#EnDirecto: Primeras preguntas de Juan Mejía

Acerca de las formas de relatar la historia de la sexualidad en el diorama de Juan Mejía. Con esta primera entrega de #EnDirecto iniciamos una serie de aproximaciones a algunas obras del 45 Salón Nacional, a través de la voz de los artistas.


En (vi)cita: una lectura dramática del trabajo de las mujeres en el campo del arte

En esta nueva entrega de #LeerLaEscena, Monica Eraso, Ana Karina Moreno y Ana Maria Villate parten de una serie de testimonios y denuncias -y de una breve encuesta que publicaron hace un año en esferapública con el título de Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local– para hacer una lectura dramática sobre la exclusión y la discriminación por género en el campo del arte en Colombia

En (vi)cita: una lectura dramática del trabajo de las mujeres en el campo del arte

“La perpetuación de las desigualdades basadas en el género en el Departamento de Filosofía de la Universidad Nacional de Colombia no puede continuar ocultándose tras el disfraz del mérito. El reciente Concurso Profesoral 2018, el primero en 12 años, seleccionó para la única plaza disponible en el Departamento de Filosofía a dos hombres: un ganador y un elegible. En un departamento conformado por 17 profesores y una sola profesora, este resultado no deja de sorprender y de causar indignación en la comunidad académica, a la vez que sigue siendo muy diciente del tipo de estructuras sexistas que aún gobiernan no solo los procesos de contratación sino incluso los supuestos criterios “objetivos” de calidad y de mérito”.

Red Colombiana de Mujeres Filósofas, Denuncia: Discriminación por género en el departamento de filosofía de la UNAL, septiembre 29 de 2018

“Varias escritoras colombianas, abajo firmantes de este manifiesto (y teniendo en cuenta al resto de escritoras del país), queremos manifestar nuestra indignación porque el campo literario colombiano siga invisibilizando a las escritoras. El sábado pasado recibimos un comunicado del Ministerio de Cultura de Colombia en el que se anunciaba la delegación que representará al país en París, en las actividades del año Colombia-Francia. Para nuestra sorpresa y molestia, encontramos que “el 15 de noviembre, un gran evento reunirá en la Bibliothèque de l‘Arsenal de París a diez autores colombianos”, y acto seguido se citan los nombres de diez hombres. Es intolerable que todavía en Colombia se hagan eventos que no incluyan mujeres”

“Colombia tiene escritoras”, Revista Arcadia, 27 de Noviembre de 2017

“Puedo pensar rápidamente en 3 o 4 artistas/curadoras mujeres, jóvenes también, que podrían estar invitadas a “exponer sus propias miradas al arte conceptual”, sobre todo si de arte conceptual latinoamericano se trata. Como dice Yolanda Reyes en su columna acerca de la controversia que se armó por la falta de mujeres escritoras en el evento de la Bibliothèque de l’Arsenal de París (12 hombres, ni una mujer!), notar este tipo de cosas ya debería ser algo automático.// Y sería chevre que los amigos hombres fueran los que lo señalaran, para que nos ahorren a nosotras el tener que volvernos un sirirí. Juan Pablo Pacheco, David Escobar Parra, Juan Pelaez: aunque la decisión no dependa de ustedes sí podrían exigir tranquilamente que en el evento se incluya al menos una mujer. Pa la próxima al menos”

Ana María Montenegro Jaramillo. Facebook, 6 de noviembre de 2017

“Pero en ciudades grandes y medianas la mujer ocupa la dirección de museos y secretarías de cultura, ya sea porque tienen una formación para ello o porque el tema de la cultura se los han dejado los políticos a las mujeres casi por tradición. Son ellas las que entienden eso del arte, las que representan una función filatrópica [sic] y las que encarnan el papel de Cacicas.  Si se auto excluyen de participar en estos debates de Esfera Pública, pues o les gusta guardar un bajo perfil o simplemente, escuchan desde la distancia que les confiere el papel que representan”

