Hacer el sacrificio

Hace un par de semanas, José Alejandro Restrepo llevó a cabo una performance en el Museo Nacional a la que denominó ‘Hacer el sacrificio’. Las cuatro noches de la obra, convocó a numerosas personas, inquietas siempre por sus reflexiones sobre la muerte. Provocar la muerte. Nunca es literal, si bien echa mano de un amplio repertorio de referencias, tanto bíblicas, como sociales y artísticas.

Así, su perturbador recorrido -por sutil y sarcástico- de una historia universal de la violencia pasó por la mutilación, el sacrificio del cordero, ese lamento que es la culpa y que sale con una voz descreída de ventrílocuo (ya nos había presentado en un trabajo anterior los inverosímiles pedidos de perdón de los paramilitares) y terminó en la decapitación. La desazón fue irreversible.

Su ingenio, que quizá no se decanta sino días después, es poder sumar, en un mismo tiempo y lugar, imágenes de toda índole que reposan en el inconsciente: esa del cuerpo cercenado (en una de las escenas más conmovedoras de la obra, la cadencia de un bailarín de rap va cambiando al transcurrir de los pasos. Sus contorsiones hacen que la imagen de un cuerpo desaparezca para terminar exponiendo un pedazo de carne, informe); la del cordero (el sacrificio para la expiación de los pecados aquí es cuestionado b ajo la forma de una gran piñata que aplasta a su oferente) y el trofeo que significa la decapitación (Salomé quiere la cabeza de San Juan Bautista en bandeja de plata, a la escultura del ex presidente José Ignacio de Márquez le cercenan la cabeza durante la toma del Palacio de Justicia y la macabra noción de poder que representa haberse inventa do la guillotina).

El victimario será el protagonista. Un hombre que se encomienda a la fe para matar mejor. El ‘caballero de la fe’ es aquel que es capaz de alimentar a las palomas mientras una tragedia ocurre frente a sus ojos. “El sacrificio no sirve para expiar la culpa, como leemos en los manuales, el sacrificio es la culpa, la única culpa”. Roberto Calasso.

:

Dominique Rodríguez

:

:

publicado por El Tiempo

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.