Síguele la pista al Salón Nacional

http://www.youtube.com/v/YXex7uPvxDQ?fs=1&hl=es_ES


Museos, redes y futuros pasados

Después de un buen tiempo en que la palabra clave en las instituciones artísticas ha sido “educación” puede ser que pasemos a nuevas definiciones mediante la “comunicación”. Los cambios evidentes en el comportamiento en la red han obligado –o esto parece- a los museos a replantearse el qué, el cómo y el cuándo comunicar.

Tradicionalmente, la institución dedicada al arte era un muro basado en su verdad. La institución emitía discurso y el usuario lo recibía desde su pequeñez. La capacidad de acción por parte del usuario era, digamos, limitada: Canales menores para la opinión y pocos contactos directos con los productores. Las distancias entre los espacios dedicados a la producción cultural en los museos e instituciones artísticas y aquellos destinados a su presentación siguen siendo importantes. En las salas está todo acabado y bien empaquetado, y en las oficinas están ya en los siguientes proyectos. Las entradas a “oficinas” y a “las salas” son distintas y habitualmente la máquina productora se esconde tanto como se puede. Seguramente no hay mala intención, simplemente las cosas son como son. O como eran.

Llegó la explosión de la red en su definición para la participación (y su evidente base comercial en la implantación de algunas de las redes sociales más importantes) después de un momento de 2.0 en el que la ideas sobre posibles mejoras democráticas dieron paso a la individualidad y la facilidad por el estudio del comportamiento de los usuarios/clientes. De las herramientas abiertas y en proceso pasamos a las plataformas que siguen en proceso pero en las que los usuarios no tienen capacidad para definir. Las formas van cambiando a una velocidad superior, pero el fondo es el mismo: “Ellos” deciden. Es en este momento en el que las instituciones artísticas se lanzan a la caza de los usuarios en la red. Una vez asumido que Facebook es lo que es (o sea, un canal más) parece que no queda otra opción que entrar y difundir propaganda sobre las actividades que se realizan. Por un lado, la institución tiene la opción de recibir un feedback bastante rápido, puede saber qué tipo de usuario activo es el que tiene en la red y hasta podrá tener algunas cifras de posibles éxitos de participantes en actividades físicas.

En un primer momento se genera cierta dislocación. Se trata de sistemas basados en en el comportamiento individual, en lo “personal”, en lo cotidiano y en el mantenimiento en presente de contactos que no tienen lugar en otros tipos de comunicación. El papel de lo institucional no queda claro, pero la propia plataforma ya se encargará de definir perfiles que sean propicios para las instituciones. Al fin y al cabo, las instituciones pueden ser, también, clientes. Se suaviza lo íntimo para que la difusión de contenidos propios de los museos y centros de arte –entre otros- puedan funcionar sin problema. Pero, y siempre hay un pero, nos encontramos con otro ritmo. Los contenidos tienen que aparecer de un modo y a un tiempo distinto, el mantenimiento de los usuarios pide otro tipo de atención y hasta es necesario estar atento ya que es posible que sea necesario dar respuesta a alguna pregunta. O sea, que alguien dentro de la institución tendrá que trabajar más. Los consultores de medios pueden ayudar a definir estrategias y modos de funcionamiento, pero tocará a los productores trabajar en la velocidad que piden las nuevas estructuras de comunicación, ya que los tiempos entre producción y difusión van a recortarse. Será el momento de definir quién sube los contenidos, cómo se suben y qué se sube. Y todo apunta que en la mayoría de instituciones este trabajo estará en manos de aquellos que ya se encargaban de la comunicación, con lo que la distancia entre productores y receptores sige a salvo.

Quedan unas cuantas preguntas en el aire. El uso de las redes sociales (y de contenido) como plataformas propias por parte de las instituciones conlleva cierta disgregación de sus sitios web. Ólvidate de unidad en el diseño o de planteamientos que impliquen alguna reflexión sobre el copyright. También se puede perder la opción de generar otros lugares donde la base no sea la comercial. Los museos, por su capacidad de gestión y producción, pueden en algunos casos (que la crisis afecta también a todos) dar opciones y mostrar posibilidades más allá de lo establecido. Sus sitios web pueden llegar a ser bases en las que definir nuevas formas y modos de actuación. La interrelación entre contenidos puede marcarse desde otras cordenadas y, seguramente lo más importante, existe la posibilidad de definir nuevos canales o de analizar críticamente los ya usados.

