El poder del espacio público (El caso del Salón Regional en Villa de Leyva)

Comunicado oficial dirección y curaduría: El Validadero Artístico. Observatorio Artístico Regional / 16SRA zona centro

El Validadero Artístico y su proyecto de investigación curatorial, La expedición Artística Regional, plantearon un proyecto curatorial que fue ganador dentro de la convocatoria de los programas de los 16SRA zona centro. Una intervención in-situ en el espacio público y en espacios patrimoniales como plazas, museos, iglesias o claustros religiosos; fuera de complementar la exhibición con lugares naturales o espacios de tránsito o reunión de una región como Villa de Leyva y el Alto Ricaurte.

La pregunta de la investigación hacía eco en los centros periferia y en los palimpsestos del territorio cundiboyacense, en esos espacios considerados centro, ahora borrados por la historia de los ganadores de las guerras. La curaduría propuesta es una pregunta abierta sobre el territorio y los habitantes ignorados de una región, una pregunta sobre lo que se considera público y una propuesta curatorial que tiene como mensaje caminar fuera del cubo blanco o el salón de clases…

Incluir a una región y sus habitantes por medio de sus espacios públicos o de tránsito era una de la intenciones que se propuso como investigación y curaduría para estos 16 salones regionales de artistas zona centro, El Observatorio Artístico Regional invitó a un grupo de artistas de la región central a intervenir o generar acciones en estos espacios, con obras que dialogaran pacíficamente desde el monumento y lo patrimonial; dispositivos artísticos que pudieran involucrar a esa población invisibilizada desde la colonia, la independencia, la época republicana y ahora el turismo naranja.

Propuesta de Carlos Castro que situar en la Plaza Antonio Ricaurte de Villa de Leyva.

Los artistas invitados para estas intervenciones en espacio público fueron:

Oscar Moreno, Edgar Guzmanruiz, José Alejandro Restrepo, Colectivo Interferencia, Carlos Castro, Rodez, Luis Roldán y José Ismael Manco.

Estos artistas tenían la responsabilidad de plantear intervenciones artísticas viables y que tuvieran en cuenta el cuidado y respeto de estos espacios patrimoniales, fuera de generar propuestas que involucraran a la población y la región; lugares que a todas luces para el equipo curatorial y los artistas invitados no podían ser dañados o rotos por ser considerados espacios públicos que hablan de una memoria y de un gran significado para sus pobladores o habitantes.

A partir de este postulado, la curaduría del Observatorio Artístico Regional / 16SRA Zona Centro y su equipo de producción empieza su gestión en septiembre de 2017 de todos los espacios públicos, privados y naturales involucrados para el salón propuesto, sabiendo la dificultad que era plantear un trabajo en una población y territorio que nunca había tenido la realización de un salón regional de artistas en su historia.

De los 18 espacios públicos y privados planteados en Villa de Leyva, Sáchica, Gachantivá y Santa Sofía se lograron conseguir algunas autorizaciones de espacios solicitados en diferentes reuniones donde se socializó el proyecto para realizar la exhibición y abrir las convocatorias propuestas para la participación de artistas de la región o la población de Villa de Leyva.

Toda esta gestión se venía hablando y gestionando desde el año pasado con el Secretario de Cultura de Villa de Leyva Enrique Maldonado, quien asistió a un Comité Regional realizado en Bogotá en Octubre  de 2017, después por cuestiones que desconocemos, esta persona fue reemplazada por Margarita Pardo. Estos dos Secretarios de Cultura nunca le comunicaron al Alcalde la realización del Salón, pero sí nos habían dado respuesta de que él había autorizado todos los espacios, menos la Plaza del Cármen.

En una reunión con el alcalde Victor Hugo Forero dos meses antes del evento, (el día 6 de junio de 2018), donde nos encontrábamos El Validadero Artístico, el Ministerio de Cultura, Arteria, el Museo Antonio Nariño y la Secretaría de Cultura de Villa de Leyva, el alcalde autorizó delante de todos, la realización del evento y de las intervenciones propuestas en el espacio público exceptuando la intervención del artista boyacense José Ismael Manco, (un dibujo de un cultivo de maíz y trigo propuesto para la fachada de la plaza de Villa de Leyva) dejándonos claro que él como alcalde no estaba enterado de la realización del Salón hasta ese momento.

