Las tensiones de la 10ª Bienal de La Habana

IMG_0282.JPG

Bajo el subtítulo de “Integración y resistencia en la era global” se abrió al público la Décima Bienal de La Habana el pasado 27 de Marzo. Contando con la participación de unos 150 artistas y con multitud de eventos colaterales, paralelos, off y off-off.

Con un fuerte apoyo de instituciones españolas (Generalitat de Valencia, Seacex y Aecid) esta bienal celebraba su 25 aniversario, incluyendo también un evento teórico en el que entre otros participaron Francisco Jarauta, Jose Luís Brea, Nicholas Bourriaud o Guillaume Désanges. Leer el resto de esta entrada »


Entrevista al curador de la X Bienal de Cuenca

José Manuel Noceda es miembro del equipo curatorial del Instituto Wifredo Lam en Cuba y es el curador de la venidera X Bienal de Cuenca, Ecuador. A seis meses de la inauguración de la X Bienal de Cuenca, en esta entrevista de 15 minutos, Noceda diserta a partir de cuatro preguntas: 1. ¿Cuales son los ejes curatoriales de esta bienal?, 2. ¿Por qué se justifican estos ejes?, 3. ¿Cómo son los procesos de selección de artistas en los países?, y 4. ¿Cómo percibe la escena artística en el Ecuador?}

Andrés Matute


las predicciones del gran chin

Una joven artista un tanto desconsolada por el panorama que presenta el arte contemporáneo consulta al Gran Chin* haciéndole una serie de preguntas que ningún teórico y curador le ha podido responder de forma acertada o, por lo menos, sensata.

El conocido adivino responde a preguntas como ¿cual será la próxima ciudad en que se instale una nueva bienal?, ¿hasta que edad se puede ser un artista emergente?, ¿cual será la próxima tendencia del arte contemporáneo?, ¿cuando será el fin del arte?…

[audio:http://esferapublica.org/predicciones.mp3%5D

(se recomienda escuchar con audifonos)

*dibujo animado de Paco Guillén, participante en la Décima Bienal de la Habana.


Imágenes de la bienal de la habana

Imágenes de la Bienal de la Habana (algunas obras en las sedes de la Cabaña, el Morro y el Museo de Bellas Artes)

fotos > esferapública

+ info >
portal oficial de la bienal
http://www.bienalhabana.cult.cu/bienaldelahabana/


resistencia y libertad (de opinión) en la bienal de la habana

El pasado 27 de marzo se inauguró la Décima Bienal de la Habana, que cumple 25 años de actividad. Se trata de una edición conmemorativa cuyo tema es “La integración y resistencia en la era global“.

Además de los artistas invitados, había una serie de invitados especiales, entre ellos, Tania Bruguera y Guillermo Gómez Peña, quienes el pasado 29 de marzo presentaron sus performances de forma paralela en el Centro Wilfredo Lam.

El performance de Tania Bruguera consistió en crear una situación (escenario con un podio, microfonos, dos “guardias de la revolución” y bastante público extranjero) para que algunos cubanos pudiesen expresar su opinión libremente. La primera persona que hizo uso de los micrófonos fue Yoani Sánchez, muy conocida fuera* de Cuba por su blog Generación Y -vale la pena resaltar que tener un blog es algo insólito en la isla, pues el acceso a Internet es prácticamente imposible para los cubanos.

Seguido del texto de Yoani Sánchez, encontrarán la respuesta del Comité Organizador de la Bienal a lo que sucedió en este performance.

Iniciamos con este una serie de envíos de esferapública sobre la Bienal de la Habana.

Jaime Iregui

Y nos dieron los micrófonos…

Noche perdurable la de ayer en el Centro Wilfredo Lam, gracias al performance de la artista Tania Bruguera. Un podio con micrófonos, delante de un inmenso telón rojo, formaba parte de la instalación interactiva que se ubicaba en el patio central. Todo aquel que quisiera podía hacer uso del estrado para decir –en solo un minuto- la arenga que se le antojara.

