la posibilidad de una isla

La posibilidad de una isla

1. El Museo de la Crítica

Esfera Pública (2000-2009)

“[…] era cierto. Si los textos `La crítica de arte en Colombia, Amnesias de una tradición’ (2005) de William López y `Aprender a discutir’ (2006) de Guillermo Vanegas le dieron a Esfera Pública un certificado de existencia, el texto `Desangre crítico y esferapública – la sociedad del éxito'(2007) de Pablo Batelli le pronosticó al foro de internet una muerte segura. La profecía se cumplió con éxito, la conclusión de Batelli no necesitaba convencer, era tan irrefutable como la proposición final de un silogismo. El texto le decretó a Esfera Pública un estado terminal producto de la `oficialización’ del debate. Y añadía a las causas de la enfermedad el contacto que había tenido el foro nacional con un agente extraño en la Exposición Internacional Documenta de Kassel. Luego de esa salida al exterior el cuadro sintomático había empeorado y acelerado en el cuerpo nacional del foro una condición patológica latente. Esfera Pública continuó con cierto vigor por un tiempo pero su protagonismo se vio menguado por la irrupción de otros espacios saludables que si ofrecían las condiciones auténticas para que existiera el pensamiento crítico, autónomo e independiente en Colombia. A partir de 2008 algunos debates lograron mantener el interés en Esfera Pública pero un completo informe periodístico, publicado en febrero de 2009, por el periódico Arteria, fue el corolario inevitable. El texto `¿Élites y poder?=¡Arte Uniandino!’ informó al público sobre cómo algunos profesores del Departamento de Arte de la Universidad de los Andes no se limitaban a sus deberes pedagógicos y usaban exposiciones nacionales e internacionales, ciclos de conferencias, convocatorias, publicaciones y convenios interinstitucionales `para hipotecar los capitales nacionales a las corporaciones extranjeras’. El informe señalaba en detalle como los profesores habían usado también a Esfera Pública para lograr sus fines. A la luz de esta evidencia todas las participaciones relacionadas con los profesores involucrados fueron vistas con sospecha y bajo un mirada severa, producto de una sanción moral, cayeron en el olvido. El rechazo de los suscriptores de Esfera Pública no se hizo esperar y la gran mayoría bloquearon el acceso de los correos que enviaba el moderador del foro (también profesor de esa universidad) —ya ni siquiera los textos eran leídos […] En la actualidad los archivos de Esfera Pública se usan como material anecdótico que da cuenta del estado social del arte en la primera década del siglo XXI pero son poco usados como fuente primaria para la elaboración de textos académicos. El debate sobre arte se ha desplazado a foros críticos, autónomos e independientes como `atrevete.org’, `banqueroanarquista.org’, `massantoqueusted.org’, `viagracritico.org’, `somosindependientes.org’ y `somosmasindependientesquelosindependientes.org’.

2. Pasar revista

“La dialéctica artística funciona como lo hace un pueblo oprimido que, empuñando la bandera de la libertad, hace la revolución contra sus tiranos, pero que luego, cuando sus dirigentes toman el poder, oprimen a su vez al pueblo que alguna vez los apoyó. La novedad y primicia en el arte deben luchar contra los prejuicios del arte establecido que le negaran el derecho de ser arte por no adecuarse a los `criterios establecidos’; luego, una vez aceptada la primicia, ésta se vuelve norma y luchará por impedir la emergencia de nuevas primicias que querrán a su vez destronarla del trono. Por ello, quien se atreva a ser primicia participa de una naturaleza heroica y trágica, pues se dirige con determinación hacia su posible fin como lo hace la primera fila de una carga de infantería. El oponente es la incomprensión (y el temor) de lo `normal’. Como dijo Nietzche en boca de Zaratustra: `Oh hermanos, quien es primicia es siempre sacrificado. Ahora bien, nosotros somos primicias'”.