La red se va complicando y, de golpe, nada es universal. El diseño de una página web necesita de varias formas para que se adapte a las distintas plataformas. No es lo mismo Firefox que Explorer, pero es que aún es más distinto un ordenador que un Iphone. Las instituciones tienen la capacidad para investigar en estas diferencias, la posibilidad de analizar la situación y dar contenidos específicos (algo de momento más complicado para plataformas independientes más pequeñas, ya que el trabajo vuelve a ser para especialistas y, por lo tanto, más caro). Una de las preguntas clave está en ver si tal diversidad de presentaciones se plantea desde la comunicación de la institución o si sirve de base para un replanteamiento estructural: ¿Dejarán las exposiciones las salas? ¿Serán los teléfonos herramientas educativas? ¿Será la geolocalización algo para definir contenidos? ¿O vamos a tener los mismos contenidos en formatos distintos? ¿Y llegaremos a tiempo?

Marti Manen

publicado por A Desk*


La muerte de un bacán


La muerte de un ‘bacán’ que murió sin saber por qué
“El miedo más grande que tenía Alfredo Correa de Andreis no era que lo mataran, como efectivamente hicieron el 17 de septiembre de 2004. El terror que lo acompañaba a diario, que le quitaba el sueño y lo mantenía en zozobra en el último mes de su vida, era que lo volvieran a llevar preso.” […] “La sensación en la ciudad en la mañana del 18 de septiembre, día del sepelio en Jardines de la Eternidad, era justamente esa: ¿Por qué matar a un ‘bacán’? ¿Por qué asesinar a un ser humano que no sumaba ni un solo enemigo conocido, que ni siquiera era militante de algo, ni tenía intereses más allá de ser buen profesor, excelente papá, y de que lo dejaran escribir sus libros y hacer sus investigaciones sociológicas?”
http://www.elheraldo.com.co/ELHERALDO/BancoConocimiento/O/olvidobacan/olvidobacan.asp


Proceso contra profesor Correa de Andreis era un montaje del DAS: CTI
“El investigador del CTI, por su parte, señaló que la investigación que concluyó en la captura del profesor se produjo mediante la recolección ilegal de elementos de prueba, pues, aparentemente, se trataba de un montaje dirigido por el detective Valla [sic], ya que el proceso se inició sin la existencia de una orden judicial y los testigos que lo identificaban como “Eulogio” no existían. A pesar de estas irregularidades y de la salida de prisión del profesor Correa por falta de pruebas, cinco meses después del asesinato del catedrático, el ex director del DAS, Jorge Noguera Cotes, lo nombró como jefe del organismo en Santa Marta, Magdalena, lo cual era cuestionable para la Fiscalía, en virtud de lo ocurrido en este caso.”
http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo201808-proceso-contra-profesor-correa-de-andreis-era-un-montaje-del-das-ct


Alba Glen, esposa del profesor Alfredo Correa D’Andreis
“Desde entonces lo único que hizo fue temblar. A pesar de que había sido ateo toda su vida, después de la detención orábamos cada día. Pensábamos que la dimensión divina podría corregir la injusticia humana. Durante semanas vivimos una persecución insoportable. Las amenazas contra su vida eran claras. El dilema diario era pensar si nos debíamos ir del país, pero no teníamos plata. No teníamos a dónde ir. Él tenía miedo pero trataba de ocultarlo porque veía cómo sufríamos todos. Pero también confiaba demasiado. Decía: ‘Si no la debo, cómo me voy a ir, no tengo nada oscuro detrás de mí’. Tocó todas las puertas, le envió dos cartas al Presidente para que lo escuchara y no lo atendieron. Lo que pretendía era que le resolvieran su situación jurídica. Durante el tiempo que estuvo libre, lo dejó todo, su proyecto de vida como investigador, su forma de pensar; por sus principios y sus ideas, él volaba por encima de lo normal, por eso pensamos que a él lo querían encarcelar o matar”.
http://www.verdadabierta.com/nunca-mas/asesinatos/periodistas/1841-alba-glen-esposa-del-profesor-alfredo-correa-dandreis


Nunca más –
Asesinatos selectivos

“Un testimonio que reposa en la Fiscalía señala a Édgar Ignacio Fierro alias ‘Don Antonio‘ como el directo responsable de la muerte del prestigiosos profesor barranquillero. En la declaración, el abogado explicó que “el malestar de los miembros de las autodefensas era que el señor Correa tiraba más para el lado de la guerrilla que para el de los paramilitares y también les causaba molestia que siempre le reclamaba a la Red de Solidaridad lo mejor para los desplazados”.
http://www.verdadabierta.com/nunca-mas/42-asesinatos-selectivos/254-iordeno-jorge-40-el-asesinato-de-correa-de-andreis-


