Escribir lo que se oye y no hablar como se escribe

(De hecho, si no se tiene escritura, no se puede hablar como se escribe)

Auditorio: (micrófono)

Jesús Martín Barbero : internet…

Auditorio (otro): (no se oye)

JMB: …no es sólo escritura, internet es oralidad, es la recuperación de eso que se ha confundido siempre con analfabetismo: ¡Mentira, no es ignorancia!, la cultura oral es otra cultura y no incultura, y la inmensa mayoría de los (americanos) habitan la cultura oral, o porque no les enseñaron a escribir, o porque no tienen plata para poder comprar libros, entonces estamos despreciando con la oralidad a los habitantes de la mayoría de la cultura de América Latina. Pues bien, internet incorpora la oralidad, ahí está la maravilla del chat, en la que la oralidad se escribe pero no con la gramática de los gramáticos, piadoso recuerdo para los gramáticos del diecinueve colombiano, pero piadoso recuerdo…

Auditorio: algunas risas de consenso y complicidad

JMB: porque yo les podría contar cómo los gramáticos todavía, esos sigue, que seguían pen, queriendo que los bogotanos, que los colombianos escribieran como en Madrid, que hablaran como en Madrid, esos todavía siguen vivos… Auditorio: risas, aprobación

JMB: internet es la recuperación de lo oral, es la recuperación de lo visual, y si hay un continente visual, gestual, es América Latina (…) que hable con el sujeto, no solo con la voz, no solo con la escritura, sino, ahí esta la metáfora de la nueva, del nuevo sistema educativo, hay que meter todas las culturas en la escuela de (…), la escuela de (…) es la oralidad porque enseña a hablar como se escribe, por lo cual se pierde la limpieza del vocabulario (—) Ciudad Bolívar, en Bogotá, se ha encontrado (—) para niños de la Costa Caribe, primero están incomodísimos porque los de la Costa Caribe se están moviendo todo el tiempo, no se pueden estar quietos, los bogotanos parece que sí, los costeños no Auditorio: risas JMB: segundo tiene un vocabulario que (—) y tercero (—), pues bien, la solución que encontraron, estos pobres maestros que trabajan con las uñas en Ciudad Bolívar, pues ponerles a hablar (—) se encuentra que los niños costeños ya no se mueven, han perdido la mitad de su vocabulario, y ya no cuentan cuentos, o sea, les hemos masacrado su identidad cultural de base, a través de la (supresión) pero el sistema (—) castra (—-) al impedir que todo el saber (—) entonces la única solución es recuperar la oralidad, la corporeidad, la cultura sonora, me lo enseñó un alumno de Santiago del Estero en la Argentina, que no solo existe una cultura oral, existe una cultura sonora, la cultura sonora de la gente joven es muy distinta a la cultura sonora de los viejos, entonces, yo creo (…) la metáfora de internet, que junta, y revuelve, oralidad, visualidad, sonoridad, (—) oloridad, ya estoy buscando el meter olores, podrán pasar por internet

 Auditorio: rie, extasiado

JMB: entonces yo creo que ahí hay (—) para transformar profundamente, sobre todo para que comencemos por formar la sensibilidad, repito, una (—), o también un derecho ciudadano porque ambos tienen derecho a que algunos de sus sentidos pueda ser la base de su creatividad personal y social (hum, hem) Moderador: gracias Jesús, son muchas las preguntas que quedan ahí flotando, no sabe por dónde comenzar a (fín grabación).

Transcripción: Pablo Batelli (de un audio publicado por esferapública)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.