—Concepto versus Forma (y otros malentendidos)

George Clark

[En: Revista Prótesis, Año 3, número 3, diciembre 2005. Editada por estudiantes de la Facultad de Arte de la Pontifica Universidad Católica del Perú]

—Lucas Ospina


rolling stone, la esfera rodando en lenguas

por Victor Albarracín

 
Esfera Pública es un grupo de discusión sobre arte, que a partir de su sitio en Internet (www.esferapublica.org) y su lista de distribución de correos (esferapublica@yahoogroups.com) ha conseguido, en el curso de los últimos siete años, consolidarse como un escenario privilegiado de información, crítica y diálogo en torno a múltiples aspectos del campo artístico en Colombia, dando voz a posiciones diversas y encontradas y convirtiéndose en, quizás, la fuente más completa para acercarse y participar de los debates en torno al arte nacional de los últimos años. A partir de la invitación que Documenta 12 le hizo a Esfera Pública para participar en su espacio para proyectos editoriales independientes, donde actualmente se encuentra Jaime Iregui, fundador del grupo, aprovechamos la ocasión para plantearle no tantas preguntas como habríamos querido.

 

Victor Albarracín: Lo primero y más obvio en este momento: ¿Qué hace Esfera Pública en Documenta?

Jaime Iregui: Esfera Pública fue invitada a participar en Documenta 12 en el proyecto Documenta 12 Magazines (D12M), que convoca a más de 80 proyectos editoriales independientes de distintas partes del mundo.

Para un espacio de discusión como Esfera Pública, donde se ha reflexionado críticamente en torno a las grandes exposiciones, esta invitación generaba preguntas sobre el sentido de participar en una exposición como Documenta: ¿Cómo participar?, ¿Qué implicaciones tendría para un espacio como Esfera Pública? ¿Tiene algún interés para sus miembros reflexionar en torno a las preguntas que propone Documenta?

Por una parte, algunos participantes manifestaron temores de que Esfera Pública fuese “absorbida” por una exposición tan emblemática. Por otra, se pensó que la independencia del espacio se viese comprometida o que fuese a alterar sus dinámicas de discusión para adaptarse al formato que se propone desde Kassel.

El formato de D12M está pensado específicamente para magazines y publicaciones impresas lideradas por un editor o comité editorial que define un tema y encarga los artículos a una serie de colaboradores. Cada proyecto invitado es independiente de definir –de acuerdo a sus propias dinámicas y criterios editoriales- cómo participar: si con un número determinado de artículos, una edición especial, un seminario, etc.

Los espacios de discusión (sólo participan dos: Empyre, de Australia, y Esfera Pública) tienen dinámicas muy distintas; en el caso de Esfera Pública, los “temas” no están predeterminados, surgen de las mismas discusiones. De esta forma, la sola publicación en el foro de la invitación a Documenta generó una serie de participaciones que planteaban que el reto no era tanto si aceptar o no la invitación, sino cómo participar.

Por otra parte, tanto para los magazines impresos, como para las pocas plataformas on line invitadas el participar en D12M, se abre una oportunidad para establecer vínculos, intercambiar contenidos y, en suma, conocer cómo trabajan, qué piensan, y qué tipo de propuestas editoriales pueden emerger de este encuentro.

 

 

VA: ¿Cómo se dio esta participación?

JI: En mayo del 2006 recibí por correo electrónico un mensaje de Cordula Daus, coordinadora editorial de D12M, donde me decía que estaban muy interesados en que Esfera Pública participara en el proyecto. Este correo me llegó de forma imprevista, pues no tenía conocimiento de que Documenta estuviese trabajando en torno a propuestas editoriales independientes. Es más, cuando recibí el correo, pensé que era una broma de algún miembro de Esfera.

Desde ese momento se dio un diálogo constante con Cordula Daus, donde intercambiábamos opiniones tanto sobre los modos de discusión de Esfera Pública, como sobre los planes que tenían en torno a D12M, entre ellos el de una plataforma on line que diera cabida a las contribuciones de las publicaciones invitadas.