Gabriel Merchán, comentario en “Aceptando la invitación a repensar la esfera pública”, esferapública, enero 23 de 2011

“Hay más mujeres porque los gestores culturales no tienen la posición que pueda tener un curador/a o un director de galería o museo, al tener contratos eventuales y permanecer en la sombra, las gestoras son mayormente mujeres”

“Lo han dicho frente a mí varias veces: “Que el arte de las mujeres vale menos porque en cualquier momento les da por casarse o tener hijos y la inversión que los galeristas y curadores invierten se va a la basura”. “Que las mujeres por un lado se enferman mucho y por otro, andan muy ocupadas con la familia, cargándose responsabilidades y no se enfocan en su carrera”

“Un amiga me contó que con su ex-pareja lograron armar un festival de arte que lleva más de una década, como  fue el man el que  siempre figuró como director,  ahora que se separaron, él se quedo con el proyecto sin mediar con ella y sin darle ningún crédito”

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017

“La mayoría de las artistas colombianas de la segunda mitad del siglo XX han afrontado el arte con entera libertad: el hecho de tratarse de mujeres no ha tenido mayor injerencia en el contenido de su producción”

Eduardo Serrano,  “La mujer y el arte en Colombia” 1995 

“No. Todo lo contrario. (…) Porque yo si creo que vivimos en un mundo machista. Y ser escultor y no ser hombre, es muy dificil. Para que la gente me tomara en serio [me hice la loca] , recurrí a ese truco, porque pensaban: “a lo mejor esa loca hace cosas interesantes”. Y creo que esto funcionó”.

Feliza Bursztyn, Revista Carrusel,  30 de Noviembre de 1979

“Pero si yo una vez recibí un mensaje de Facebook del papá del hijo de una amiga artista en el que me explicaba que ella estaba loca y que no podía responder por su hijo y nos instaba a mi y a todos sus contactos a denunciarla si sabíamos su paradero”

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017

“Y qué se podía esperar de ese parvulado que consume arte social en Colombia. Reducir el acto de Tania a la anécdota […] A quien, pues, le importa si el perfomance era barato o caro. Importante o no. Una mujer hermosamente despistada que debe ser mas hermosa en este momento, riéndose sola en un avión de un mundo que cree en sus prestigitaciones [sic], tuvo que lidiar por una semana con éste país cacofónico sin perder la compostura. Y es que el verdadero performance no fué la tarea de la alumna desaplicada que luego fué calificada por el maestro “pervert” con un 10. Fué la alumna misma con su incomparable porte de princesa colonial, su pelo de Magdalena y su espectacular talento para existir. Esa era la parte del performance que Tania no tenía calculado: verse bella, radiante como Gradiva y ser una mujer hermosa y deseada. Porque al final, solo la belleza queda. Como tiene que ser”.

Carlos Salazar, “Tania la hermosa” esferapublica 29 de Agosto de 2009 

“Yo tenía 25 años y este profesor 50. En un punto llegó hasta mi casa y me llamaba para decirme que estaba ansioso por verme”

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017

“Yo estaba paralizada, sentía que todo pasaba en cámara lenta. Me miraba horrible y me tocaba. Mi noción del tiempo se perdió totalmente, hasta que en un punto reaccioné. Lo miré a los ojos y le dije durísimo ‘¡No más!’. Él no me dijo nada, fue a la puerta, la abrió y yo salí corriendo al salón de secado. Me subí la blusa, estaba temblando, no sabía qué acababa de pasar. Cogí mis cosas rápido, las fotos se mancharon, cuando me volteé ya con mi maleta, Sebastián estaba ahí y me volvió a manosear las piernas como un loco en el cuarto de secado, le quité la mano y le dije: ‘¡No más!'”.