Alfredo Correa de Andreis, 2004 – septiembre 17 – 2009, 5 años de ausencia ¿por culpa de quién?
“En esa diligencia el Detective VALLE ANAYA manifiesta: “[…]El señor Correa estuvo detenido ahí, durante un tiempo, pero le cuento que eso fue una odisea. Ah, lo fuimos a buscar a Barranquilla, la orden la emitió el Fiscal de Cartagena, y lo fuimos a capturar a Barranquilla, lo llevamos para Cartagena y, al señor Correa no lo metimos en un calabozo, lo dejaron normalmente en las oficinas y él hablaba mucho con los compañeros, hablaba con todos nosotros…, estaba sentado, jugaba billar, a veces comía con nosotros…, me parecía una persona muy intelectual, muy brillante, con mucho carisma. Y, él me decía: “Javier, ¿tu si crees que yo soy guerrillero?, por qué a mí… ¿tu si crees que yo soy guerrillero?”, Yo le decía: “profesor Correa eso no lo digo yo, los reinsertados son los que están diciendo eso y lo que determine la Fiscalía. Yo no tengo nada contra usted, le juro que si no fuera porque esos reinsertados se aparecieron aquí de pronto, usted no estuviera ni aquí, pero se aparecieron aquí…”
[…]
“Desde el momento en que recobró su libertad, y contradictoriamente, ésta se le convirtió en un problema, pues ahora, nadie le garantizaba su vida ni la de su familia, por otra parte, debió asumir el peso de la discriminación por una culpa no probada. En frecuentes ocasiones sus amigos y familiares le sugerían que abandonara el país. Pasaron los días y exactamente 3 meses después de su captura, hacia las 2.20 de la tarde del 17 de septiembre de 2004, cuando caminaba cerca a su apartamento en Barranquilla, hombres encapuchados que se movilizaban en moto le dispararon cegándole la vida y la de su escolta, Edelberto Ochoa Martínez. Esto ocurrió en el mismo momento en que el Detective Javier Alfredo Valle Anaya se encontraba en el aeropuerto de Barranquilla, saludando emotivamente a otros funcionarios del DAS, cuando viajaba vía aérea de de Cartagena a Valledupar, con escala en aquella ciudad. El efusivo saludo le fue interrumpido por una llamada telefónica que le hacía otro agente del DAS a su teléfono celular, quien le dijo después de saludarlo: “…coge aire…, coge aire…, coge aire hombre…” y yo le digo: “qué pasó”, y me dice, “…coge aire, coge aire…, acaban de quebrar a Alfredo Correa de Andreis en Barranquilla…”.
[…]
“Es probable que las preocupaciones sigan acompañando al Detective VALLE ANAYA en el lugar de su asilo político, Nueva York. Con este historial, se quiere hacer memoria de un hombre de academia vilmente asesinado; se busca que se superen plenamente los espacios a la impunidad con la sanción a todos los implicados en el crimen; acompañar a la familia brindándole solidaridad y, al Detective, ayudarle a que también él resuelva esta oscura encrucijada del alma, la que logrará seguramente confesando la verdad. La demora de la Fiscalía General de la Nación en pedir su repatriación, es incomprensible ante tanta evidencia. ¿Cómo logró salir del país el Detective, bajo el amparo de este instrumento de derecho internacional? ¿Quién le hizo los estudios de seguridad y quién asumió los costos de esta protección amparada por el Gobierno de los Estados Unidos?”
www.nocheyniebla.org/files/u1/40/02presentacion_40.pdf


Amenazan al abogado de la familia Correa de Andreis
“En la agenda de Edgar Ignacio Fierro Flórez, alias “don Antonio”, incautada el día que lo capturaron en poder del famoso computador de Jorge 40, había una anotación que decía: “José H Torres, abogado”, y una línea debajo la dirección de su residencia. Meses después en una audiencia pública ante la fiscal Deyci Jaramillo, el abogado, parte civil en representación de la familia del asesinado profesor Alfredo Correa De Andreis, le preguntó al exjefe paramilitar sobre esa anotación y este contestó: “teníamos orden de matarlo, no se pudo ejecutar porque viajaba mucho””
http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?idArt=111419


