente desde la ciudad”.

    Y como lo afirmó William Ospina: “soñando con inteligencia hasta donde la realidad nos lo permita podremos reconstruir el grito desde acá, nuestra ciudad, Bogotá”.

    Antonio Arendo, Alberto Quiroga, Piedad Bonett, Gilma Suarez, Enrique Santos Molano, Claudia Gallego, Augusto Trujillo, Lisandro Duque, entre otros, serán quienes desde hoy, junto al Alcalde, decidirán las actividades con que se conmemorará esta histórica fecha.

  2. Carlos Jiménez dice:

    Sí de lo que se trata ahora es de ¨recuperar ¨¿ será que el alcalde y sus grandes pensadores se atreven a plantear que lo que hoy hay que recuperar es la independencia nacional, por la que tanto se lucho en 1810 y que con tanto empeño nos está embolatando Uribe Vélez?.

  3. Catalina Vaughan dice:

    Totalmente de acuerdo con Carlos Jiménez. Uno de los temas a pensar en la celebración del bicentenario es el de la independencia nacional. Sin embargo, todos esos festejos oficiales, comités y símbolos del progreso son, como es de esperar, espectáculos inevitables que se montan para que en últimas la ciudad tenga un espacio de exposición para los programas y estímulos de la Secretaría de Cultura. Además de estar pendientes de si se logra la independencia de la Alzate, habrá que ver cual es la agenda de actividades para los festejos que el Comité de Notables presenta al público el próximo 20 de julio, como lo anuncia el boletín de la alcaldía que nos hizo llegar Carlos Alberto Vergara (imagino que Gilma Suarez, la gestora y responsable de Fotográfica Bogotá, hace parte de ese Comité gracias a la excelente labor realizada con los fondos de la Secretaría, en fin, otro gol que se deja meter Víctor Manuel Rodríguez, su Director de Arte y Patrimonio. Sólo falta que la nombren Directora del Palacio de Bellas Artes…)

    Por otra parte, anexo el último comunicado que la Academia Colombiana de Cultura (ACC) envió a sus afiliados en Facebook, donde anuncia que presentará una maqueta virtual del Palacio de Bellas Artes que dicha institución aspira a construir y para el cual busca 300.000 firmas en su grupo de facebook (¿será que con ese número llena algún indicador para gestionar fondos?). Hay que añadir que el Palacio de la ACC parece que nada tiene que ver con el que promueve la Alcaldía y su Comité de Notables (lo digo, pues en ninguna parte la ACC menciona vínculos, participación en algún comité de la alcaldía, o conocimiento de la reunión del Comité de Notables el pasado 7 de mayo, donde se habló del proyecto, como se deduce del artículo publicado en El Tiempo por uno de sus miembros, Enrique Santos Molano).

    ¿Será un sueño? A veces pienso que todo este asunto de la ACC puede ser obra de un grupo de artistas dedicados al tactical media. Otras veces pienso que, efectivamente, puede tratarse de una institución que funciona con apoyos del estado y/o la empresa privada… Otras, que dado el escasísimo interés de los artistas locales por asociarse en entidades con piso jurídico para gestionar fondos y proyectos, aparecen otros actores y crean estas instituciones…. en fin.

    Además de utilizar el nombre de Academia Colombiana de Cultura (parece una institución del Estado, pero no lo es), podemos ver en esta imagen que también utiliza el escudo de Colombia en sus comunicados. (¿será una estrategia para ganar adeptos en Facebook? ¿o una nueva forma de oficialidad paralela? ¿una institución paraestatal?)

    Aquí vemos la página de entrada en su portal de internet (para entrar, haga click aquí). Como ven, de nuevo el escudo y abajo, sendos logos de importantes empresas e instituciones que financian la cultura (y que no queda del todo claro si también financian la Cultura de la ACC. Aquí habría que preguntarse: ¿la están financiando? Y si no es así, ¿puede una entidad como la ACC utilizar de esta forma los símbolos patrios y la empresa privada?)

    La ACC parece estar legalmente constituida. Tiene número de identificación tributaria, junta directiva, comité de miembros activos, programas, inscripciones, gestores de cultura, academia infantil… En su sección de programas, encontramos el de Diálogos con la Cultura, que ofrece a sus afiliados una visita al taller de su vicepresidente, el conocido artista Armando Villegas.

    Vale la pena aclarar que no estoy afirmando que se trate de una institución ilegal. Simplemente me pregunto, a partir de la información que la ACC hace pública en Facebook y su portal oficial de Internet, ¿ante qué tipo de entidad nos encontramos?