Juanita, “La lucha de una estudiante de la Javeriana contra el abuso sexual en su universidad”, enero 23 de 2017, Vice 

“Un Profesor (…) hace insinuaciones y acoso sexual. Pide a las estudiantes que se vayan en su carro con motivos de caracter “artistico” o “monitoría” para recoger elementos y herramientas de arte y las manosea. De igual forma fui víctima de sus insinuaciones para acostarme con él a cambio de exposiciones y viajes. Fue expulsado de la Universidad Javeriana por el mismo motivo”

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017

“Oh, ¡bella escultora!

¿A qué conquista del arte de Fidias pretendes llegar?

¿A qué alcanzar, niña, diploma de artista, si tienes el arte de hacerte adorar? ANA MARÍA ¿Será que entre vagos ensueños mecida ignoras que todo, todo es decepción, y quieres del barro que forma la vida tallar la esperanza, tallar la ilusión?

¿Será que tu alma, virginea blancura, que ignora que existen tristeza y dolor, ya siente que quiere tallar su escultura, aquel gran artista que llaman Amor?

Sé sólo que nunca soñó Praxíteles, discipula verte de arte inmortal; y hubiera dejado martillo y cinceles, al ver escultura tan bella y real.

Revélame, artista, tu genio:

Procura con tu inmaculado cincel ilusión, tallar mi recuerdo como una escultura, sobre el rico mármol de tu corazón”.

Jorge Bayona Posada “Poema a una hija de Fidias”, periódico El Artista,  Junio 22 de 1907

“Es necesario tener presente que la tarea por la igualdad sexual es parte integrante de la lucha por la revolución social. No puede asumirse la emancipación femenina como una empresa aislada de la emancipación social ni tampoco como una tarea exclusiva de las mujeres.”

Clemencia Lucena, Mujer Arte y revolución, Compilación de 1984. 

“Yo si voy a seguir diciendo lo que considero lógico sensato y normal aquí en mi muro. Si a alguien le molesta mi normalidad pues de malas. Me puede eliminar perfectamente. No tengo problema con eso. Pero yo si no me voy a dejar amilanar por los extremismos feministas, progresistas y todas las bobadas que quieran.”

Dimo García, Facebook, 5 de Julio de 2018

“La homosexualidad al aflorar abiertamente a la superficie no ya como una ambigua conducta sexual sino como un refinamiento, ha ido tomando en el mundo una fuerza sin precedentes que tiende a liquidar con su énfasis en los sectores artísticos toda manifestación de carácter humanístico y nacionalista. La pintura y la escultura llamadas de vanguardia están donde están sólo por su rotunda desviación sexual de quienes intervienen en su creación, proselitismo y mercado.  Para ser más claros: por la influencia de la femineidad –de la mujer y del homosexual- en los ambientes culturales.”

Pedro Restrepo Peláez, La homosexualidad en el arte, 1969.

“Marina Abramovic se ve radiante con su respiración agitada debajo de ese esqueleto. Nikki de Sanfail es sublime, una Denev del arte contemporáneo disparándole a ese lienzo con su rifle calibre 22 de verdad, (…). Una belleza de verdad que el arte expropió a Voug. Andrea Freiser vendiendo su cuerpo cual Ishtar bajada desde un púlpito protestante para nuestro deleite voyer. Y esa Martha Rosler, zurda para más, tan sexy a pesar de su calculado hieratismo de indignación espartana, con su cuchillo de cocina asesino y su delantal de anestesista y que invitan a romper su ventana con una flor y una nota amarradas a una piedra. Porque como en Eva Hess, detrás de toda artista radical, solo hay una mujer que quiere ser amada”

Carlos Salazar, “Tania la hermosa” esferapublica 29 de Agosto de 2009

“…aún no entienden que las mujeres no venimos al trabajo a que nos digan cómo nos queda de bien la falda o lo lindas que nos vemos, venimos a trabajar, a discutir ideas sobre la política pública en cultura”

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017 

“Sí, es innegable que las mujeres pueden elevarse, en el campo de la pintura, como  en el de las letras al mismos rango que los hombres, pero con una condición : que sus obras adquieran este carácter de objetividad, de grandeza, de desprendimiento y de vigor, que caracteriza los trabajos de los grandes artistas de todos los tiempos…las artistas plásticas pueden destacarse al precio de desprenderse de todo lo mezquino, todo lo anecdótico,  y demasiado intimo e individual, que parece a la mayoría de la gente (y con frecuencia a las mujeres)  la esencia de  la femineidad ”.