Para las posibles contribuciones de Esfera Pública, lo primero que hice fue enviar una invitación a todos sus miembros para que, en caso de estar interesados en reflexionar a partir de los temas de Documenta, enviasen sus propuestas. Igualmente, así estas preguntas pudiesen resultar interesantes, lo importante era contextualizarlas, repensarlas y, en lo posible, redefinirlas en relación al contexto local. Tal fue el caso de una serie de artículos y entrevistas que se publicaron el año pasado donde se retomaron temas e inquietudes que se habían generado en torno a las prácticas de discusión de Esfera Pública y que a su vez generaron otros debates, como fue el caso, entre otros, del que se dio a partir del artículo “Asuntos Internos” de Guillermo Vanegas, la entrevista al grupo de investigación “Un lugar en la Plástica”, las entrevistas en torno al tema del cubo blanco como propuesta de la modernidad, donde se tocaron aspectos que se encontraban en discusión en ese momento, como el de la relación del arte contemporáneo con los espacios patrimoniales, las dinámicas de los salones regionales y el cubo blanco como contexto ideológico e institucional.

VA: Si Esfera Pública, entendida como una plataforma colectiva difundida en Internet, está presente en Documenta, ¿podemos asumir que sus discusiones trascendieron el entorno local y tienen, en este momento visibilidad e interés internacional, o más bien, como suele ocurrir con múltiples proyectos locales exhibidos en macroeventos, se trata de uno más de los ejercicios coloniales de curadores internacionales que vienen al trópico para cazar prácticas exóticas?

JI: De los cerca de tres mil afiliados a Esfera Pública, un buen porcentaje vive fuera del país. Se trata de lectores de diversos lugares de Latinoamérica, EE.UU. y Europa. Imagino que entre ellos se encuentran colombianos que viven y estudian en el exterior. Sin embargo, cuando he tenido la oportunidad de viajar a ciudades como Caracas, Buenos Aires y Sao Paulo, me he encontrado con gente del lugar que sigue los debates con alguna regularidad, sobre todo aquellos que permiten una lectura desde otros contextos, como los que han tratado en torno al papel de la crítica, el mercado y la educación. Por ejemplo, fue a través de un crítico de nuevos medios que vive en Buenos Aires que el equipo de D12M se enteró de Esfera Pública, luego volvieron a saber de ella en Barcelona y en Berlín. Lo que precisamente m
ás les interesaba era que sus debates, así tuviesen un marco “local”, trascendían a públicos de otros países.

 

 

No tengo datos precisos sobre cuánta gente estará visitando la muestra de D12M en el Documenta Halle, la versión on line de este proyecto, o leerá la versión impresa de los Documenta magazines que distribuye la editorial Taschen en las librerías. Sin embargo, no creo que el problema de visibilidad y reconocimiento deba ser abordado únicamente desde criterios cuantitativos. Creo que todo este asunto apunta a conectar proyectos que de alguna forma trabajan a nivel local, y que seguramente no van a perder ese tono local por conocer qué se piensa y qué se escribe en otros lados. Me parece que es sano saber qué pasa en otras partes y contar con otros interlocutores, sin temer que por hacerlo uno va a perder su espíritu y su especificidad.

Si tenemos en cuenta que sólo hay dos espacios de discusión entre los 80 invitados a D12M, Esfera Pública es sin duda una planta exótica, con unas dinámicas de discusión que los organizadores de D12 aspiran a que germine en su plataforma on line, en la que hasta ahora sólo se han dado breves alegatos en torno a aspectos logísticos y organizativos del mismo proyecto. Todavía hay que esperar (la plataforma estará on line por un tiempo indefinido) y ver si se generan discusiones en torno a sus contenidos.

El proyecto de D12M ocupa un lugar en el Documenta-Halle y los proyectos están presentados de modo bastante horizontal -en donde es tan relevante lo escrito en Filipinas como en Ámsterdam o Berlín- sin caer en modos de disposición jerárquicos, espectaculares o exotizantes. Es básicamente un espacio para la lectura, la consulta y la conversación. Nada más. Se hace énfasis en que se trata de un proyecto en proceso, donde lo que importa no es el “valor expositivo”, sino el discursivo.