Como los micrófonos no abundan, es más, no me empataba con ninguno desde mis tiempos de pionerita recitadora de versos patrióticos, aproveché la ocasión. Avisada a tiempo por amigos enterados, fui preparada con un texto sobre la libertad de expresión, la censura, los blogs y esa herramienta escurridiza que es Internet. Frente a los lentes de la televisión nacional y protegidos por los invitados extranjeros a la X Bienal de La Habana, se sucedieron gritos de “libertad”, “democracia” y hasta abiertos retos a las autoridades cubanas. Recuerdo un muchacho de veinte años que confesó que nunca se había sentido más libre.

Tania nos dio los micrófonos, a nosotros que nunca hemos podido decir un discurso propio, sino que hemos tenido que soportar bajo el sol las peroratas de los otros. Era una acción artística, pero no había juego en las declaraciones que hicimos. Todos estábamos muy serios. Una paloma reposaba en nuestros hombro, probablemente igual de entrenada que aquella otra de hace cincuenta años. Sin embargo, ninguno de los que hablamos nos creímos elegidos, ninguno quería quedarse -por cinco décadas- gritando a través de los micrófonos.

Yoani Sánchez
http://www.desdecuba.com/generaciony/


Declaración del Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana
El pasado domingo 29 de marzo, en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, varias personas ajenas a la cultura, encabezadas por una “disidente” profesional fabricada por el poderoso grupo mediático PRISA, aprovecharon un performance de la artista Tania Bruguera para realizar una provocación contra la Revolución Cubana. Se trata de individuos al servicio de la maquinaria propagandística anticubana, que repitieron el desgastado reclamo de “libertad” y “democracia” exigido por sus patrocinadores. Hablaron —o actuaron más bien— para las cámaras; y hoy varios medios de la Florida convertían el incidente en una gran noticia.

El Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana, considera este hecho un acto anticultural, de oportunismo vergonzoso, que ofende a los artistas cubanos, a los artistas extranjeros que han venido a ofrecernos sus obras y su solidaridad y a todos los que hemos trabajado durante tantos meses, en condiciones muy difíciles, para llevar adelante un evento de tanta trascendencia. Ofende también a nuestro pueblo, que ha desbordado las instalaciones y áreas de la Bienal y disfrutado de un arte inteligente, crítico y humanista, de innegable vanguardia.

Resulta particularmente ofensivo que usen el espacio libre y plural de nuestro evento, asalariados de quienes manipulan la opinión pública, mienten, censuran, mutilan y coartan sistemáticamente la libertad de expresión y de pensamiento.

La obra de Tania Bruguera corresponde a la serie “El susurro de Tatlin”, que se ha venido presentando en diversas ciudades de Europa y Estados Unidos, y, en su presentación en La Habana, estaba concebida como un mano a mano en el propio Centro Lam con “Cuerpo ilícito”, del artista chicano Guillermo Gómez Peña. Contrasta de manera lastimosa el extraordinario performance anticolonial, en defensa de las minorías excluidas y despreciadas, que ofreció la noche del domingo Gómez Peña, con el espectáculo protagonizado por unos pocos buscadores de notoriedad y de dinero fácil, sin ideas ni decoro.

Esta mediocre instrumentalización política de una obra artística, demuestra el desprecio por la cultura de estos personajes y de quienes los alientan. En cambio, nuestras instituciones y nuestros artistas, acusados constantemente por esa misma maquinaria de politizar la cultura, continuaremos defendiendo la creación artística más libre y diversa y el acceso a ella de nuestro pueblo.

Por encima de estas provocaciones, la Bienal continuará siendo ese espacio de rebeldía antihegemónica, de herejía y auténtica disidencia que conquistó definitivamente la Revolución Cubana para los artistas de Cuba y del mundo.

Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana
http://www.lajiribilla.cu/2009/n412_03/412_50.html

*Según Time y CNN, Generación Y es uno de los blogs que mayor incidencia tiene en la opinión pública a nivel global. Tiene entre 200 y trescientos mil lectores diarios y cada post es generalmente comentado por miles de personas.


Desde la emergencia de la PERIFERIA a la “Urgencia” Centrista

He decidido pronunciarme al respecto de lo acontecido en la versión número 41 del Salón Nacional de Artistas, el evento supuestamente más importante (con más alto presupuesto designado a las artes plásticas y visuales en Colombia) patrocinado en buena parte por el Ministerio de Cultura, o sea con dineros públicos[1]. Los/las que no tengan ni idea de que se trata, les comento que el SNA ha pasado de ser el gran salón de artistas nacionales que eran invitados o convocados (como en las grandes exposiciones academicistas de los siglos XVIII y XIX) hasta convertirse en el magno evento (nótese la indiferencia entre “gran” y “magno”) que intenta fallidamente desde la invención de los salones regionales y cada dos años, concentrar en un solo espacio, o una sola ciudad, lo que acontece artísticamente en las cinco regiones en que se divide Colombia, regiones de por sí, diferentes cultural, geográfica, social e históricamente. He aquí un primer problema irresoluto por la odisea curatorial de los SNA, lo digo porque no encuentro grandes avances entre lo que se planteaba en Corferias-Bogotá y lo que se plantea como algo innovador en ciudades como Cali o Cartagena, ni aún utilizando diferentes espacios expositivos, ni la calle, ni espacios no institucionalizados porque sencillamente todo “lo foráneo” queda fuera de contexto debido entre otras cosas a la falta de tiempo y estudio adecuado del(os) lugar(es) de emplazamiento como parte de la propuesta conceptual de la gran curaduría que intenta “nacionalizar” lo no nacionalizante; sumado esto a la poca comprensión sobre los prácticas artísticas de cada región devenidas en las microcuradurías ganadoras (no es despectivo, es que así fueron tratadas en esta última versión) no se sabía a ciencia cierta si aquellos procesos artísticos regionales, aquellas obras regionales, estaban compitiendo en igualdad de oportunidades con las obras invitadas nacionales e internacionales. O bien, se intentó dar origen a una especie de mixtificación o amalgama temática no esclarecida hasta el sol de hoy. Al parecer, la Urgencia se notó sólo en la designación de espacios (como simples contenedores de obras) cuando la Emergencia estuvo en desenredar el hilo conductor de aquellos cuestionamientos iniciales, se quedaron así en el vacío como las letras de los créditos de Starwars, y por lo tanto nunca se llegó a la lectura curatorial general, la película no aconteció, una vez más por la falta de previsión y programación (Ahhh. ya me gustaría ver el proyecto general presentado a Mincultura) Ahora bien, no deseo profundizar en una crítica de “al caído caedle” porque primero no asistí al evento y segundo, nunca he creído en el centralismo ni unificación de conceptos en escalas tan magnánimes con que se ha pretendido armar los SNA desde hace tres décadas mas o menos. Pero sí deseo alzar la voz nuevamente (ya lo había hecho en el facebook y vía mails a los curadores del 41SNA semanas antes de la inauguración, al igual que había advertido al Equipo Curatorial “El Consorcio” de la curaduría MALDEOJO y a los 12 artistas del humilde laboratorio de investigación que tuve la fortuna de coordinar) pues realmente el manejo final del 41SNA planteó que siguen existiendo en Colombia artistas de primer orden (llámense consagrados ¿Al mercado? ¿Al mundillo?, invitados nacionales e internacionales) y artistas de segundo orden (regionales), a los primeros se les trató a cuerpo de rey y a los segundos a cuerpo de mendigos, ¿Por qué? Si los presupuestos fueron desorbitantes. Esta injusticia hay que erradicarla de una vez por todas, a mi no me vengan con cuentos chino, desde aquí planteo ¡Hacer una auditoria al 41SNA! O que se publique en los medios un informe del mismo.