Casimiro Eiger,  Salón femenino, 22 de junio de 1951 en: Crónicas de arte colombiano 1946-1963

“En muchos espacios laborales la voz masculina se impone bajo la forma (Decía manera) de pretender concluir a su manera…pasando por alto lo argumentado o por la vía de la caricaturización, infantilización, y el ejercicio mismo de la toma de decisiones unilaterales, verticales”.

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017 

“Es una lástima ver como una gran obra de arte es malograda por la prisa. La carta que vemos arriba sin duda es una bella pieza (casi perfecta) de ficción (una bonita manera de completar la obra). Y nos abre la puerta de este debate. Pero siento que se apresuraron…

O mejor dicho, que se apresuró. Porque Lorena no existe…

A Lorena no le crean nada, Lorena es un invento de Víctor. Víctor, el curador, el cuenta cuentos, el que escribe textos para exposiciones y prólogos para catálogos, y que ahora se cuela en la exposición… él que no es un nombre nuevo… pero que igual como ha expuesto poco… bien podría serlo…”

Alejandro Martín, Comentario en: Carta abierta a los organizadores del salón de arte BBVA – Nuevos Nombres Banco de la República 2011, esferapública, 18 de mayo de 2011

“En muchos espacios laborales la voz masculina se impone bajo la forma (Decía manera) de pretender concluir a su manera…pasando por alto lo argumentado o por la vía de la caricaturización, infantilización, y el ejercicio mismo de la toma de decisiones unilaterales, verticales”

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017 

“Lo primero, no en cuanto a solo notoriedad sino en cuanto a concepto principal, es el hecho de que esta obra juvenil no está marcada por el sello femenino. Es un arte sin género determinado como son los buenos productos de la inteligencia. Ni sensiblería femenina, ni rigor ni adustez varoniles; ni fáciles esguinces decorativos de dudosas calidades ni el disfraz que pretenda engañar con muecas prestadas.”

Eugenio Barney, texto sobre la obra de Evelia Medina, escrito entre 1968 y 1972 En: Eugenio Barney Cabrera y el arte colombiano del siglo XX. Antología de textos críticos 1954-1974.

“En muchos espacios laborales la voz masculina se impone bajo la forma (Decía manera) de pretender concluir a su manera…pasando por alto lo argumentado o por la vía de la caricaturización, infantilización, y el ejercicio mismo de la toma de decisiones unilaterales, verticales”.

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017 

“El mercado está en lo correcto (…) Las mujeres simplemente no pasan la prueba» […] Las mujeres no pintan muy bien. Es un hecho. Hay excepciones, por su puesto” […]

Georg Baselitz. ABC, 13 de febrero de 2013

“En muchos espacios laborales la voz masculina se impone bajo la forma (Decía manera) de pretender concluir a su manera…pasando por alto lo argumentado o por la vía de la caricaturización, infantilización, y el ejercicio mismo de la toma de decisiones unilaterales, verticales”

“Hace poco un amigo y yo hicimos un ejercicio de compilación de obras para exponer en una galería. El galerísta, básicamente me ignoraba y solo se dirigía a mi compañero”

“Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local” Podcast de #RadioEsfera y mini-encuesta en torno al acoso a las mujeres en el campo del arte, esferapública 18 noviembre de 2017 

