Abolir la Modernidad del Tercer Mundo

“The contest for History is central to the struggle for a redefinition and
eventual decimation of centrism and its endangering discourses”

Olu Oguibe. “The Culture Game.” 2004

La curaduría de Maria Angela Méndez “Ultimas adquisiciones” fue un anuncio. Poco a poco empieza a formarse una nueva corriente Revisionista del Arte Colombiano. La Historia del Arte Colombiano se está refabricando en términos de etnia, género, identidad, territorio, nacionalidad, Responsabilidad Social, Retórica Política y violencia.

En la medida en que ésta búsqueda forense – en la que el curador y el historiador son los sabuesos – se vaya apoderando de todos los resquicios del Arte en Colombia, todo Arte que no responda a una supuesta motivación y expresión estilística “política”, ira desapareciendo. Se trata de crear una nueva genealogía histórica. Está genealogía irá desde los Bachués hasta Miguel Ángel Rojas, Oscar Muñoz y Doris Salcedo y seguirá con los que quieran portar ese estandarte. De Obregón, Botero y Grau se dejarán solo las obras “políticas”. Si resulta demasiado vergonzoso abolir la pintura abstracta de Marco Ospina o Carlos Rojas se hará un tour de force teórico para avalarlas como políticas. Artistas como Ramírez Villamizar serán abolidos. Con él se iran Fanny Sanin, Darío Morales, Saturnino Ramírez y Roda. En America Latina se “politizará” al europeo y “desterritorializado” Matta, pues sería un despropósito abolir al más importante e influyente artista moderno de la región. No obstante  se abolirá a Szyszlo . Si Simon Schama (Power of Art, BBC, 1996) logró “politizar” la “Huída a Egipto” de Brueghel diciendo que el cuadro, según sus conclusiones, es en realidad una protesta de Brueghel (un artista político avant la lettre) por el fenómeno del desplazamiento en el Flandes del Siglo XVI, hoy en dia no es necesario quemar las obras vernáculas de la Historia del Arte Abstracto de cualquier país tercermundista pues se pueden validar con la plus belle des paroles.

En una entrevista  a propósito de su libro “Sobre una línea de polvo“, Santiago Rueda – como Méndez y las últimas curadurías de la Luis Angel Arango y el Museo Nacional –  pretende dar un peso teórico al amanecer del nuevo Revisionismo y la nueva purga. Rueda sienta su posición, más editorialista que rigurosa, sobre la Modernidad y su relación “genealógica” con el Narcotráfico y con los caprichos de Marta Traba. Rueda habla de cuando, gracias a la perniciosa influencia de Traba se enseñaba pintura. En otra parte habla de una generación de “estólidos y distraídos”. Rueda habla de lo sesgado de los juicios de Traba pero su propio sesgo quisiera quedar oculto en la falacia “ad novitam”:

“Aunque admite que Marta Traba cumplió una función muy importante en el arte en Colombia y apadrinó a un grupo de seis artistas —Obregón, Botero, Grau, Ramírez Villamizar, Negret, Manzur—, para Rueda sus juicios fueron demasiado sesgados y un grupo de artistas políticos quedaron por fuera. Su influencia fue tal, que para mediados de los noventa las universidades seguían enseñando pintura, los temas sociales eran vistos con escepticismo, y artistas como Miguel Ángel Rojas, Luis Alejandro Restrepo y Óscar Muñoz, que empezaban brillantes carreras conceptuales, vivían a la sombra de los modernos.”

Rueda de paso blinda institucionalmente la crítica de que puedan ser objeto los artistas “políticos” debido a sus veleidades colaboracionistas con el Statu Quo. En una Regla de Tres sofística, identifica la crítica a éstos artistas con la persecución y ejecución de los próceres colombianos por los españoles haciendo del artista político un nuevo Prócer:

“El arte político de los últimos años, de hecho, ha sido muy criticado. Algunos dicen que los artistas usan a las víctimas con fines estéticos, que “poetizan” su dolor. Aunque Rueda admite que el arte político enfrenta dos problemas —el auge del mercado y la ideologización—, cree que el arte colombiano siempre ha sido muy crítico: “Los artistas siempre han sido muy valientes y han querido hablar de esa realidad social. Está Chócolo, Antonio Caballero, están los grabadores, está Augusto Rendón. Incluso los ilustradores de la Expedición Botánica de José Celestino Mutis, que se unen a la causa independentista y los fusilan”. Su historia quizá sea la de un ciclo que se repite en el país.”
Arte, Drogas & Mafia. Entrevista en Arcadia http://esferapublica.org/infoesfera/?p=1862