VA: Una iniciativa como ésta resulta poco típica en un entorno en el que los espacios independientes colapsan, las publicaciones difícilmente superan el primer número y muchos artistas no consiguen construir una plataforma sólida para la difusión de su trabajo. ¿Cómo ha logrado Esfera Pública mantenerse y superar todos los problemas ligados a su funcionamiento durante estos años?

JI: Esfera Pública se mantiene por el bajo costo de las tecnologías utilizadas , pero fundamentalmente porque a sus afiliados les interesa participar, ya sea escribiendo o siguiendo sus debates. Consultan sus archivos, revisan debates y artículos. Es decir, así como es espacio de debate, lo es también de documentación y archivo. Como moderador, me interesa que Esfera Pública siga siendo tal y como se define desde un comienzo: un espacio de discusión en la que distintos puntos de vista se comunican y, eventualmente, se transforman en opinión pública.

VA: Por último, ¿qué le espera a Esfera Pública ahora? ¿Hay mutaciones o ampliaciones a la vista? ¿Es este un proyecto abierto indefinidamente, o se ha contemplado la posibilidad de darle un giro drástico para redirigirlo o incluso cerrarlo?

JI: Hay varias cosas, pues el espacio tiene diversas capas o niveles que operan con reglas y periodicidades distintas. A mediano y largo plazo, Esfera Pública como espacio de discusión se mantendrá como lo ha venido haciendo desde el comienzo: intervenciones en torno a las prácticas institucionales (curadurías, premios, manejos institucionales, etc) y situaciones específicas que emergen en el medio local.

Desde hace dos años se ha venido consolidando un espacio de auto-reflexión sobre la crítica de arte que a su vez señala a Esfera Pública como uno de sus espacios de producción. Se trata de investigaciones como “Aprender a discutir”, de Guillermo Vanegas, y artículos como “La crítica de arte en Colombia: amnesias de una tradición”, de William López. En esta medida, últimamente se está cuestionando a la crítica que se hace desde el espacio por no intervenir y aportar soluciones de cara a las instituciones o situaciones que son objeto de su crítica. Por ahora, una de estas soluciones -en este caso, al problema de la falta de crítica de exposiciones- ha sido el seguimiento a las muestras del Premio Luís Caballero a cargo de Lucas Ospina y Jorge Peñuela, que generó un conjunto de artículos de fondo, así como una serie de discusiones que enriquecieron las posibilidades de interpretación de las obras, la misma práctica crítica y su modo de relación con el público que ha seguido estas exposiciones.

 

A corto plazo habrá una especie de micro-seminario on line en torno a D12M y la exposición en que se inserta, Todo este material surge de la presentación de Esfera Pública en Kassel, que se hizo en el Documenta Halle. Se trata de video-entrevistas, imágenes y textos, así como enlaces a otras publicaciones. La idea, como lo mencioné anteriormente, es que los afiliados a Esfera Pública tengan acceso a procesos y proyectos similares que operan en otros países. Así mismo se realizarán una serie de conferencias que con el título de “Recorridos y derivas por Documenta12, MDE07 y Munster”, tendrán lugar en la Universidad de los Andes, donde soy profesor del Departamento de Arte.

En resumen, más que crecer, ampliarse, diversificarse o redirigirse, lo que creo le espera a Esfera Pública es seguir por el camino que va, haciendo los cambios que se consideren necesarios y evitando en lo posible toda pulsión expansiva que desdibuje las dinámicas que hasta ahora le dan forma y contenido: el debate y la discusión alrededor de eventos y situaciones del medio artístico en Colombia.”

 

la presente entrevista fue realizada especialmente para Arteria

 

(enviada a esferapública por Carlos Alberto Vergara) 


a propósito de septiembre 11

La “prueba” que fundamentó la invasión a Irak consistió -según Collin Powell- en la existencia comprobada de camiones fantasmas en los que Irak fabricaba armas químicas. Como es de público conocimiento, las llamadas pruebas resultaron ser un montaje de las agencias de inteligencia para justificar la invasión y erradicar la amenaza de futuros ataques terroristas similares a los del 11 de septiembre.