    Bueno, quedamos pendientes de la maqueta del Palacio para 60.000 personas, 12 salas de exposición y espacios para eventos deportivos (sin ánimo de ofender: ¿quien lo financia?).

  4. carlos alberto vergara dice:

    Estuve visitando el portal de la Academía. Entre los miembros de su Comité no hay, salvo Armando Villegas, artistas de los que exponen con alguna frecuencia en esta ciudad. Adjunto la carta de intención con la que se presentan en su grupo de facebook y la lista de firmas de amigos de la Academia Colombiana de Cultura:

    ACADEMIA COLOMBIANA DE LA CULTURA
    Nit: 900016117-8
    República de Colombia, Bogotá, D.C.

    UNA PROPUESTA E INVITACIÓN PÚBLICA
    AL GOBIERNO NACIONAL,
    A LA NACIÓN COLOMBIANA EN GENERAL
    Y AL MUNDO

    Los Miembros y Amigos de la Academia Colombiana de la Cultura, aquí firmantes, ante los recientes y anteriores problemas, dificultades y malestares presentados por la falta de un escenario adecuado para realizar, de manera masiva y con dignidad, eventos culturales en Bogotá, D.C., República de Colombia.

    PROPONEMOS E INVITAMOS

    Al Señor Presidente de la República de Colombia,
    A los Honorables Miembros del Congreso Nacional,
    A la Señora Ministra de Cultura,
    Al Señor Alcalde Mayor de Bogotá, D.C.,
    Al Señor Gobernador de Cundinamarca,
    A todos los Directores de Medios de Comunicación,
    Empresarios, Artistas, Profesionales,
    A los Colombianos y a todos los Ciudadanos del Mundo Amigos de la Cultura

    PARA UNIRNOS Y CONSTRUIR EL
    “GRAN PALACIO DE BELLAS ARTES” O
    “GRAN PALACIO DE LA CULTURA COLOMBIANA”, en la ciudad de Bogotá, capital de la República de Colombia,
    como un proyecto y obra de trascendencia para fortalecer, perfeccionar y preservar nuestra Cultura Nacional.

    Los Amigos y Miembros de la Academia Colombiana de la Cultura estamos dispuestos a liderar este propósito aportando nuestra entera voluntad de servicio,
    colaboración y apoyo.

    Firmado:
    Miembros y Amigos de la Academia Colombiana de la Cultura
    Juan Niño López, Presidente del Consejo Directivo de la ACDLC.
    Gabriel Rodriguez Osorio,
    Ángela González de Zuluaga,
    Lilian Johanna Viña,
    J. Andrés Rozo,
    Edna Marisol Rugeles,
    Paula Nathalia Acosta Diagama,
    Yelitza Bolaño Rodríguez,
    Jeffry Del Romero,
    Carlos Andrés Díaz Borbón,
    Lina Maria Camargo Barrera,
    Juan Sebastián Niño Flórez,
    Francisco Javier Burgos,
    Jaime Pardo Jaramillo,
    Ana Lorena Sánchez,
    Lina López,
    Felipe Cárdenas,
    Jonathan Ferley Cancino Báez,
    Maruja Esther Flórez Jiménez,
    Emilio Buenaventura Osorio,
    Adriana Martín,
    César Sierra Avellaneda,
    Nabor Infante Pinto,
    Hernán Guillermo Ceballos Acosta
    Dennis Yulitza Gelves P,
    Karen Plata Rivera, Diana Ortíz,
    Luis Alberto Paccini,
    Angela Marcela Mejía Urueña,
    Fabian Andres Laverde,
    Dario Beltran,
    Arena Sánchez,
    (Siguen más firmas)

    fuente >
    http://www.facebook.com/group.php?gid=18204121807

  5. víctor albarracín dice:

    No se construye un Palacio sin un rey. O no habría de construirse sin él pues, ¿quién entonces lo ocuparía? ¿Acaso los demócratas? ¿Los independentistas?

    Y es que para la burocracia actual bastaría con un edificio prefabricado, con una estructura modular en drywall. No debería olvidarse la lección que nos dejó la exhibición del Primer Centenario, con todos esos pabellones que, a pesar de ser construidos para “desafiar al tiempo”, fueron desmontados al cabo de muy pocos meses ante la evidente falta de algo o alguien con quien llenarlos, y por supuesto, sabiendo que la administración de tal espacio le costó, y mucho, al erario público.