Fuera de las inconsistencias y las contradicciones de los funcionarios públicos de la Alcaldía frente a la información suministrada por la Secretaria de Cultura de Villa de Leyva, asumimos la respuesta del alcalde como un permiso directo, donde nos planteó por dos horas sus inquietudes y preguntas frente a la realización del Salón y cada obra, manifestándonos su apoyo incondicional al arte y la cultura. Fuera de la reunión fuimos y entregamos en las oficinas de la Secretaria de Cultura, la presentación de la curaduría a realizar y que había sido mostrada al alcalde unas horas antes, para que ellos pudieran estudiarlo con calma en el consejo de cultura y lo pudieran socializar con la población y los entes de control. La solicitud de permisos, apoyos, seguridad y demás temas concernientes frente a la logística del salón que pedía 7 de los 5 espacios autorizados por la alcaldía, requería de un apoyo directo de todos los estamentos que la componen para la realización del Salón.

Espacios solicitados: Parque Antonio Ricaurte / (autorizado) Edgar Guzmanruiz – José Alejandro Restrepo. – Plaza de Antonio Nariño / (autorizado) Oscar Moreno – Teatro Municipal / (autorizado) Charlas y Conferencias – Casa Juan de Castellanos Alcaldía / (autorizado) Colectivo Zunga – Claustro San Francisco / (autorizado) Carlos Castro, José Alejandro Restrepo, María Elvira Escallón, Andrés García La Rota – Plaza de Villa de Leyva / (Negado) José Ismael Manco. – Real Fabrica de Licores / (Limbos Jurídicos) Carlos Bonil.

Esta misma gestión y solicitud se realizó en un lugar como Sáchica y Gachantivá, lugares donde también se tenía planteado trabajar en el espacio público y donde se hizo la exposición y socialización de las intervenciones a realizar en esos territorios y donde nos abrieron las puertas, colaborándonos desde un principio, trabajando con la comunidad y sin ningún problema o inconveniente.

Evento comercial en la Plaza de Villa de Leyva

Gracias al interés y apoyo de la Secretaria de Cultura de Sáchica a cargo Patricia Torres, las intervenciones y obras expuestas de José Ismael Manco, Rodez y María Elvira Escallón se encuentran en este momento exhibidas con gran éxito en esa hermosa población. Una de las intervenciones se realizó en el Estadio de Sáchica, la otra en la fachada de la Casa de la Cultura de la misma población y la última dentro de ella, gracias a que su alcalde Edgar Orlando Cuadrado y su Secretaria de Cultura entendieron y apoyaron desinteresadamente estas propuestas.

Es importante aclarar que para los permisos de todas estas intervenciones se solicitaron con anterioridad las autorizaciones  escritas para la realización de cada obra. La Secretaria de Cultura de Villa de Leyva nunca nos contestó nuestra solicitud de espacios pedida desde el año 2017 en un escrito formal, aun así nos seguía colaborando a medias y con una comunicación interrumpida mandándonos de un lugar a otro para solicitar permisos y demás procesos burocráticos que nunca concluyeron, porque nunca tuvieron el interés de colaborar, más allá de que se sintieran obligados institucionalmente.

Lo cierto acá es que podemos ver el actuar de dos Secretarías de Cultura y los intereses  y posiciones de cada una de ellas para apoyar un programa del Ministerio de Cultura en un centro como Villa de Leyva y en una periferia como Sáchica. El programa de los Salones Regionales de Artistas tiene la intención de involucrar a las regiones, a sus artistas, habitantes y entidades públicas frente a componentes culturales y artísticos para el territorio donde se desarrolla la actividad expositiva de manera abierta y gratuita. Estos planteamientos hacen parte de una convocatoria pública ganada por El Validadero Artístico y de los cuales sus realizadores y artistas están amparados con los derechos de libre expresión.