“Aún faltan más responsables”: Familia de Andreis
“No es el hecho de que Jorge Noguera le pasó los listados a los paramilitares, es quién le ordenó a Noguera que hiciera eso, hay que seguir escarbando hasta encontrar a los verdaderos autores intelectuales”, puntualizó.”
http://www.wradio.com.co/nota.aspx?id=809649


La muerte del hombre caimán
“A principios de septiembre del 2004, en la parte exterior del coliseo de la Universidad del Norte, el artista Álex García se encontraba dándole los últimos toques a una escultura suya cuando apareció el profesor Alfredo Correa D’Andreis. Solo para mostrársela a su amigo, García armó a medias la escultura. Correa la elogió y al final ambos se despidieron con aire casual. Tres días después, García se enteraba de la noticia que conmocionaba a la ciudad: en una concurrida calle de Barranquilla, Correa había sido asesinado de dos balazos” […] “Sentipensante era una de las palabras favoritas de Alfredo para referirse a la aspiración de llegar a ser hombres cabales que pudieran combinar en la vida, con la misma validez y trascendencia, las dimensiones de la razón y la emoción; y conjurar así esa escisión esquizoide que acusa a nuestra cultura desde siempre. Esa era sin más la meta de su programa. Y Álex García poseído de esa portentosa fuerza expresiva que siempre lo ha caracterizado, supo lograr en sólo unos rápidos y precisos trazos la imagen terrible de un hombre-caimán debatiéndose en la agonía de la muerte, tendido en la inmensa soledad del blanco, levantando la cabeza herida hacia un cielo turbulento, y derramando, a la orilla de un mar y un río apenas sugerido, una lágrima azul y un solo hilo de sangre de la mano inocente.”
http://www.eltiempo.com/culturayocio/lecturas/originalesoctubre/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-4565934.html


El caimán que no se fue
“En efecto Correa De Andreis murió suplicando por su vida, con un tiro en la cabeza y otro en la mano. Y murió de cara al sol, tal como lo retrata la estremecedora obra de arte, la cual es imposible ver sin conmoverse, aun sin necesidad de saber la historia que la antecede.”
http://www.laesquinadelcine.com/periodicos/el-caiman-que-no-fue.html


¿el Salón Nacional Se Replantea?

En esta conversación con Javier Gil -quien hizo parte durante más de seis años de la oficina de Artes Visuales del Ministerio de Cultura- se revisan algunos temas del Salón y se mira hacia el futuro inmediato.

¿Qué se replantea en este Salón en relación con el anterior? Con el cambio de ministro de cultura ¿qué aspectos cree usted que se mantendrán del Salón Nacional y cuales pueden cambiar? ¿Los curadores internacionales invitados al Salón realizan una lectura de los procesos locales antes de elaborar su propuesta curatorial?

Entrevista con Javier Gil*

[audio:http://esferapublica.org/javiergilsalon.mp3%5D

Se recomienda escuchar con audífonos

*Entrevista realizada el pasado mes de junio, antes de que Javier Gil se retirara del Ministerio de Cultura.


Crudo (2010)

http://blip.tv/play/AYH88CoA

El Martes 14 de septiembre los activistas de Liberate Tate llevaron a cabo una intervención en la Tate Modern, cubriendo el piso de la emblemática Turbine Hall con decenas de litros de pintura al óleo en protesta por el patrocinio de la Tate a la BP.

La acción tuvo lugar un día antes de un encuentro de la Junta Directiva de la Tate. Liberate Tate hace parte de un creciente movimiento público que solicita a la Tate poner fin a su relación con la petrolera. La Junta Directiva de la Tate ha decidido revisar el acuerdo de patrocinio con la BP.

A las 5 pm, alrededor de 50 figuras vestidas de negro entraron en la galería de cada uno con un tubo de oleo con el logo de la BP. En un círculo se colocan los tubos de pintura en el suelo y cada uno de los miembros del grupo va vaciando su contenido, expulsando decenas de litros de pintura sobre el piso. El resultado de esta acción, titulada«Crudo», se ofreció a la Tate para formar parte de su colección.

***

Blake Williams, a participant in the performance, said: “Ten years ago tobacco companies were seen as respectable partners for public institutions. The Gulf of Mexico oil spill has brought home to an even wider public that the impact of big oil companies like BP on the environment and the global climate makes them equally unethical for an art museum, especially one that purports to demonstrate leadership in response to climate change.”