La metodología de Méndez y Rueda no es una casualidad. Lo que se comienza a ver es una función constante en la Institución. Una tercera curaduría define un punto claro en el dibujo de la línea ideológica. Si el texto curatorial de Méndez pretendía sonar lo más académico posible, y el de Rueda toma tintes, más que de investigación seria y minuciosa, de opinión Editorial, en “De lo Geográfico a lo Político” http://esferapublica.org/nfblog/?p=9852

la confusión sobre la noción de Política nos hace reír por momentos. La palabra es pronunciada, prestigitada, unas 500 veces en los 24 minutos que dura el video. El mecanismo mágico de “politización” y enmendadura del cuadro abstracto de Marco Ospina es de antología. Norman Mejía se salva por un pelo de la arrogancia condescendiente de los juveniles inquisidores. Algo si sabemos. Los jóvenes léen onmivoramente a Rancière: todo lo que se mueva es pesado in situ en la balanza de Anubis de lo político. (1)

La Institución Tercermundista no busca rigor, ni seriedad, solo busca adeptos a una forma de lenguaje populista del que nuestros nóveles curadores e historiadores son muestra incontestable. El mercado sodomiza a la Historia con las manos de seda de la ignorancia grandilocuente. Suena risible, suena inofensivo, suena informal, pero es en las manos de éstos historiadores, curadores y críticos, animados desde las altas esferas del poder por alguna “Political Art Master Mind”, que está la Revisión de la Historia del Arte Colombiano.

La falacia “Anti-Pro” Statu Quo ya comienza a hacer sus estragos en la Historia del Arte en Colombia. No importan los niveles vergonzosos de colaboracionismo de los artistas “Anti Statu Quo”. ¿Qué importa la viga en ojo propio si se puede señalar la paja en la Modernidad?  Pero abolir la Modernidad  es abolir el espíritu de rebelión. Lo que nos espera es una purga silenciosa, tibia, lenta y metódica. Todo lo tibio, lento y metódico que puede ser el Statu Quo a la hora de abolir la Ilustración, el placer, el juego y la belleza del arte de la sociedad tercermundista. Para nosotros, el Premodernismo, la Religión, el Ritual Tribal, el Folklore, la estetización del dolor, la guerra y la “política” como entretenimiento periférico. Como señala Oguibe, el Primer mundo busca abolir su Premodernidad, mientras abole la Modernidad en la Periferia.

Ya en 2007 habíamos llamado la atención sobre lo que se veía venir:

“Si una sociedad tercermundista, en un concepto que no es mas que una constante y persistente amenaza moral, adopta parámetros modernos, ello no es mas que producto de la intervención foránea y la alineación, por lo cual debe ser extirpado. El candado de la prisión cultural se cierra pues desde la lejanía de la metrópoli a través del sistema curatorial, el sistema de los premios, los salones y las galerías, las que como era previsible, entendieron que el arte social es un gran negocio. Y desde luego el de los críticos y “wannabe critics” para quienes hacer arte óptico, constructivismo, arte cinético o cualquier cosa que no satisfaga la estética de “lo bello del atraso premoderno” en Colombia es…. “inhumano”.
Encadenados al Premodernismo. http://esferapublica.org/nfblog/?p=765

___________________________________________________________

(1) El corazón del muerto, que era el símbolo de la moralidad del difunto, se pesaba, en una balanza, contra una pluma que representaba el Maat, el concepto de verdad, armonía y orden universal. Si el resultado era favorable, el difunto era llevado ante Osiris en Ara; sin embargo, Ammit “el devorador de corazones”, que se representaba como un ser mezcla de cocodrilo, león e hipopótamo, destruía aquellos corazones cuya sentencia resultaba negativa, impidiendo su inmortalidad.

Bibl.