“Cuatro semestres más tarde estaba en lógica VI. Douglas Niño era el profesor. Durante todo el semestre se negó a pronunciar mi nombre. “Como dice el caballero” apuntaba cuando yo intervenía y señalaba a Carlos Castillo quien se sentaba a mi lado. Esta actitud se complementaba con ausencia de contacto visual y gestos de desprecio en el salón de clase. (…) Inversamente proporcional a la solidaridad de los profesores resultó ser la respuesta de mis compañeros Carlos Castillo y José Tovar, quienes no sólo interpelaban a Douglas en clase cuando yo hablaba, sino que pidieron revisar cada uno de los exámenes para asegurarse de que habían sido calificados con justicia (…) para Carlos y José fue evidente lo que para los ilustres profesores del departamento no: lo que no se nombra no existe”

Vanessa Villegas. Facebook, 4 de octubre de 2018.

En seminario de métodos interdisciplinarios, el profesor, Yuri Jack Gómez que con frecuencia menospreciaba sus participaciones en clase, me dijo bruta, no dijo las cinco letras; utilizó la expresión a lo Eraso como paradigma de una elaboración conceptual mal planteada para corregir el trabajo de un compañero, ella solo le dijo al tipo: cuidado exijo respeto.

Edito mi publicación promocional inicial, para hacer eco a la preocupación expresada por muchxs, y a la ausencia de las “miradas” de las mujeres en este conversatorio. Fue una falla mía no reconocerlo y expresarlo antes, y por eso David y yo pedimos al MAMBO – Museo de Arte Moderno de Bogotá que replantee el conversatorio; la lista de nombres de mujeres quienes podrían/deberían estar en este panel, es más que contundente. Sólo así será justo participar”

Juan Pablo Pacheco, Facebook 6 de noviembre de 2017

“Con este post cierro el capítulo de ArteCámara 2018. Fue interesante ver las reacciones con el 70% mujeres/ 30%hombres. Muchas positivas, otras inconformes. Solo espero que la discusión que generó lleve a una disciplina de cuidar las proporciones para no seguir perpetuando el desbalance. El arte quizás no tiene género como afirma uno de los 4 curadores ”evangelistas”, pero quien lo hace sí, y ahí está la diferencia.

Carolina Ponce de León. Facebook 29 de octubre de 2018

“Feminista y liberacionista violenta. Porque creo que hay una diferencia política y social entre hombres y mujeres, y es que nosotras no podemos hacer lo que queremos con esa tranquilidad….”

Feliza Bursztyn Vanidades, 21 de agosto 1973 (entrevista con Margarita Vidal).

***

#LeerLaEscena es un proyecto de [esferapública] que propone una serie de aproximaciones a su archivo de debates a través de la lectura en voz alta, entrevistas y textos.

Todos los episodios de #LeerLaEscena aquí

 

 

 


Sobre el acoso y la exclusión de la mujer en el medio del arte local

https://www.mixcloud.com/widget/iframe/?feed=%2Fesferapublica%2Fen-torno-a-la-exclusi%C3%B3n-en-el-campo-del-arte-local%2F

Para este nuevo episodio de #RadioEsfera las invitadas son Mónica Eraso, Ana Karina Moreno y Ana María Villate, quienes comparten sus reflexiones y experiencias sobre situaciones de exclusión que han enfrentado como artistas y docentes universitarias. Igualmente, hablan sobre los resultados de una microencuesta que realizaron vía inbox a cerca de setenta artistas, docentes e investigadoras, quienes respondieron ocho preguntas sobre casos de invisibilización, exclusión, acoso y abuso.

 

 

*Dado el número de respuesta se seleccionaron algunas de ellas y se editaron las que contenían nombres propios

Sobre la Pregunta 3. ¿En su ejercicio profesional sintió o siente que algún colega o funcionario de las artes (artista, curador, galerista, etc) le hizo insinuaciones sexuales o ejerció algún tipo de acoso?: Podría relatar la experiencia

Yo tenía 25 años y este profesor 50. En un punto llegó hasta mi casa y me llamaba para decirme que estaba ansioso por verme.

