Los leones del Arte Contemporáneo en 1937

:

El cuestionario de Hal Foster – “Questionnaire on ‘The Contemporary,’” October 130 (Fall 2009): 3.- más que un cuestionario, parece una búsqueda desesperada por encontrar los “orígenes” del Arte Contemporáneo y por cómo hacer para que éste “rompa” heroicamente con el Arte Moderno. Foster espera, como disculpándose por anticipado, que la búsqueda – retórica e inútil desde luego – no tenga resultados demasiado provincianos. Y claro los resultados son – como el Arte Contemporáneo en si – una suma de ideas provincianas victorianas recalentadas que, como fuegos artificiales de mala calidad, solo estallan en una humareda populista,  melancólica y sentimental.

Ante tales síntomas de confusión y tendenciosidad, extensible a todos y cada uno de los intentos posteriores por ubicar su dudoso nacimiento y existencia conceptual, no queda más que la ingente sospecha de que el témino Arte Contemporáneo es solo lo que es y nada más. Un término ideológico de pocos quilates, y no – como era la intención de Foster y su mesa redonda de caballeros, un periodo histórico. No es casualidadal que se quiera encontrar su eslabón perdido en 1945, pues eso lo hace un producto directo del comienzo de la hegemonía anglo-americana y una expresión de la voluntad de hegemonización de la cultura mediante esa ideología creada desde los laboratorios de la universidad protestante anglosajona.
:

:
Arte Contemporáneo no es un periodo histórico, es un programa de sumisión ideológica y propaganda. De ahí la razón de que en un oximorón delirante, no todo lo que se hace hoy sea considerado Contemporáneo, como lo técnicamente lo es. Arte Contemporáneo es una noción de control social. Estilísticamente  y como movimiento, no existe.

:
Ahora bien. Como vemos en el poema de Stevie Smith (1902-1971) “Sunt Leones” (1937) el término “Arte Contemporáneo” es un término popular, con una fuerte connotación de snobismo, ya en los años 30. Es muy probable, por el uso familiar que Smith hace de él, que el uso del término sea muy anterior y desde luego un término plena y típicamente moderno. En su estilo sin parangón, Smith describe el espectáculo sangriento del Circo Romano. Pero no cualquiera. Sus protagonistas, los  leones, han hecho un estudio previo del Arte Contemporáneo antes de proceder a teñir la arena de la Arena (the sands of the arena) con la sangre de los Cristianos, de tal modo que dicha sangre sea esparcida no simplemente por unos leónes hambrientos, sino por leones que son básicamente Artistas Contemporáneos. Lo que es testimonio del genio de Stevie Smith, es que intuyó, hace más de 70 años que el Arte Contemporáneo seguiría teniendo una íntima relación con el uso dramático del precioso líquido en la puesta en escena del sublime espectáculo.

:

                                          SUNT LEONES
                                    BY STEVIE SMITH

The lions who ate the Christians on the sands of the arena
By indulging native appetites played what has now been seen a
Not entirely negligible part
In consolidating at the very start
The position of the Early Christian Church.
Initiatory rites are always bloody
And the lions, it appears
From contemporary art, made a study
Of dyeing Coliseum sands a ruddy
Liturgically sacrificial hue
And if the Christians felt a little blue—
Well people being eaten often do.

Theirs was the death, and theirs the crown undying,
A state of things which must be satisfying.
My point which up to this has been obscured
is that it was the lions who procured
By chewing up blood gristle flesh and bone
The martyrdoms on which the Church has grown.
I only write this poem because I thought it rather looked
As if the part the lions played was being overlooked.
By lions’ jaws great benefits and blessings were begotten
And so our debt to Lionhood must never be forgotten.
1937
—————————————————————————

Hal Foster. Contemporary Extracts


3 comentarios on “Los leones del Arte Contemporáneo en 1937”

  1. guillermo villamizar dice:

    Esta posición se volvió rutina depreciada. Está inaugurando un nuevo tipo de fobia: horror al presente.

     

  2. carlos salazar dice:

    Habiendo expoliado para si el concepto relativo y pasajero de “presente” con el fin de constituírse en una idea totalitaria, el Arte Contemporáneo abusa fausticamente de la presunción de que su pacto con la Ideología corporativa lo va a hacer eterno. Como Fausto, se pretende presente y futuro habiendo secuestrado la idea epistemológica de tiempo: de pasado, de presente y de futuro. Que es básicamente lo que secuestra el totalitarismo: la epistemología del tiempo. Es anti-dialéctico. No quiere ver ni prever que lleva en si mismo el gérmen de su propia decadencia y que todo movimiento presupone una reacción que – en el futuro – lo va a dejar atrás. A pesar de su retórica de “movilidad”, el Arte Contemporáneo va a ser, tarde o temprano, una rutina descifrada, depreciada y despreciada por su inmovilidad y como Fausto, víctima de su propia necromancia.

  3. mauricio cruz dice:

    y este, que seguramente ya conocen, resulta muy didáctico para entender las maneras de conjugar el tiempo ‘presente’
    El arte de especular_La gran burbuja del arte contemporáneo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.