Borges y nueve más. Lista de los más influyentes en América Latina

El Diario El País de España publicó en su edición del sábado 28 de noviembre la lista, hecha por 109  “personalidades” latinoamericanas, de los 20 personajes más influyentes de la región en los últimos 20 años

(http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/200911/28/cultura/20091128elpepucul_1_Pes_PDF.pdf) Los invito a leerla y a formarse su propia opinión.

El ganador: Simón Bolívar. Quiero lanzar algunas consideraciones al respecto. Al parecer o la pregunta no fue muy clara, o algunos de los “encuestados” no entendieron bien de qué se trataba.

Lo primero que me viene a la mente, es la lista de los “intelectuales” más influyentes que cada año publican en Estados Unidos y cómo el debate gira en torno, sobre todo, de los economistas y militares en Irak. Luego, cómo la “coyuntura” del Bicentenario atraviesa todos los debates actuales. En nuestro caso, las “personalidades latinoamericanas” (muy variadas, yendo desde Belisario Betancourt hasta Silvio Rodríguez, pasando por Wendy Guerra y Andrés Calamaro, etc, etc.) se inclinan en mayor medida por los políticos (incluyendo “politiqueros, dictadores y otros canallas” (Pinochet). En todo caso en la lista de los 10 primeros, siete son políticos (Bolívar, Fidel Castro, Che Guevara, Martí, San Martín, Benito Juarez, Emiliano Zapata,) luego nos quedan dos escritores (Borges y García Márquez), un académico-diplomático venezolano-chileno (Andrés Bello). Otra constatación: estamos casi completamente apartados de Brasil, pues casi nadie menciona nombres brasileños (uno que otro menciona a Lula, a Caetano Veloso y pare de contar) ¿Y toda la literatura brasileña, para no hablar de su cine y de su música?

El ejercicio es estimulante. ¿cómo nos vemos como latinoamericanos y qué podemos decir de una cierta “latinoamericanidad”? Otra contra-pregunta interesante sería preguntarle a otros notables, pero no latinoamericanos, a quienes elegirían. Seguramente se repetirían casi los mismos nombres, pero acaso con más Bestiarios de dictadores tropicales.

Una particularidad. Países altamente representados (México y Argentina) y otros casi inexistentes (Ecuador, Bolivia, etc.). ¿Reflejo de la nacionalidad de los encuestados o algo más profundo que devela nuestra historia? Y si a esto el agregamos una buena dosis de “políticamente correcto” ya está la receta completa. Un sólo ejemplo: Clara Rojas menciona (es la única que lo hace) a la India Catalina como personalidad influyente. Me gustaría saber por qué lo es, y cuáles son las razones de Rojas. En todo caso, si alguien se atreve a controvertir a “la India Catalina”, ¿podría evitar que lo tacharan de racista o sexista?

No es mi propósito comentar todas las elecciones hechas, pero si evidenciar la manera cómo entendemos que un personaje (además “celebre”) construye e influye en la historia. Algunos se atreven a lanzar personajes más singulares y “reales” en su dimensión estética, algo que nos complace (Mafalda), pero ¿dónde quedan los “anónimos”, los “innombrables”, “los infames”, que sólo algunos se atreven a mencionar (por ejemplo Sámper Pizano al hablar de Pablo Escobar)? ¿Los ausentes? En parte me sorprende que sigamos hablando todavía de “viejos” liderazgos y que tanto la política como la literatura esté anclada en los años sesenta. También me sorprendió que ningún cineasta fuera propuesto por el “jurado”. ¿No tienen influencia directores fundamentales como Raúl Ruiz, Gutiérrez Alea o Glauber Rocha? Algo similar se podría decir del teatro, etc. ¿Lo picaresco? El que Clara Rojas diga que uno de los personajes admirables es Álvaro Mutis, cito: “por todo lo que representó la expedición botánica en el sur” (¡) (ignoro si la errara es suya o de quién). ¿Algo “positivo”? Que por una vez aparezca Borges por encima de García Márquez. Tal vez si Borges viera esta “elección” diría que es algo más que un “acto de fe”. En todo caso, si a él le hubieran preguntado, seguramente no hubiera coincidido con ninguno de los diez ganadores, y mucho menos con su propio nombre. Hubiera hablado de Chesterton, de Poe y de Melville. Puede que hasta nos hubiera definido, a algunos latinoamericanos, como Bartlebys. Para mí, más allá de todo lo dicho, se trata de una lista donde está Borges y nueve (muchos) más. Con todas sus facetas y dimensiones, dentro y fuera de su obra, para lanzar la polémica con todas sus paradojas, yo personalmente me quedaría con Borges como arquetipo de una incierta y risueña “latinoamericanidad”.

Un último punto. ¿No influyen a veces más los no-latinoamericanos en Latinoamerica? Allí podríamos incluir a los sucesivos gobiernos norteamericanos (y su CIA), a los cantantes pop para adolescentes, a Ronald Mc Donald y futbolistas europeos, entre otros. La mejor lista a mi gusto, y por mucho, con todo el humor negro necesario y casi hecha por Boogie el aceitoso, es la de Rafael Gumucio “Buñuel y Hernán Cortés: mal que mal somos españoles”…”Borges y Álfonso Reyes, mal que mal somos caballeros”) ¿Y la peor? ¿Debo repetir las dos perlas de Clara Rojas?

Por Alberto Bejarano.
http://parisnoseacabacasinunca.blogspot.com



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.