    Si la Exposición del Primer Centenario ponía en escena una serie de tensiones argumentales que iban desde la afirmación de que el país había obtenido su independencia demasiado pronto, o de que el arte nacional era digno de entrar en el Louvre, hasta una puja por la construcción de saber-poder entre los gramáticos y poetas y una nueva serie de profesionales ocupados en las ciencias forenses, la siquiatría, la química y la física, deberíamos empezar a preguntarnos cuál es la axiología de esta movida administrativa. ¿Es un gesto puramente atávico? ¿Hay algún tipo de reivindicación epistemológica implicada? ¿Es simplemente, como cabría pensar, un hábil recurso para sacar tajadas de un presupuesto que se presta, entre contrato y contrato para ser desvalijado? ¿o hay, además, un movimiento más consciente hacia la reconstitución de una visión nacionalista del poder con todo el lastre de clasismo y xenofobia que trae consigo? Porque, obviamente, no se tratará de un Palacio de los pobres, a quienes hasta el del colesterol les fue usurpado…

    Como la historia juega en movidas un tanto lentas, me encantaría pensar que lo que, en últimas, no hay de por medio aquí (por lo menos en la iniciativa gestionada desde la alcaldía) es el pago de un favor que una familia le hizo a otra hace 55 años, porque, no debemos olvidar que fue gracias al apoyo incondicional del doctor Gilberto Alzate Avendaño y sus simpatizantes, que el general Gustavo Rojas Pinilla pudo tomarse el poder con el golpe militar de 1953. Cuando se revisa la historia puede verse que el doctor Alzate cedió en aquel momento su posibilidad de hacerse presidenciable en pos del apoyo a Rojas, el cual le garantizaría, según pensaba, la posibilidad de ganar las elecciones cuando la “transición” del general por la presidencia pasara. Afortunadamente se dio su prematuro fallecimiento, y con él se truncaron sus expectativas presidenciales. De lo contrario estaríamos aquí con nuestras camisas pardas cantando “Cara al sol”.

    Definitivamente no me gustaría pensar que se trata de eso, tal y como preferiría tampoco pensar que ese es el motivo que empuja la displicencia administrativa de la secretaría de cultura cuando, hasta el momento, nadie se ha tomado el trabajo de hacer públicas las respuestas a preguntas que varios hemos formulado públicamente en torno a la duración de la transición entre la FGAA y su absorción por parte de la Secretaría. ¿Será que a uno sólo le cuentan a punta de derechos de petición?.. Aunque ni así, ¿no?

    A lo mejor para eso quieren un palacio: para encerrarse allá y que nadie perturbe sus meditaciones palaciegas. En fin.

    Pero algo bueno sí podría pasar y crucemos los dedos para que así sea. Recordemos que un par de meses después de la Exposición del Centenario al presidente Reyes le tocó salir huyendo del país… si la historia es circular, oremos para que nuestro presidente también huya lo más pronto que pueda.

  6. guillermo vanegas dice:

    Atribuciones e interpretaciones

    “En los turbulentos días de la Italia fascista que precedieron inmediatamente a la Segunda Guerra Mundial, circulaba por los medios artísticos la historieta de un turista norteamericano que había comprado un Ticiano en Florencia. Para ocultar el cuadro a las autoridades y sacarlo del país, hizo que un restaurador lo recubriese con una gruesa capa de barniz y, cuando ésta se hubo secado, hizo pintar encima un paisaje moderno. El cuadro salió por la aduana de Módena y pronto estuvo en París. Entonces, el coleccionista buscó otro restaurador no menos hábil y le encargó que rascara la capa superpuesta y devolviese el cuadro a su primitivo estado. El artista trabajó durante varias semanas hasta que desapareció el paisaje moderno y reapareció el Tiziano. Pero, no satisfecho con lo que había encontrado, siguió limpiando la pintura hasta que, pegado a la misma tela, apareció un retrato de Musolinni…”

    Francis Henry Taylor, Artistas, príncipes y mercaderes, Ediciones Luis de Caralt, Barcelona, 1960, pág. 5

  7. Madame de Pompadour dice:



    El silencio de Beatriz González

    Tenía la forma de un chiste para ser escenificado en Sábados Felices. Una ciudad que apenas hace un año tenía a miles de sus estudiantes en la calle exigiéndole a la administración distrital mayor respeto por la educación pública, que denunciaba la condición de precariedad a que han sido reducidos sus estudiantes y maestros, concede una gracia a la comunidad artística, la convoca hoy para que elija un duque o una duquesa de las artes.

    El principado promete restaurar su viejo palacio en la calle de San Francisco y cedérselo a los elegidos por la corte artística convocada. Todo esto acompañado de un presupuesto para su sostenimiento, el cual será mayordomado por una condesa cercana al principado. A cambio, el ducado de las artes se compromete a organizar una fiestecita para la nobleza capitalina, el próximo 20 de julio de 2010.