El artista español Iñigo Manglano Ovalle presentó en D12 una maqueta de este camión y la dispuso en una sala oscura. El video muestra cómo se construyó esta maqueta y cómo se insertó en el espacio de la exposición -de manera análoga a como la insertó el gobierno Bush en la esfera de los medios masivos de comunicación.

d12magazines


detour


Ciclo de conferencias sobre Documenta 12, MDE07, Münster07 y Bienal de Venecia

En un principio, el recorrido (tour) de una exposición se debía hacer de modo disciplinado, es decir, leyendo el guión expositivo tal y como lo proponía el museógrafo o el curador. Actualmente ni la exposición presenta un modo único de ser recorrida, ni se piensa que quien la recorre es un lector pasivo del texto curatorial.

El modo de recorrer una exposición es también un lugar de producción (detour), en la medida en que se generan apropiaciones y modos de relación que son específicos de un observador que reinterpreta, redefine y transforma las imágenes y símbolos que conforman la exposición como espacio de representación.

Detour presenta seis recorridos por exposiciones como Documenta 12, la Bienal de Venecia y Münster07, donde se ponen en relación prácticas curatoriales y constelaciones de obras, con curadurías y situaciones del contexto local como el Encuentro Internacional de Medellín.

En este sentido, la exposición es un espacio que se produce tanto desde el lugar que se concibe (museología, curaduría), como desde la imagen que se tiene de ella (qué representa, qué discurso la sustenta) y, claro está, la forma en que la recorremos críticamente (interpretación, traducción y relación con el contexto local)

¿Son necesarios estos macro eventos? ¿En qué consisten sus planteamientos curatoriales? ¿Qué tipo de correspondencias se pueden dar entre las obras? ¿Se producirá un detour hacia propuestas expositivas más apropiadas para lo que es la percepción de una serie abarcable de obras o de ideas?



Lunes 27 de agosto

El formato de las Grandes Exposiciones. Mariangela Méndez

Derivas por Documenta 12 y Munster07. Jaime Iregui


Lunes 3 de septiembre

Recorrido por la Bienal de Venecia. Mario Opazo

El turismo, el museo de arte contemporáneo y el circo. Carlos Salazar


Lunes 10 de septiembre

El Congreso. Lucas Ospina

A partir de MDE07. Bernardo Ortiz.


Inscripciones:

Asistir a este ciclo de conferencias no tiene costo, pero debido a que el cupo es limitado (40) debe inscribirse enviando su nombre y número de cédula al siguiente correo electrónico: areadeproyectos@uniandes.edu.co


Lugar:

Salón R 209, Universidad de los Andes


Hora:

6:00 pm


youtube/televisa vs fran ilich (adry la fea, rebelde)

9 de agosto: recibimos una carta de youtube avisándonos que habían borrado el capítulo 4 de ‘adry la fea’ debido a que televisa alegaba ‘copyright infringement’, en lo que era un claro atropello de nuestra libertad de expresión. la única razón que podemos encontrar es que aparece un chico contando una experiencia de trabajo que tuvo como parte del equipo de producción del programa ‘otro rollo’ de adal ramones, una vez que se presentó shakira. pero esto no creemos que sea de ninguna forma copyright infringement.

15 de agosto: recibimos 6 nuevas cartas de youtube donde nos indican que por la misma razón, han borrado los capítulos 1, 2, 3, 6 y 7 de ‘rebelde’ (una telenovela sobre colectivos urbanos de la otra campaña zapatista, que lleva el mismo nombre que una de televisa, lo cuál para nosotros es sinónimo de que existen distintas formas de rebeldía). así como el final de la telenovela, que llevaba por nombre ‘fea y rebelde” the end (shakira live in mexico city part 2), en el que aparecía shakira en su concierto del zócalo de la ciudad de méxico, en lo que se suponía ser un concierto al aire libre en la plaza pública principal de la ciudad, y por lo que suponíamos podíamos grabar. dicho sea de paso, hay otros cientos clips de este mismo concierto de shakira que no han sido borrados de youtube.