Detalle de reparación en la Plaza Antonio Nariño.

Es importante tener en cuenta que estamos trabajando desde la institucionalidad y los funcionarios públicos están para servir y apoyar los programas culturales a nivel región, propuestos por un estamento como el Ministerio de Cultura; algo que siempre se olvida en este país pero que vale la pena tener siempre presente cuando se habla de arte y cultura. Sus pobladores tienen como derecho en estos casos, recibir estos programas culturales con la intención de participar y reconocer la identidad propuesta desde la región. Sus dirigentes o sea funcionarios públicos, Secretarios de Cultura y Alcalde, tienen como tarea apoyar y facilitar que el desarrollo logístico y de infraestructura que se lleva acabo para la viabilidad de los proyectos artísticos y culturales propuestos por el salón, y su vez que se realicen de la mejor manera.

Queremos pedir una excusa pública y directa por parte de los organizadores del Observatorio Artístico Regional / 16SRA Zona centro, a los artistas afectados: Edgar Guzmanruiz, José Alejandro Restrepo, Carlos Castro, Jimena Andrade, Andrés García La Rota y María Elvira Escallón, por lo sucedido después del mal uso que se le dio a uno de los espacios públicos por parte de uno de los artistas invitados y el desconocimiento de estos actos por parte de la producción y dirección, que sin una autorización escrita y por cuenta propia el artista decidió cortar las piedras que rodeaban la plaza del monumento de Antonio Nariño, haciendo unos huecos para montar su instalación, sin un aval de la curaduría y mucho menos de la propia Alcaldía.

La curaduría encuentra injustificadas las razones por las cuales algunos artistas del espacio público se vieron afectados de diferentes maneras, sin ser ellos culpables, y cómo sus proyectos desarrollados durante los meses previos y bajo unas investigaciones personales o bolsas de trabajo (planteadas por la investigación y el equipo curatorial), eran canceladas y prohibidas para la exhibición por el propio Alcalde por hacer parte del espacio público. Vale aclarar que un día antes de la inauguración del Salón contábamos con la autorización y permisos para todas las acciones e intervenciones en los espacios.

Sentimos que esta medida tomada por el Alcalde fue un poco apresurada y arbitraria, siendo motivada por esos mismos funcionarios que no dieron la información correcta y obstruyeron en un inicio la comunicación del Salón propuesto y sus correspondientes permisos para la realización de las intervenciones públicas socializadas en la Secretaría de Cultura de Villa de Leyva con “Enrique Maldonado y Margarita Pardo” desde el 2017, donde se omitió hacer una comunicación pública a los artistas de la región y sus pobladores para conocer y participar de este proyecto gratuito y de entrada libre como programa de investigación pedagógica y expositiva desde el Ministerio de Cultura.

Situación muy diferente que pasa actualmente con el apoyo incondicional de la alcaldía de Villa de Leyva con el Primer Festival Internacional de Historia en Colombia. (http://www.festivalinternacionaldehistoria.com) Evento Organizado por unos empresarios, con boletería y donde los habitantes, colegios y oriundos de la región no tienen posibilidad de participar, el evento cobra por el conocimiento compartido, fuera de ser una historia cultural decorada por empresarios y con patrocinadores importantes incluido la alcaldía, se entiende que el evento tiene una intención de exclusión y lucro apoyada desde la institucionalidad de la Secretaría de Cultura y las políticas culturales de la Alcaldía de Villa de Leyva.

Los artistas acá afectados Edgar Guzmanruiz, Carlos Castro, José Alejandro Restrepo y el Colectivo Interferencia, no pudieron mostrar sus obras y por ende sufrieron un censura de su libertad de expresión, un grupo de artistas que no tenían ninguna responsabilidad y nada que ver con el caso ya mencionado de la intervención de Oscar Moreno. Es importante aclarar que eso de romper y remover las piedras se ha repetido una y otra vez en Villa de Leyva cuando se montan set televisivos, espectáculos, ferias y demás eventos pagados en este pueblo escenográfico convertido en un Corferias. Por tal motivo el Alcalde, después de cancelar los espacios públicos para el resto de artistas un día antes de ser inaugurado el Salón, exonera y acepta el arreglo del artista que fue el motivo de la cancelación de todos los espacios públicos, razón que deja claro que las piedras rotas fue un pretexto para censurar el resto del salón.