    Al ducado de las artes se le han encomendado las siguientes funciones. Debe corroborar con imágenes bellas y estusiastas, de buen gusto, las cifras que filtrará oportunamente el Departamento Administrativo Nacional de Estadística a su periodista de cabecera. Debe mostrar que los 200 años de indiferencia social que le indilgan los republicanos al principado, en verdad han sido de progreso para los más pobres. Debe hacer énfasis en que ha sido respetuoso de la voluntad de la divina Providencia, la cual le ha encomendado la tarea poco grata de gobernar a tantos patirrajados. Debe demostrar que ha sido generoso cuando se trata de entretener a los súbditos y justo en la administración de sus bienes. Muy especialmente, el ducado debe mostrar su lealtad al Príncipe, desmintiendo los rumores insidiosos que circulan marginalmente en Esfera Pública, de que el Principado no tiene idea de lo que son las artes, de que le molesta el pensamiento en todas sus manifestaciones. Debe resaltarse, finalmente, que es falso de toda falsedad que sólo está interesado en disfrutar con sus íntimos del discreto encanto de la cacería del zorro.

    La información divulgada por Catalina Vaughan en Esfera Pública desmiente la primera percepción que tuvo Madame de Pompadour. Está convencida de que no es un chiste para Sábados Felices. Madame, ¡quién lo creyera!, sinceramente cree que con el derecho a la educación artística no se puede traficar, mucho menos hacer populismo. Le critica al principado y al comité de marras, que ignoren que el Palacio de San Francisco es el más blanco de todos los elefantes blancos que posee en sus predios.

    Hablando de buen gusto, Madame de Pompadour ha manifestado algunas dudas en su prestigioso Salón. Le parece increíble que Beatriz González, la apologeta del mal gusto de los bogotanos que suelen frecuentar el Pasaje Rivas, haga parte de este comité de tan buen gusto. Le aterra que de pronto a doña Beatriz, le dé por instalar alguna de sus camas –mamotretos los llama ella– en las regias estancias del Palacio del buen gusto. A la corte, de la cual la Pompadour hace parte, le comienza a preocupar el silencio de doña Beatriz, espera que desmienta categóricamente esta información y que prometa mantenerse al margen de estas fiestas patronales. Ha advertido la Pompadour que ejercerá toda su influencia en la gente de buen gusto que cree en la restauración de los intereses estéticos de las familias nobles bogotanas.

    Madame de Pompadour ha preguntado: ¿por qué será que los políticos de mal gusto cuando quieren una fiestecita se acuerdan de que las artes existen? ¿Será porque creen que todos los artistas son comediantes y se les puede tratar como tales? Esto no le parece de buen gusto. Madame considera que estas fiestecitas terminarán por banalizar aún más la percepción que la corte tiene de las artes; cree que es más provechoso para el principado invertir en la educación artística de todos los desheredados culturales de este pequeño pero turbulento reino. Es más, ha hecho especial énfasis en que tanta turbulencia tiene su origen en la marginalidad cultural que le ha sido impuesta a los súbditos de nuestro amado y popular príncipe.

  8. ¿Y qué de lo propositivo?, estoy mamada de tanta queja “antimuseística” bien es cierto que la tiranía de las cuchigaleristas es nefasta y vergonsoza que podríamos hacer ap-arte

  9. Natalia Arevalo dice:

    Yo quiero saber si todo esto que se escribe aquí, tanto la critica como la criticadera tiene alguna resonancia en el exterior de la esfera publica. Es decir hay algún paso “del dicho al hecho”??…porque todos escriben, todos opinan, de manera más clara unos que otros, de maneras más consolidadas unos que otros, pero de sus palabras, pasan a los hechos?? me gustaría que alguién me contara si ha hecho algún intento por proponer otras cosas más allá de criticar la gestión publica y la “clase” política. A veces todos estos comentarios parecen estar más encasillados en guerras de “clase”……..el “resentido” instruido contra el “aristocrata” bruto. PEro al final el “aristocrata” bruto es el que decide porque el “resentido” instruido se queda en el ámbito del lenguaje, de la esféra publica (del mundo artistico) y no llega al ámbito “real” de las decisiones.

  10. gabriel merchán dice:

    Acciones varias

    Es cierto que hay que ser propositivo. De pronto de esta discusión surgen ideas para hacer otras cosas. De pronto, tomar distancia del asunto y exigir a la opinión y a la crítica que se también se vuelvan “gestión” es otro paso. El problema es ese, que se exige acción, pero tampoco se propone, se sigue en la misma línea de “criticadera”. Entiendo que es dificil salir con una propuesta en dos párrafos. Pero, criticar a la crítica y no proponer nada…

    En cuanto a los hechos: creo, como señala Ranciere en la entrevista que circuló en esfera hace un par de días, que actualmente pueden tener más efectividad las acciones individuales que las colectivas. Miremos no más el derecho de petición que interpuso Guillermo Vanegas a la Fundación Alzate, puede seguir su curso y lograr sus objetivos en el mediano plazo. Otro caso es el de Natalia Avila, que despues de un largo proceso y un largo debate en esta esfera, ganó su tutela, sustentó su tesis y se graduó hace un par de semanas.