16 de agosto: recibimos 2 nuevas cartas de youtube donde por la misma razón nos avisan que borran los capítulos 4 y 5 de rebelde, con lo que la serie completa de esta pieza, desaparece por completo de internet, y en específico de youtube. el único que podemos imaginar es que televisa considere que la palabra ‘rebelde’ le pertenece y que nadie más puede trabajar proyectos audiovisuales bajo ese nombre.

17 de agosto: sin recibir aviso cancelan y borran completamente las cuentas de adry la fea y rebelde, por lo que desaparecen los 6 episodios restantes de adry la fea, dejando apenas 2 clips de la novela que publicamos en otra cuenta >
http://youtube.com/ilichsabotage/

saludos y gracias por el apoyo.

Fran Ilich
http://possibleworlds.org

clips borrados >

adry la fea (capítulo 4):
http://www.youtube.com/watch?v=e8zLJbmB9OI

rebelde (capítulo 1):
http://www.youtube.com/watch?v=6QaN2nh85PQ

rebelde (capítulo 2):
http://www.youtube.com/watch?v=Cc2gN_b0HA4

rebelde (capítulo 3):
http://www.youtube.com/watch?v=SY3rPOo8Oog

rebelde (capítulo 6):
http://www.youtube.com/watch?v=Lq5u_-fZuQc

rebelde (capítulo 7):
http://www.youtube.com/watch?v=Ab_47Oz44bc

fea y rebelde: the end (shakira live in mexico city part 2):
http://www.youtube.com/watch?v=0AznRtpoqPM

rebelde (capítulo 4):
http://www.youtube.com/watch?v=mjz4ucM8U2g

rebelde (capítulo 5):
http://www.youtube.com/watch?v=O1QFf4qjNWk

además de estos clips:

http://youtube.com/laotrafea/

http://youtube.com/otrarebelde/


¿realmente nos interesa comunicarnos?


entrevista con fran ilich

Otro mundo es posible
panfleto de sabOt
http://possibleworlds.org/sab0t/0.pdf


contextualizando la esfera pública

La participación de Esfera Pública en las actividades de Documenta 12 en Kassel se desarrolló en varios niveles: las reuniones entre los editores para concretar temas a discutir e intercambiar experiencias, la exposición de los magazines en el Documenta Halle y, por último, la presentación pública de cada proyecto en una serie de paneles llamados lunch lectures.

Dado que hay más de ochenta proyectos invitados, el equipo de Documenta 12 magazines (D12M) programó las presentaciones a lo largo de los cien días que dura Documenta 12. Para el caso específico de Esfera Pública, su presentación se hizo en una serie de lunch lectures que con el título de Paper and píxel reunió experiencias que utilizan tanto plataformas on line como impresas y, buscaba a su vez, resaltar sus implicaciones en la esfera pública del campo artístico y cultural.

Paper and píxel fue organizada por Alessandro Ludovico y Nat Muller, quienes trabajan conjuntamente en proyectos independientes como Magnet (magazine network que antecedió a D12M, a la que actualmente asesoran) y Neural, magazine on line editado por Ludovico.

Aquí vale la pena resaltar que la casi totalidad de los proyectos invitados a D12M son magazines impresos que, a diferencia de los únicos espacios de discusión participantes (Empyre, de Australia, y Esfera Pública), implican dinámicas editoriales distintas: están liderados por un editor o comité editorial que por lo general define un tema y encarga sus artículos a una serie de colaboradores.

En el caso de Empyre, sus dinámicas no difieren mucho de las que acabo de mencionar: las discusiones se generan a partir de un tema que propone el moderador a un grupo de teóricos, curadores y artistas que no necesariamente hacen parte de la lista de afiliados. Cada mes se propone un tema distinto. Por su participación en D12M, invitó a reflexionar en torno a las preguntas planteadas por Documenta: ¿es la modernidad nuestra antigüedad?, ¿qué es la nuda vida? y finalmente,  ¿qué hacer?