En otro orden de cosas pero siguiendo con los problemas irresolutos de los SNA quiero dejar en el aire nuevas dudas partiendo del hecho de si lo que se expone son procesos artísticos decantados como nuevas prácticas artísticas curatoriales, ¿Por qué los montajes finales (tanto en las itinerancias regionales como en el magno evento) aparecen las propuestas como productos, como obras de contemplación, no teniendo en cuenta la participación o apropiación del espectador o lector, la consulta directa, el debate? ; ¿Cuántos computadores se pusieron a disposición de los visitantes para consultar, por ejemplo, los blogs o webs de las curadurías regionales[2]? ¿Cómo fue mostrada la documentación, las referencias? ¿Se llevó a cabo un encuentro directo o virtual entre los visitantes y artistas regionales? ¿Se propiciaron foros, conferencias, mesas redondas en barrios populares de Cali con las curadurías que planteaban realidades sociales?, etc.

Propongo desde ahora un discurso descentralizado y mas acorde con lo que acontece en cada región, dejemos a un lado la visión arribista, maternalista y destetemos de una vez los salones regionales del SNA, en vez de hablar de la bienalización de éste hablemos de nuevas estrategias de financiación y cooperación de cada propuesta regional (quizás local), trascendamos fronteras (el ejemplo no los ha dado Medellín, que ha propósito tiene su propio Salón Nacional), pensemos en buscar la interconexión, la intercomunicación, el encuentro en la diversidad y la multiplicidad cultural. Señoras y Señores de Mincultura el pensamiento unicista está mandado a recoger y ya deberían estar tomando nota de tanto intento fallido.

Hablo por supuesto desde la periferia.

Alexa Cuesta

_____

[1] Aquí me diferencio sobre lo planteado por Gina Panzarowski (seudónimo o alter ego) en su artículo “Mirando el Salón desde la Acera” en Esfera Pública, según el cual se afirma que “Son aspectos curiosos de la cultura política colombiana, donde a pesar de que exista un abierto rechazo con el actual régimen de Uribe por parte de los productores de sensibilidad, la comunidad artística no encuentra ninguna razón para plantearse estas eventuales contradicciones. Y esto se evidencia al revisar el volumen de preguntas que suscita una agenda donde la realidad juega un papel invasivo en las prácticas artísticas contemporáneas.” Obtener recursos del Ministerio de Cultura no quiere decir jugarle la pelota al presidente de turno, una cosa diferente es que nuestras obras si lo hagan (los caballos maquillados en la vía pública por ejemplo) o todo lo contrario, cuando nuestras obras se vean afectadas por censura en un estado autoritario (por ejemplo la obra de Wilson Díaz patrocinada por la embajada colombiana en el Reino Unido, y luego vetada por la misma) aquí si habría contradicción, porque no estaríamos hablando de un estado de derecho: el derecho a la libertad de expresión. Si los/las artistas planteamos la realidad social en nuestras producciones artísticas es porque nos afecta de alguna manera o queremos dirigir la atención hacia estas cuestiones y el deber del Ministerio es apoyar con dineros que pertenecen a los colombianos, o gestionados por ellos, nuestros planteamientos artísticos, y mas cuando ya existe toda una comunidad artística en lo que Gina llama “papel invasivo” en las prácticas artísticas contemporáneas en Colombia. Consultado en http://esferapublica.org/portal/index.php?option=com_content&task=view&id=911&Itemid=1 el 16 de febrero de 2009

[2] Pueden consultar la documentación del laboratorio que coordine en La Guajira, perteneciente a la curaduría MALDEOJO en http://sutchin-tuu-akuaipakalu.tublog.es/ o el blog de una de las artistas participantes http://www.karinaherazo.blogspot.com/ y las propuestas visuales resultantes en http://picasaweb.google.es/alexa.sutchin/SutchinTuuAkuaipakalu#5153500303430145090