    Otros casos más son los distintos proyectos de artistas que se realizan de forma independiente en el país, otro, la forma como se ha incidido en mega proyectos como el Salón Nacional y los Regionales, que despues de muchas discusiones, se han transformado en algo muy distinto -aunque nunca se llegue al modelo ideal- al tipo de evento panorámico y espectacular de hace 4 o 8 años. Y así hay muchas más cosas y casos que de alguna forma surgen de un medio que, en la medida de lo posible, discute sobre sus procesos y revisa sus instituciones.

    Por mi parte, propongo crear eventos paralelos a la celebración oficial del bicentenario. Pero desde los artistas, desde las llamadas prácticas independientes. Esa es otra celebración de la independencia. También se puede pensar en una versión de Salón de los Independientes, con algo de humor y sentido autocrítico claro está, y montar la exposición en un pabellón de bellas artes con materiales efímeros en el Parque de la Independencia u otro parque de la ciudad. Pensar en propuestas que no exigan mucha plata y se puedan hacer, de otro modo tocaría mediar con las instituciones y eso es otro proceso.

    ¿Qué proponen Susana y Natalia y todos aquellos que se quejan de la “falta de acción”?

  11. Diotima Mantinea dice:

    ARLEQUINES Y SALTIMBANQUIS EN LA UNIVERSIDAD DISTRITAL

    Acabo de leer una queja presentada al Consejo Superior Universitario por parte de la Facultad de artes-asab, de la Universidad Distrital. La Asab se queja de que la universidad la tiene marginada y acorralada, que ha sido forzada a adecuarse al régimen tecnocrático que regula la universidad, que a sus estudiantes y maestros no se los reconoce como interlocutores válidos en la discusión que se dará con el propósito de introducir reformas a la universidad.

    La Asab le pide al Consejo Superior Universitario que no la mire, como mira el príncipe a sus artistas, como enanos incompetentes; que deje de mirarla desde la óptica científica y tecnológica que regula la universidad. La Asab teme que esta reforma podría acabar con sus proyectos de formación profesional en artes y que puede quedar reducida, o a cursos de extensión de las facultades, o a depender de la inoperante Oficina de Bienestar Estudiantil.

    Como sugiere Madame de Pompadour, a propósito del ducado de las artes para Bogotá, las directivas de la Universidad Distrital consideran a las artes como un grupo divertido de arlequines y saltimbanquis, apropiados para animar las despedidas de semestre de cada facultad, pero incapacitados para pensar por sí mismos.

    Madame de Pompadour tiene razón, la administración de Bogotá no quiere solucionar los problemas económicos de su universidad pública y sólo piensa en lo divertido que podría ser la celebración del 20 de julio de 2010.

    El comunicado del Consejo de Facultad de la Asab fue firmado por su Decano, Maestro EDGAR RICARDO LAMBULEY, el 27 de mayo.

  12. Catalina Vaughan dice:

    El Estado es un copietas

    Parece que la Academia Colombiana de Cultura (ACC) reconoció que hay otra gente en el gobierno con la idea del Palacio de Bellas Artes, pero que la idea del Palacio es de ellos, además el gobierno habla de un Palacio de Bellas Artes, mientras que ellos proponen un Gran Palacio de Bellas Artes (y eso es una gran diferencia, recuerden que el de la ACC tendrá espacio para el deporte y cabida para 60.000 personas).

    Anexo el comunicado que con el título de “Buen mensaje” circuló hoy entre los miembros del grupo de la ACC en Facebook. Va tambien una imagen del mismo (todo un statment oficial: escudo, uso del lenguaje…). Más abajo van otras imágenes relacionadas con los “maestros” que inspiran a la ACC y que estan publicadas en su website (¿será que el Gran Palacio será también Centro de Oración?) .

    No sé por qué, pero el entusiasmo, el uso de los símbolos, la idea del pabellón, el progreso, la seguridad, la iluminación y la insistencia en decir que son ellos los de la idea del Palacio y no el gobierno, es algo que llama poderosamente la atención. Si no es una propuesta a la Habacuc, es una iniciativa bastante especial, así no hagan el bendito Palacio (y de pronto lo hacen, nunca se sabe…)

    Buen Mensaje

    Nuestro proyecto ya está siendo considerado por algunas entidades del estado, medios de comunicación y empresas privadas.