Tate’s latest annual report (2009/10), released this month, claims “sustainability is a prime consideration throughout Tate’s work”. Tate reduced its energy use and overall carbon emissions last year and makes much of its partnership with the Carbon Trust and that it was a founding signatory to the national 10:10 campaign, launched at Tate Modern, aiming to reduce carbon emissions by 10% in 2010.

Liberate Tate said: “Tate has so far chosen to take a very narrow view of its footprint in relation to climate change and to not yet take into account its formal relationship with Big Oil. At a time when arts institutions wish to demonstrate how central the arts are in bringing social benefits to all and thus deserving of strong public funding, the museum must accept responsibility for its full impact in society.”

“Tate has a sponsor in BP that is engaged in socially and ecologically destructive activities. This is incompatible with Tate’s ethical guidelines, its stated vision in regard to sustainability and climate change, and for maintaining Tate’s reputation. In addition, its mission is undermined if visitors to Tate galleries cannot enjoy great art without the museum making them complicit in creating climate chaos. We call on the governing body to recognise this and end Tate’s relationship with BP.”

Earlier this year Liberate Tate issued an open invitation for artists, art lovers and other concerned members of the public to act to ensure that Tate ends its oil sponsorship by the end of 2011 ahead of Tate Modern’s expansion into its cleaned out underground oil tanks.

“You don’t abandon your friends because they have a temporary difficulty.”
– Nicholas Serota, Tate Director

An oil spill is one thing. Destruction of entire ecosystems, massive human rights abuses and millions of deaths from climate change is another thing altogether. BP’s ‘difficulty’ is not temporary; it is fundamental. BP is a climate criminal – pushing our civilisation to the brink of destruction in pursuit of profit. Climate Change kills hundreds of thousands of people a year and will kill many more unless we act immediately and radically to stop it.

BP and the Tate should not be friends. It is long past time for the Tate to abandon BP and renounce its complicity in their crimes.

Liberate Tate
http://www.artnotoil.org.uk/


Asterisco 9

http://static.issuu.com/webembed/viewers/style1/v1/IssuuViewer.swf?mode=embed&layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Flight%2Flayout.xml&showFlipBtn=true&documentId=100710233104-53755bac60e74d759546db81825cc5b3&docName=asterisco9_rehacer&username=revista-asterisco&loadingInfoText=Asterisco%209%20-%20Rehacer%20el%20hecho&et=1284322332433&er=53
:
Abrir la publicación / Rehacer el hecho
:
Rehacer el hecho presenta propuestas que reconfiguran procesos anteriores, cuestionando el contexto en que inicialmente fueron creados. La estrategia de imitar, simular, hacer copia o apropiarse de una producción tiene implicaciones diferentes a la del regodeo puramente personal: por un lado cuestiona las jerarquías de las distintas plataformas de exhibición artística –la bienal, el salón, la feria, la galería privada– así como el contexto en donde se generan; la posiblidad de acceso a las –obras de arte–; la discusión (aparentemente resuelta) entre los medios de representación y producción en elarte contemporáneo; y las fricciones que generan las distintas posibilidades de fabricar lo que entendemos por regional o local.
:
http://static.issuu.com/webembed/viewers/style1/v1/IssuuViewer.swf?mode=embed&layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Flight%2Flayout.xml&showFlipBtn=true&documentId=100710213920-9cc31d219f774040904aeec4d76cb067&docName=asterisco9_ficciones&username=revista-asterisco&loadingInfoText=Asterisco%209%20-%20Ficciones%20de%20archivo&et=1284322024220&er=10
:
Abrir la publicación / Ficciones de archivo
:
Ficiones de archivo rastrea algunos alcances que la memoria y el recuerdo pueden tener sobre el archivo, y se pregunta por la particular relación que suele construirse desde la condición subjetiva con los acervos públicos. Algunas propuestas parten de colecciones motivadas por el deseo de mostrar lo que ha sido invisibilizado en diferentes esferas, otras juegan con la construcción histórica como ficción. Varias propuestas elaboran colecciones como resultado de la obsesión por sacar del olvido pedazos de historia; o retoman las ruinas de archivos como fragmentos de realidades que han sido censuradas, olvidadas, quemadas o tergiversadas –colecciones que hablan de poseer algo único; la insistencia por alimentar el deseo de recordar–.
:
http://static.issuu.com/webembed/viewers/style1/v1/IssuuViewer.swf?mode=embed&layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Flight%2Flayout.xml&showFlipBtn=true&documentId=100710213653-3c88b9458a7a4649a681ee48fe26f880&docName=asterisco9_desclasificado&username=revista-asterisco&loadingInfoText=Asterisco%209%20-%20Archivo%20desclasificado&et=1284322233171&er=24
:
Abrir la publicación / Archivo desclasificado
:
En Archivo desclasificado las propuestas indagan en aspectos concernientes al ámbito institucional del arte. Varias propuestas revisan la Historia del Arte como construcción sobre el pasado en el cual participan relaciones de poder, y las fracturas que en los supuestos ‘acuerdos comunes’ esta historia representa. Los archivos son decodificados sin el ánimo de estructurar una nueva historia: revelan la dispersión del pasado y la arbitrariedad del estatuto de verdad de las fuentes. Así el chisme, la anécdota, la superstición y la publicidad son rescatados como textualidades significativas de la Historia.
:
Revista Asterisco > www.revistasterisco.org