En las reuniones entre editores que se dieron en el marco de Paper and píxel, participaron además de Empyre y Esfera Pública, los magazines Concrete reflection (Macedonia), Zehar (San Sebastián), Neural (Bari), Mute (Londres), Canal Contemporáneo (Rio de Janeiro), Magnet (Roterdam) y SabOt (Tijuana). El objetivo de estas reuniones era compartir experiencias de cada proyecto, así como buscar intercambios y alianzas para la realización de proyectos conjuntos a mediano y largo plazo.

Aparte de los intercambios de contenidos que desde ya comienzan a darse entre varios de estos espacios, quedaron planteados otra serie de proyectos conjuntos, como el de un website que reúna discusiones y artículos destacados de cada magazine y espacio de discusión.

Las presentaciones al público de cada proyecto se hicieron a lo largo de la semana de Paper and píxel, donde cada día había un lunch lecture con un tema específico, como fue el de Publishing the public: contextualizing locality, que sirvió de marco para la presentación de Concrete Reflection, Esfera Pública y SabOt, donde se reflexionó en torno al significado de lo público en relación con el concepto de la esfera pública como dimensión de la reflexión crítica y con el público como lector crítico y participativo.

En cuanto a la noción de lo local, ésta no se planteó únicamente en el sentido convencional del término (nacionalidad, región, lugar), sino también en su condición de conjunto o red de especificidades donde se localizan modos de publicar, discutir y hacer públicos los asuntos que preocupan a una comunidad determinada.

Nat Müller (Magnet) actuó como moderadora y comenzó c
ontextualizando las presentaciones del día con una serie de reflexiones en torno a la forma como la esfera pública es reducida por hechos como la privatización y comercialización del espacio público, donde la "cosa pública" está siendo permeada por la "cosa privatizada", tal y como sucede cuando creemos que nos encontramos en un espacio público, y en realidad es un espacio privatizado, vigilado y/o excluyente, donde la libertad de movimiento y circulación es restringida.

Y no se trata -afirmó Nat Müller- únicamente de restricciones en el espacio público entendido en su dimensión física, se está presentando también en el espacio mediático y/o la esfera pública, donde la libertad de reflexionar críticamente está desapareciendo ante nuestros ojos: cada vez más se cierran los espacios para la crítica en los medios masivos (ver entrevista a Miren Eraso) para entregar el espacio a un tipo de pensamiento regulado por los principios del mercado.

Luego de enfatizar que su magazine no tiene por el momento ningún interés de tener una versión on line, Nebojsa Vilic, editor de Concrete reflection, se refirió al concepto de esfera pública desde un punto de vista filosófico, enfocándose en los aspectos de responsabilidad y tomando el Ágora griega, el libro y el blog como casos de intercambio público, mediación y autoría, donde varía la responsabilidad del autor.

Nebojsa señaló que a medida que se democratiza la esfera pública gracias a la red, se hacen más flexibles los niveles de responsabilidad. Es decir, que las prácticas de publicación on line necesitan de un tipo de responsabilidad distinta del autor hacia sus lectores. Acto seguido hizo énfasis entre la diferencia entre el qué publicar y el por qué publicar.

La presentación de Esfera Pública se inició relatando cómo surgió como espacio de discusión y cómo sus dinámicas de discusión cambian según los debates y el paso de los años. Después de señalar que las discusiones no son propuestas por el moderador sino por sus mismos afiliados, se presentaron distintos debates y dinámicas de participación.

Están los debates en torno a prácticas institucionales, curadurías y estructuras de grandes eventos donde participan -entre otros- Carlos Salazar, Catalina Vaughan, Pablo Batelli, Jose Roca, Pedro Falguer, Gabriel Merchán, Mery Boom, Guillermo Vanegas y, últimamente, la crítica de exposiciones, como fue el caso del seguimiento al Premio Luís Caballero y las discusiones que generaron los artículos de Lucas Ospina (quien también estuvo en Kassel presentando la revista Valdéz) y Jorge Peñuela.