    Como era de imaginar, empezaron a aparecer proyectos en competencia bajo la misma denominación nuestra. Es necesario anotar que según el registro de nuestros mensajes el Grupo de Comunicaciones empezó esta tarea el día 9 de mayo, apareciendo según los registros de Facebook el día 11 de mayo. Nuestro primer mensaje de respuesta aparece en nuestro grupo fechado el día 12. (Ver nuestro Muro). El mismo día 12 enviamos nuestro mensaje mediante Internet a los medios de comunicación más importantes. Con fecha posterior al día 12 de mayo han aparecido iniciativas con igual intencíón y nombre que no corresponden a nuestra institución.

    Somos ya más de 500 testigos honestos de nuestra iniciativa. La Academia Colombiana de la Cultura realizará este proyecto con la ayuda de ustedes y del mundo entero. Estamos seguros que tendremos no otra gran sala de exposiciones para las artes visuales, demominada equivocadamente por algunos “Palacio de bellas Artes” sino el más grandioso escenario colombianao para la realización de los mejores espectáculos y eventos culturales de nuestra nación. Este es nuestro verdadero y original proyecto en el cual sumaremos todos los esfuerzos acompañados por el mundo entero.

    Solicitamos prestar su atención ya que mientras nosotros creamos y construimos, no faltan quienes se encargan de destruir: vieja costumbre de nuestra anticultura en algunos colombianos de quienes nos debemos proteger y a quienes debemos ayudar para que corrijan su proceder.

    Amigos y Miembros de la Academia Colombiana de la Cultura
    Juan Niño López
    Presidente Consejo Directivo.

  13. enviado por Catalina Vaughan dice:

    El Consejo Directivo de la Academia Colombioana de la Cultura comunica con gran satisfacción el registro inicial de un total de $930.000.000 (NOVECIENTOS TREINTA MILLONES DE PESOS) ofrecidos como aportes para iniciar la construcción de nuestro proyecto. Estos aportes provienen de 6 (sesis) empresarios de reconocido prestigio nacional e internacional quienes se vicularán con sus marcas y productos a la realización de los primeros eventos culturales.

    Este Consejo Directivo los invita muy cordialmente para que el próximo jueves 5 de junio todos los miembros y amigos de esta Academia Colombiana de Cultura aprecien y consideren la PRIMERA MAQUETA de la obra.

    Estamos construyendo el futuro grandisoso de nuestra nación colombiana, obrando por la cultura ante todo.

    Cordialmente,

    JUAN NIÑO LOPEZ
    PRESIDENTE CONSEJO DIRECTIVO ACDLC

  14. Carlos Jiménez dice:

    Esto de la tal Academia tiene hasta ahora toda la pinta de un proyecto mas de caracter enteramente privado, que, ¡oh incoherencia, oh irrisión ! está a la busqueda de fondos públicos para poder existir. Porque ya me explicará alguien ¿como es posible con los 960 millones de pesos que, según su autoproclamado presidente, se va a construir un palacio para dar lugar a 60.000 apasionados de la academia ? Pero no se preocupen: las cuentas no cuadran pero las cuadraran las arcas distritales. O si no las arcas nacionales, que llevan mas de un cuarto de siglo cuadrandole las cuentas a la ilustrísima y nunca bien ponderada directora del Mambo, a quien Dios guarde en su bellisima villa italina. ¡Viva la empresa privada!¡ Abajo el intervencionismo estatal!¡

  15. “Esta es una propuesta, proyecto y programa, elaborado de manera colectiva por un grupo de colombianos que amamos a Colombia. Es una obra de colombianos para los colombianos. Para fortalecer la libertad de creación y expresión en democracia, para el mejoramiento de la cultura nacional y para la gloria de Colombia como nación libre y soberana.

    Este es nuestro homenaje a la Generación Libertadora que a partir del 20 de julio de 1810 y hasta el 7 de agosto de 1819 se propuso y conquistó la libertad de la Patria.

    Es nuestro homenaje y legado para las generaciones venideras,
    es nuestro GRAN PALACIO DE LA CULTURA, donde habita y reside la salvaguarda de la
    Memoria Cultural de los colombianos”.

    Juan Niño López
    Academia Colombiana de la Cultura
    En nombre y representación de todos los Miembros y Amigos de la Institución.






  16. CONSTRUCCION DEL GRAN PALACIO DE LA CULTURA COLOMBIANA

    Todos los Derechos Reservados mediante Registro de Propiedad Intelectual por la Academia Colombiana de la Cultura a favor de sus Miembros participantes ®

    INSTRUCTIVO
    Normatividad básica y reglamentos de obra.