Este texto lo publique en http://laobracuesta.wordpress.com/2009/02/27/de-sutchin-al-41sna/


urgente! cómo se hace lobby con preguntas retóricas

“La acepción más general en que se usa el término de pregunta
retórica es la de una expresión interrogativa que carece de la expectativa
de una respuesta. Por lo común, se considera que, si bien interrogativas
en forma, las preguntas retóricas tienen la fuerza ilocutiva de las
aserciones, y es por ello por qué no esperan respuesta alguna. Según
señala Schmidt-Radefeld (377), “hay acuerdo general acerca del hecho de
que las preguntas se deben considerar peticiones de información,
mientras que las preguntas retóricas se reservan para proporcionar
información” (traducción mía). Dicha información es idéntica a la
respuesta que se considera obvia tanto para el hablante como para el
oyente, y se puede establecer sin equívoco en base a la propia formula-
ción de la pregunta. Por ejemplo, las preguntas retóricas (a) en los
ejemplos (1-4) (tomados de Escandell Vidal) se consideran semánticamen-
te iguales a las aserciones (b) en los mismos ejemplos, aserciones que, al
mismo tiempo, representan la respuesta obvia de (a):
(1)
(a) ¿No debemos ayudar a nuestros amigos?
(b) Debemos ayudar a nuestros amigos.
(2)
(a) ¿Podemos acaso olvidar a los que luchan por la causa?
(b) No podemos olvidar a los que luchan por la causa.
(3)
(a) ¿Qué mujer no soñaría con un marido como él?
(b) Cualquier mujer (=toda mujer) soñaría con un marido como él.
(4)
(a) ¿Quién puede desear ir a la cárcel?
(b) Nadie puede desear ir a la cárcel.” (1)

Examinando las preguntas que, más que el éxito logístico y la farandulizació

n de lo Urgente! eran las que vendían la idea, junto a la creación de una “base social”, de que Salón era Urgente! y necesario, y frente a las cuales, como se había predicho, todo el mundo se hace ahora el despistado, vemos que cumplen con los dos componentes básicos que la pregunta retórica debe tener

1.- Son preguntas que no están hechas para ser respondidas
2.- Llevan en sí la afirmación implícita de lo que preguntan

Veamos…de nuevo…nevermore… unos ejemplos:


1.-¿Cómo aproximarse desde el territorio del arte a los problemas políticos, sociales, económicos y raciales, para resignificarlos?

Da por sentado que el arte tiene la capacidad de aproximarse a los problemas políticos, económicos y raciales para “resignificarlos” (sic).

2.-¿Cómo transformar los modos establecidos de representación, muchas veces arbitrarios e impuestos, a partir de nuevas miradas críticas?

Da por sentado que “ellos”, no hacen parte de los “modos establecidos de representación” arbitrarios e impuestos y lo que es mas, dan por sentado que sus miradas son “criticas”

3.-¿Cómo cuestionar la noción misma de la representación?

Da por sentado que su noción de representación no es la cuestionable sino la que cuestiona.

4.-¿Qué rol cumple el arte ante una realidad compleja?

Da por sentado que conocen la naturaleza compleja de la “realidad” y que el arte cumple un papel a la hora de analizarla y transformarla.

5.-¿En qué medida tiene sentido estudiar el rol de la representación en diálogo con otros artistas latinoamericanos o internacionales, o con la propia historia?

Da por sentado, asertivamente, que existe una relación entre el rol de la #representación” (sic) y la internacionalización (de mercado) del Salón.

6.-¿Cuáles son los modos posibles o deseables de participación?

Da por sentado que existen unos modos imposibles e indeseables de participación, pero por otra parte grita a los cuatro vientos que El Salón representa una gran revolución democrática y no una regionalización del modelo temático dictatorial.

7.-¿Cuál es el límite entre el arte producido por artistas para y con las comunidades y un programa social?