También se señalaron otros aspectos de Esfera Pública, como el hecho de que también opera como archivo de reflexiones y debates que es consultado por sus mismos afiliados y por investigadores, estudiantes y personas que acuden a este espacio, tanto por su interés en sus contenidos, como por el hecho de que la reflexión crítica sobre el arte ha desaparecido casi por completo de los medios masivos.

En su presentación, Fran Ilich (SabOt) comenzó señalando la forma como la sociedad mexicana se encuentra fuertemente clasificada en torno a cuestiones de “clase” y casta, donde el arte es básicamente producido y consumido por -y para- un clase alta blanca y de descendencia europea.

Luego relató su experiencia como editor en varios proyectos que van desde Cinematik (proyecto de auto-edición) hasta Sputnik, on line magazine de tecnologías, y seguidamente a otro proyecto editado con el apoyo de una institución cultural mexicana. Experiencias que señaló llenas de tensiones y luchas de poder que llevaron a su desaparición.

Inmediatamente entró a presentar SabOt, una publicación que de alguna forma reacciona contra sus procesos anteriores: se trata de una publicación impresa que edita cada vez que puede que tiene un tiraje de 10.000 ejemplares. En ella presenta temas relacionados con la lucha de los Zapatistas. También se refirió a “Posible worlds”, un proyecto on line de su autoría que apoya una serie de iniciativas que confrontan la cultura de elite mexicana (cultura oficial), razón por la cual ha sido censurado y catalogado como cómplice de actividades terroristas.

Fran Ilich también produce y dirige telenovelas para Internet como Adry la fea (censurada por estos días en You tube) y La rebelde , donde convierte al activismo a personajes bastante conocidos en México como Betty la fea y Shakira.


La exposición de los magazines en el Documenta Halle (del 16 de junio al 23 de septiembre) había causado más de una pregunta por parte de los participantes: ¿cómo presentar unos proyectos cuyo valor es más discursivo que expositivo?, ¿se trata de promocionar con volantes y afiches las publicaciones, o de propiciar la lectura de sus contenidos?, ¿van a estar la publicaciones complementadas con presentaciones por parte de sus editores, charlas y discusiones, o se van a disponer como objetos artísticos?

Finalmente se optó por una forma de presentación muy sencilla (nada de volantes, afiches y videobeams) donde lo que se pr
ivilegia no es la promoción sino el acceso a los contenidos. Para los magazines impresos el asunto era relativamente sencillo, pues se trataba de seleccionar un número del magazine y disponerlo en la mesa.

Para Esfera Pública se pensaron varias posibilidades, entre ellas un computador para que el público la accediera directamente o una versión impresa de los debates y contribuciones con que participó Esfera Pública en D12M. Se optó por ambas, pues permite la lectura de las contribuciones en un formato electrónico, y en uno impreso directamente de la red, tal y como queda cuando los usuarios de Esfera Pública imprimen en sus casas los debates o artículos de su interés.

La plataforma on line (Documenta magazines on line journal) reúne las contribuciones de todos los participantes y es la fase de D12M que está pensada más a largo plazo, pues seguirá abierta de forma indefinida una vez termine la exposición. Aunque se pensó -ver entrevista a Cordula Daus– que además de espacio de intercambio de contenidos, lo sería también de debates, éstos no se han producido todavía, en parte porque entró a funcionar más tarde de lo proyectado, y por la gran cantidad y diversidad de contribuciones. La plataforma es por ahora un archivo cuyos contenidos se organizan a partir de las preguntas o leitmotifs planteados por Documenta 12 .

Habrá que esperar un tiempo para ver cómo es apropiada por los proyectos involucrados y los lectores, pues tanto las dinámicas de discusión, como el intercambio y articulación de nuevos temas, preguntas y contenidos es algo que, a estas alturas, se ha de producir desde el público y los mismos espacios participantes.  

 

Jaime Iregui 

 

para ver más imágenes pulse aquí