    Síntesis
    Este instructivo, sus normas básicas y reglamentos se aplican de manera particular al proyecto y programa de la Academia Colombiana de la Cultura para la Construcción del Gran Palacio de la Cultura Colombina.

    Generalidades.
    BREVES DEFINICION Y DESCRIPCION DEL PROYECTO Y PROGRAMA.

    Definición del proyecto: Es el conjunto de ideas, planes, diseños, acciones y obras que buscan construir el “Gran Palacio de la Cultura Colombiana” pensado como el mayor escenario de estudio, investigación, preservación, guarda y fortalecimiento de la cultura nacional de Colombia. Escenario que servirá para el encuentro masivo de los colombianos, para la realización de eventos culturales nacionales e internacionales, foro principal de la cultura nacional y mundial en Colombia.

    Definición de la obra: a- Denominación: La obra se nombra como “Gran Palacio de la Cultura Colombiana” (anteriormente Gran Palacio de Bellas Artes de Colombia). b- Breve Descripción: Diseño formal y simbólico: El lote o terreno: Extensión total de 120.000 metros cuadrados. Se conservará y preservará en todo momento el total de la vida e integridad de su flora y la fauna.

    Construcción: Más de quinientos mil metros cuadrados de construcción. Materiales: Metal, piedra, mármol., otros sintéticos. Edificio con manejo, control y administración de sistemas inteligentes, electromecánicos y computarizados. Cubo de base 300 x 300 metros, cuya cara superior está coronada por dos cúpulas, una mayor y otra menor, con aleros semiabiertos en ángulo de 120 grados a cada lado; su visión aérea y lateral simulan una flor y, a la vez, el seno materno.

    Primer Piso
    Denominado Salón Verde por asociación, honor y homenaje a la naturaleza.

    Cuadrado de 300 x 300 mts, altura de 15 metros. Acceso y evacuación por nueve puertas laterales para un total de 36. Toda el área de las columnas estará decorada con murales de los principales artistas plásticos nacionales. Las puertas de acceso serán talladas, esculpidas, por nuestros artistas talladores y escultores. En el interior está el FORO, círculo inscrito con capacidad para 60.000 asistentes, con elevación desde cero a 4.mts de altura, con ascenso y acceso por escaleras a la zona de la silletería numerada en su totalidad. Escenario central circular con posibilidad de descender o ascender a la altura deseasa. Transformado en cuadrado o rectángulo según la necesidad del evento. Podrá servir para la realización de conciertos musicales con asistencia masiva, encuentros religiosos, políticos o partidos de fútbol, básquetbol, voleibol, béisbol o similares con gramilla artificial. Mediante un manejo especial de contracción y extensión electromecánica y computarizada de cilindros aislantes, el Foro podrá ser reducido o ampliado para eventos desde 500 hasta 60.000 asistentes. Cuenta con sistema de iluminación natural y artificial de simulación de luz de medio día (sin sombra a los costados) para eventos nocturnos. Cuenta con sistema de control de temperatura, aireación y oxigenación. Totalmente impermeable. En rededor del foro está el Jardín de las Palmas de Cera del Quindío y las Orquídeas, árbol y flor nacionales de Colombia.

    Este primer piso está dedicado a resaltar el valor y belleza de nuestro paisaje natural. Por un refinado trabajo de paisajismo el entornó es adecuado para poner en relevancia las especies naturales de nuestra flora y fauna. Tiene fuentes naturales de agua, con cascadas y pequeños lagos artificiales como parte fundamental del hábitat de las especies. Se establecerán criaderos naturales para aves, con especialidad del Cóndor de los Andes, que podrá observarse en su medio natural. En este proyecto y programa el entorno está considerado como un pequeño parque natural que sirva para el estímulo y el fortalecimiento de la conciencia ecológica, para el cuidado y la preservación del medio ambiente, para señalar y enaltecer el valor de la naturaleza en perfecta armonía con la obra artificial nuestra.

    Segundo Piso
    Denominado Salón Amarillo (Salón de Oro) al igual que el primer color de la Bandera Nacional.

    90.000 metros cuadrados de construcción, 20 grandes salones y un gran salón central en el que estará representado virtualmente parte del globo terráqueo indicando la posición de nuestro país en el Continente Americano. (Esfera Central). Imágenes digitales animan esta esfera mostrando continuamente al mapa de Colombia en el contexto general del mundo o en su división política de departamento por departamento y municipio por municipio. Todo un complejo de imágenes virtuales, digitales, mostrando con grandeza la composición socio política de Colombia. El rostro de todas las etnias, de todos los prototipos de habitantes de cada región nacional se muestran en esa gran pantalla del salón central.