Es evidente que la preocupación del Alcalde sobre las presiones de sus pobladores (los cuales nunca conocimos), fueron el objetivo de su decisión. Es importante describir que en la reunión donde cancela estos espacios, nos aclara que las personas que usan el espacio público en Villa de Leyva “pagan” y que todo lo que estaba sucediendo y hablándose en el pueblo y en las redes sociales era una revolución que él no podía permitir, menos en vísperas de un 7 de agosto con posesión presidencial.

Los espacios con los que supuestamente quedamos fueron solamente dos, el Claustro de San francisco y el Teatro Municipal lugares donde hasta la fecha no hemos podemos exhibir con tranquilidad a los artistas propuestos y donde las obras de Andrés García La Rota y María Elvira Escallón tuvieron que ser desmontadas por no poder mostrarlas en las condiciones óptimas y en los horarios solicitados.

Por otro lado el director del espacio o de las actividades programadas en el Claustro de San Francisco; Luis Eduardo Vargas, no nos permite prender la obras ahí expuestas y un día antes del inconveniente con Oscar Moreno, él y un señor foráneo (Mauricio Posada) casi dueño del espacio, nos amenazó con el típico: “usted no sabe quine soy yo”, diciendo que pensaba poner en contra a todo el pueblo para impedir que nosotros realizáramos el Salón y mostráramos las obras de Carlos Castro en el Claustro, y que pensaba traer unos grafiteros para rayar las piezas. Tengo que admitir que su vandalismo a su edad me encanto, lo que no sabia era que tenia tanta influencia.

Lo importante de este altercado con estas dos personas el día miércoles, fue que el alcalde se dirigió al día siguiente al Claustro a ver las obras y vio el carro de policía de Carlos Castro y después pasó por la obra de Oscar Moreno y ahí es cuando decide citar a la organización del Salón para comunicarnos un día antes de la inauguración que ya no teníamos permisos para el espacio público, cuando él dos meses antes había autorizado esas mismas obras en la reunión antes descrita.

Según sus funcionarios que obstruyeron información desde el principio (Margarita Pardo) decían que la gente estaba escribiendo a la secretaria de cultura preguntando; ¿que hacia un carro de policía en la entrada del Claustro de San Francisco? Y que teníamos que mover ese carro inmediatamente sino queríamos tener problemas, lo cierto es que cuando este vehículo llego el 27 de julio en fase de montaje, desde el primer momento en Villa de Leyva, la propia secretaria de cultura, que ya conocía la propuesta y la policía nos hicieron mover la obra de un lugar a otro y pretendían llevarla para los patios o la misma estación de policía.

En el caso de Oscar Moreno, su obra por obvias razones se clausuró y creo que era la única obra que debió ser cerrada por el alcalde, si en realidad el daño en las piedras era de tal magnitud… Aclarando que igual para una curaduría planteada en el espacio publico, es arbitrario censurar cualquier obra o acción, más allá de los inconvenientes que esta pueda generar, estos puntos son de gran importancia para entender lo sucedido, describimos los acontecimientos de meses o el año que dieron lugar a la anulación de todos los permisos para los espacios públicos en la población de Villa de Leyva.

Entendemos que se quiera tomar cualquier motivo para dar cierre al resto de los espacios autorizados, pero no compartimos esta decisión, para el equipo del validadero es una censura de nuestra libertad de expresión y del grupo de artistas afectados, porque nuestra propuesta fue planteada para el espacio público, llamamos la atención aclarando que es una posición de nosotros que seguiremos defendiendo, desde luego esto no lo comparten ni la fundación Arteria, ni el Ministerio de Cultura.