Olu Oguibe. THE CULTURE GAME. University of Minnesota Press. 2004

Carlos Salazar


6 comentarios on “Abolir la Modernidad del Tercer Mundo”

  1. Mauricio Gómez Jaramillo dice:

    Es increíble que dentro de un texto supuestamente riguroso se indique el nombre de Jose Alejandro Restrepo, como si se llamara “Luis Alejandro Restrepo”, y aunque no he leído el texto denominado “Sobre una línea de polvo”, la cita que entre comillas aparece en el texto reproducido por Esfera Pública, deja mucho que pensar. Seria prudente que sus creadores, si no lo hicieron, hagan manifiesta una fe de errata sobre este error.

  2. Julián Serna dice:

    Apreciado señor Salazar. Siempre es muy interesante leer u oir los pensamientos que el resto de la comunidad artística tiene sobre este tipo de trabajos. Hay varios argumentos que usted propone que me llaman poderosamente la atención y que, por obvias razones no comparto. Quiero invitarlo que además de oír el recorrido que realizamos para Esfera también vea la exposición y, de ser posible, lea el texto del catálogo. Una vez tenga estas otras herramientas me encantaría conocer más de la ideas que propone y de ser posible entrar en discusión con ellas.

  3. Santiago Rueda dice:

    Carlos,

    Sin duda, la confusión nos hace reir. Ojalá no solo visite las exposiciones, sino tambien lea los libros sobre los que escribe.

    Un saludo

  4. Julio Morales dice:

    que cosa tan complicada tratar de decir, que el señor Carlos Salazar crítica a control remoto, por que ya no vive en Colombia sino en un pueblo pequeño en Estados Unidos.
    así es como complejo criticar lo que sucede en Bogotá.

  5. Libardo Archila dice:

    Exacto, se evidencia en las palabras de Julio Morales el asunto en cuestión.
    La reducción: se reduce el status de Salazar a vivir en un pequeño pueblo y Colombia es reducida a Bogotá.

  6. Lindsay Haggard, una belleza étnica pelirroja típica del Bible Belt, una G.R.I.T.S prerrafaelita de John Wiliiam Waterhouse en uniforme de camarera que nunca ha leído un libro pero es fan de Jeff Foxworthy, el genial padre de la “Glorious absence of sophistication school”, (Lindsay insiste en que no es étnica, pero yo le digo que hoy en dia todos somos étnicos sin remedio), ha golpeado en la puerta de mi habitación preocupada:

    – “Creo que la Policía del Arte Político, como la llamas tu, ha averigüado tu paradero”.
    – “No puede ser”, le digo. “Quién? Cómo?”
    – “Alguien que se hace llamar “Julio Morales”, dice ella.
    – “Julio Morales? No me suena”
    – “No existe,” afirma Lindsay; es, aparentemente, el alias de una niña de algo llamado ABSAB, BABASB, llamada Carola Rocha, quien por alguna razón no ha puesto su verdadero nombre.
    – “Oh…” le digo…
    -” Ya había escrito antes” dice Lindsay, con sus grises ojos brillando de pecosa solidaridad investigativa… “Pero el moderador no quiso publicar…mira”

    Julio Morales
    krolarocha@hotmail.com
    186.28.139.34
    Submitted on 2010/05/30 at 12:58am

    ” no lo puede hacer!!!, por qué el señor crítico y artista esta fuera del país, viviendo en un pueblo perdido de Dios en Estados Unidos. Lo cómico aquí es que se atreva a criticar a control remoto(je,je,je…)sobre lo que sucede en Bogotá.
    krolarocha@hotmail.com
    Julio Morales

    – “Oh… Qué risa más malevola…Pero porqué dices que me ubicó”
    – “No te ubicó?”
    – “No, Linn Lyndsay, solo se metió a mi Facebook. Ves porque cada día cambio mi ubicación ahi? Creo que si vamos a ir a tu Feria Hilly Billy, es mejor que me dejes dormir media hora más”
    – “Pero está llamando a mi pueblo “perdido de Dios!”.
    – “Lindsay, primor, en tu pueblo hay 10 iglesias pentecostales, dos casas y éste Motel. Créeme. No hay razón para que te exaltes.Si hay un sitio elegido por Dios es éste.”

    Lindsay, no muy convencida, vuelve a su labor. No me ha gustado el tono en el que ha cerrado la puerta. Ya se le pasará.
    Como dice Jeff Foxworthy, no hay disgusto para el que una Feria de pueblo en el Sur de los Estados Unidos no sea el más glorioso de los bálsamos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.