    En los salones laterales se muestran todos los éxitos de mayor valor en nuestra cultura a través de la historia, en sus diferentes campos de ciencia, arte, tecnología, política, humanismo, deporte, religión, etc,. Muestras continuas de exposiciones en variados temas como los de medicina, ingeniería, diseño industrial, fotografía, pintura, dibujo, literatura, deporte, y demás formas de la cultura son presentadas al público, muy especialmente con programas para colegios, universidades y empresas industriales o comerciales.

    Toda la historia de nuestra cultura nacional estará siempre presente en este salón mostrando los principales momentos y logros a los que hemos llegado. Nuestras culturas precolombinas tienen un lugar especial en nuestro Gran Salón de Oro, como demostración sincera del respeto que merecen y les debemos. Nuestros ancestros habitan este salón, igual que nosotros y nuestros hijos, en un encuentro de hermandad nacional para nuestro propio conocimiento y proceso de culturización trascendente.

    Tercer Piso
    Salón Azul, igual que el segundo color de la Bandera Nacional

    Adiciona otros 90.000 metros cuadrados a la construcción. 41 salones destinados a procesos de instrucción, ilustración, capacitación, formación, investigación y estudio de la cultura nacional. Está dedicado a la actividad intelectual, filosófica y pedagógica de la cultura nacional. Es el punto de encuentro de los Miembros y amigos académicos, docentes, profesores, maestros interesados en el conocimiento científico y esencial de la cultura.


    Cuarto Piso
    Salón Rojo, igual que el tercer color de la Bandera Nacional.

    La cúpula mayor está dividida interiormente en cuatro niveles: El primero de ellos corresponde a la Biblioteca especializada en temas relacionados con el estudio de la cultura en su sentido general, de la colología como ciencia de ésta, y de sus diferentes clases. El segundo, esta destinado a la oferta de productos tangibles, a manera de un pequeño centro comercial, especializado en materiales, medios y recursos propios de la producción de objetos culturales. El tercero es el salon de la gastronomía en donde se encuentra la más amplia muestra de la culinaria nacional colombiana; platos típicos de todas las regiones, al igual que los mejores de la cocina internacional, se pueden encontrar en este salon cocina y restaurante,

    Último Piso
    Salón Violeta, igual que el color más profundo del cosmos.

    La cúmula menor está dedicada a eventos muy especiales con pequeños auditorios tales como conciertos de cámara, conferencias, seminarios y en general encuentros de alguna exclusividad e interés. En forma especial esta cúpula dispone de un mirador al que se puede acceder por cuatro ascensores especialmente diseñados.

    INSTRUCCION 1:

    Todos los Miembros y amigos pueden opinar y pefeccionar esta propuesta.

    INSTRUCCION 2:

    De manera especial, los Miembros de la Junta de Creadores para la Arquitectura y la Ingeniería deben enviar sus comentarios amplios y precisos complementando, transformando, mejorando o cambiando la propuesta aquí presentada. Fecha límite de recibo de propuestas junio 30 de 2008. Deben enviarse en documento pdf al correo academiacolombianadelacultura@walla.com CON COPIA A
    academiacolombianadelacultura@hotmail.com.

    INSTRUCION 3:

    Los Miembros de las demás Juntas deben enviar, igualmente en documento pdf y a las mismas direcciones de correo electrónico anteriores, sus comentarios. Además deben proponer, de acuerdo a su cargo , UNA ACTIVIDAD PRINCIPAL dirigida a DIVULGAR NUESTRO PROYECTO y a lograr el apoyo de un número amplio de colombianos. Las mejores propuestas se someterán a evaluación de todos los miembros de la institución y las dos mejores serán desarrolladas a partir del 1 de julio del presente año.

    INSTRUCCION 4:

    Los Miembros de la Junta Directiva deben enviar al Consejo de la Academia Colombiana de la Cultura en documento pdf UN PLAN DE ACCION para la Junta Adminstradora y otro para la Junta de Control y Vigilancia.

    INSTRUCCION 5:

    La Junta Administradora debe proponer a la Junta Directiva UN PLAN DE ACCION que permita proyectar la FORMA JURIDICA DE ORGANIZACION por la cual deba llevarse a cabo la construcción de la obra. Se podra contemplar formas de organizaciones tales como: Corporación Nacional, Sociedad Limitada, Sociedad en Comandita Simple, Sociedad Anónima, etc o cualquiera otra que desde el punto de vista administrativo resulte la mejor y más conveniente para el caso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.