Respetamos las posiciones de cada ente acá involucrado en desarrollo de esta  gestión cultural, pero estamos convencidos que el salón si fue censurado y aún así resiste o continua con dignidad, la exhibición que se encuentra abierta es gracias a los espacios y secretarias de cultura que si nos ayudaron y nos brindaron los espacios para la realización de la investigación curatorial: El Observatorio Artístico Regional / 16SRA Zona Centro.

Es un placer invitarlos a participar de esta muestra regional que seguirá abierta  hasta el 3 de septiembre, los espacios abiertos al público que pueden ser visitados en la población de Villa de Leyva son: Iglesia de San Agustín – Instituto Humboldt / Artistas Expedición Artística Regional – Museo Antonio Ricaurte / C.Bonil  – Museo Luis Alberto Acuña / Colectivo Zunga  – Casa Antonio Nariño / Interferencia – A.Baraya  – Claustro San Francisco / J.A.Restrepo – C.Castro.

Los espacios abiertos en los centros prefería son: Sede Pedagógica Natural – El Validadero Artístico / Artistas Expedición y Observatorio –  Pictogramas de Sáchica / Muiscas – Fachada Casa de la Cultura de  Sáchica / J.I.Manco – Casa de la Cultura de Sáchica / M.E. Escallón –  Estadio de Sáchica / Rodez –  Iglesia del pueblo viejo de Gachantivá / L.F.Roldan –  Observatorio Astronómico Muisca – Infiernito /  Muiscas.

Mandamos un cordial saludo y pedimos excusas a todos los artistas y personas afectadas e involucradas dentro de este proyecto de investigación curatorial.

Atentamente: Federico Daza Marín / Validadero Artístico.

https://www.facebook.com/validaderoartistico/videos/1722730764510145/


3 comentarios on “El poder del espacio público (El caso del Salón Regional en Villa de Leyva)”

  1. Maria Cecilia Trujillo dice:

    “Bueno es cultura pero no tanto” decian los del Consejo anterior en Villa, y los actuales cuya primera acción fue cerrar un proyecto de galeria de arte autogestionada por artistas para artistas, sin animo de lucro, y avalada por una distincion del Ministerio de cultura. ACCION que no dudó en llevar a cabo el mismo alcalde, luego de prometer efusivamente su apoyo al proyecto, ya elegido pero antes de posesiónarse, bajo la excusa de deterioro del inmueble que se cae luego de tres años de desalojo. ASI QUE NO ES DE EXTRAÑARSE ESTA BIPOLARIDAD. Falta de compromiso y de palabra frente a un tema crucial para la Villa pero no tomado en cuenta en su real magnitud. Asi que esa desidia habla tambien de la falta de participación como artistas locales en este importante evento.
    Apoyamos el trabajo del Validadero que ha sido una interesante mirada a nuestro territorio y sentimos la discordia, falta de apoyo y comunicación de su evento.

  2. Wilfredo Vargas dice:

    Es triste para nosotros los artistas jovenes que participamos en este Salón y que somos habitantes de este territorio cundiboyacense, que por culpa del desencanto de la alcaldía de Villa de Leyva y su falta de solidaridad se haya producido este inconveniente que lo que hace es centrar la mirada en estos problemas y no en los procesos y las propuestas artísticas. Afectando no solo a los artistas directamente involucrados sino también a los artistas emergentes que de alguna forma quedamos invisibilizados.

    De alguna manera hay que levantar la voz, esto en definitiva es una censura con aires políticos. En un país que va para una dictadura

  3. Martha Bohórquez dice:

    Desafortunadamente siempre son los Artistas las víctimas en este caso de la ineficiencia e ineptitud por parte de la Alcaldía y su séquito de colaboradores. Todo este caos que se generó, obedece no sólo a la falta de voluntad política sino también a su ignorancia ante la magnitud de un evento de tal importancia. Se supondría que el Alcalde hubiera nombrado una persona que entendiera y manejara con eficiencia toda la logística junto con el Curador del Salón Reginal, pero no fué así, y simplementte nunca le dieron la importancia que requería, generando todos los problemas e inconsistencias!! Es vergonzoso realmente!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.