Poética Y Política: Entrevista A Marcelo Expósito

http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=6298485&server=vimeo.com&show_title=0&show_byline=0&show_portrait=0&color=00ADEF&fullscreen=1&autoplay=0&loop=0

“No deja de sorprenderme que, como me aseguran, este libro se siga leyendo en la actualidad”. Lucy Lippard, prólogo a la edición española (2003) de Seis años: La desmaterialización del objeto artístico de 1966 a 1972 (1973).

Dos preguntas hechas a Marcelo Expósito [1] : ¿Cómo defines tu actuación?; y otra (im)pertinente por su carácter genérico e (in)específico: ¿cuál es tu opinión sobre una posible relación entre poética y política? Sus respuestas, desde su propio contexto y experiencia autobiográfica, detonan una cadena de interrogantes en dos direcciones: la primera, como crítica a la frecuente definición del quehacer artístico como la producción de una única y determinada clase de objetos posibles, que “representan” una intencionalidad; y la segunda, en lo que respecta a la condición política de las producciones artísticas que se definen a sí mismas como tales.

Expósito entra a definir, por un lado, una apertura del concepto de lo político—proveniente del mayo francés de 1968, el cual se hereda en la nueva actividad política— como una actividad que produce “sobre todo” transformaciones radicales en el dominio de la subjetividad y en los procesos de subjetivación colectiva, y que por lo tanto piensa los sistemas de poder no solamente como entes ajenos al sujeto, sino más bien como “dispositivos” que conforman dinámicas de subjetivación, en las que se interviene para generar transformaciones en los niveles micro y macropolítico. Por otro lado, define la obra como un dispositivo que incorpora la interrelación y relación entre distintos procesos de subjetivación, de tal manera que la obra (sea ésta un objeto o no) “constituye un artefacto que piensa ya bajo qué condiciones de posibilidad podría desencadenar efectos”.

Afirma también que la condición política de una producción artística que a él le interesa no consiste exactamente en llenar de “contenido” político aquello que se hace, sino más bien en pensar cómo dicha producción genera condiciones de autonomía, de oposición y de antagonismo. Expone que lo político del arte se suele entender como una condición autorreferencial y limitada a las propias características de artistisidad de la obra, o bien como un juego de sumas: arte + política, o bien como una actividad de “interpretación” de lo político al interior de los sistemas de valoración y validación de la institución artística; y en contraste, postula la necesidad de pensar tales tipos de prácticas en articulación con los movimientos sociales.

Desde la especificidad de nuestro contexto, en lo que se refiere a un tipo de práctica artística  que, en su relación con lo político, lo piensa como un “tema a tratar”, mediante la representación de “la política” en diferentes tipos de obras —en el sentido convencional del término: desde pinturas, grabados, esculturas y dibujos, hasta otras formas híbridas de objetos que redefinen y reinventan las anteriores—, obras pensadas además para circular en contextos artísticos que no son diferentes de aquellos otros relacionados con la explotación del mundo, robusteciéndolos; cabe entonces hacerse la siguiente bpregunta: ¿qué tipo de transformaciones sociales, a nivel micro y macropolítico, espera un artista que sucedan a partir de su “obra” asumidamente política, teniendo en cuenta la especificidad política del lugar donde ésta se inserta, y desde dónde se actúa?

Jimena Andrade

i n t e r f e r e n c i a
http://www.interferencia-co.net/ExpositoEntrevista.html

Ver:

Marcelo Expósito: Entrar y salir de la institución: autovalorización y montaje en el arte contemporáneo | transform.eipcp.net http://marceloexposito.net/

[1] Entrevista realizada en Bogotá, en Octubre de 2008, y publicada en Bogotá en Septiembre de 2009.