Da el paso previsible respecto a la pregunta asertiva anterior. El arte indeseable es aquel que no tiene como objetivo a las comunidades y a un programa social y a su vez es, a la manera de Slumdog Millionaire, la institicionalización definitiva del “slumming”. Suponemos aquí que de los 350.000 visitantes y debido al poderoso vínculo que, según las preguntas asertivas, tiene la acción del arte, se deben haber creado durante el Salón al menos 50.000 nuevas conciencias políticas que a su vez se materializarán en una dinámica cadena de formación de cuadros gramscianos en los barrios periféricos y la clase media. Por ahora Florencia Mora no ha enviado las estadísticas a Mincultura.

8.-¿Cómo resguardar al arte de los imperativos de lo políticamente correcto?

Da por sentado que “ellos” no practican lo políticamente correcto y para demostrarlo hacen del corto “Agarrando Pueblo” un emblema del Salón. El diablo expone una hostia.

9.-¿Cómo educar desde el arte?

Suponemos que da por sentado que el arte “educa políticamente”. No creemos que se refiera a urbanidad o buenas maneras

10.-¿Puede hablarse de una dimensión ética en el arte, y en tal caso, qué efectos conlleva?

El arte social se encuentra aquí con su Némesis, la Ética. Pero siempre, como todo concepto con el que se estrellan, ahí si políticamente, puede ser redefinido, como ya lo hizo Sebastiao Salgado, para que el camello quepa por el ojo de la aguja.

11.-¿Cuál es la necesidad de la acción?

Da por sentado que la acción, política suponemos, encuentra su cumplimiento definitivo en el arte

———–

Pero como si con éste despliegue de astucia que envidiarían los administradores de regalías provinciales no bastara, se han añadido nuevas preguntas retórico asertivas en el texto Icontec. Son preguntas que tienen asertivamente la respuesta implícita de que la pólitica del Salón fue exitosa, pero no se refieren ya al carácter político militante del que se jactaba el modelo curatorial cuando se lanzó el Salón, sino que ahora, obviamente y al no poder responder las preguntas retóricas de los Nucleos curatoriales, redefine la palabra política como “política logística”, es decir, el Salón aceptará ser cuestionado por problemas logísticos pero no por su relación consecuente con los objetivos primordiales que eran…nevermore…

1.- Demostrar que existe una relación directa entre arte y transformación social, entre arte y educación política y
2.- La creación de las “bases sociales” de Florencia Mora.

¿Porque pues la idea no es ahora responder por los objetivos nucleares del Salón?

Primero porque no tienen respuesta dentro de la relación aporística arte/política, y luego, lo más importante, porque el lobby para el próximo Salón ya comenzó y el fuego sagrado ya está siendo entregado. Las palabras de Jaime Cerón son las que mejor ilustran cual es la verdadera estrategia de la retórica de las preguntas, las promesas incumplidas y la resolucíon farandulesca y estadística de los problemas que dieron nacimiento al evento, y es en esencia, la estrategia cultural del Partido Príncipe del arte para que nada cambie mientras ellos existan o al menos mientras les llega la jubilación. En la medida en que arreglemos mal el automóvil, el dueño tendrá que segui volviendo al taller.


“Después de todo, dice Jaime Cerón, encargado de la producción, “como las realidades culturales de cada una de las regiones de Colombia son distintas, sus agendas de trabajo también lo son”. Pero añade: “Aún falta por ver si este ejercicio de trabajo es exitoso o si dentro de un mes vamos a estar pensando qué es lo que hay que hacer dentro de dos años”. http://www.revistaarcadia.com/ediciones/38/arte2.html

Más claro no canta un gallo. Y viene el siguiente paso, el Luis Caballero. ¿Alguien quiere apostar por la clase de retórica que se manejara allí?

Carlos Salazar

——————————————–

(1).Domnita Dumitrescu. California State University-Los Angeles
ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DE LAS PREGUNTAS RETÓRICAS REPETITIVAS EN ESPAÑOL
http://cvc.cervantes.es/obref/aih/pdf/11/aih_11_1_013.pdf