-En mi caso ha sido más bien a través de las redes sociales, he sufrido otro tipo de acosos en mi vida, pero en la parte profesional, he tenido suerte

– *Un Profesor hace insinuaciones y acoso sexual. Pide a las estudiantes se vayan en su carro con motivos de carácter “artístico” o “monitoria” para recoger elementos y herramientas de arte y las manosea. De igual forma fui víctima de sus insinuaciones para acostarme con él a cambio de exposiciones y viajes. Fue expulsado de otra universidad por el mismo motivo.

-Hace poco un amigo y yo hicimos un ejercicio de compilación de obras para exponer en una galería. El galerista, básicamente me ignoraba y solo se dirigía a mi compañero.

-Otros burócratas de la cultura aún no entienden que las mujeres no venimos al trabajo a que nos digan cómo nos queda de bien la falda o lo lindas que nos vemos, venimos a trabajar, a discutir ideas sobre la política pública en cultura.

-*Cuando fui estudiante hubo una clara insinuación sexual por parte de un artista que no era profesor del programa ni tenía que ver para nada con la universidad. Después, lo que siento es que siempre hay una insinuación medio morbosa cada vez que me ve.

-Miradas a partes de mi cuerpo que me hacían sentir incomoda

-Es muy difícil para mí relatar este tipo de experiencia porque en principio no he sido consciente del asunto, pero en el último año me he percatado en retrospectiva de varias escenas de este tipo. A veces son situaciones muy sutiles o que se sienten “entre chiste y chanza” y uno como mujer no presta tanta atención por no entrar en mayor discusión o porque en el momento uno no se da cuenta del todo. Pero con el tiempo, uno se percata de que la sensación de incomodidad persiste y con la distancia es más fácil identificar esos momentos de acoso. En varias ocasiones me he sentido intimidada, juzgada por expresar libremente mi opinión frente a varios hombres.

-Insinuaciones por parte de un funcionario de Idartes.

-Cuando trabajé en la Secretaría de Cultura en 2007. Muchos artistas y gestores locales, también funcionarios de la misma entidad no les cabía en la cabeza una gerente joven y mujer, de tal suerte que el trato verbal era “mi princesa”, “mi niña”, “mi preciosa”, todas ellas relacionadas con infantilización de una mujer joven en ese cargo. Eso, claro, de la mano de insinuaciones que marcaban mi diferencia de género y mi “juventud”.

-Intentaba acceder a un puesto de trabajo y la persona que me estaba ayudando me insinuó un favor sexual a cambio de ayudarme a ingresar a la empresa.

-Mi director de tesis de pregrado me citaba a solas en su taller y una vez me puso la mano sobre la pierna por debajo de la mesa estando con otras estudiantes durante una clase, cuando le dije que no iba a tener nada con él dejo de asesorarme y por poco no me firma la aprobación de la tesis. En otra ocasión estaba hablando con un colega sobre el desarrollo de un proyecto y el me insinúo que si lo quería liderar debía acostarme con él, yo dejé de verlo automáticamente y me aparte del proyecto, luego empezó a acosarme por el whatsapp y el fb.

– En la universidad fui acosada por 3 profesores, uno de estos me bajó una nota de final de semestre (que a todos los compañeros les quedó en 5.0, puesta por ellos mismos, ya que el profesor lo acordó así) porque no quise salir con él. Laboralmente: Coordinadores de proyecto público: bullying, acoso sexual, conversaciones que incluían lenguaje sexista, machismo(también del sexo femenino), callar en público, invisibilización, menos oportunidades de ascender siendo buena trabajadora.

-En segundo semestre un estudiante me pidió que posara para unas fotos, pero antes de eso quería ver mi cuerpo y me convenció de entrar a un baño para que pudiera observarlo sin tocarlo… Me hizo sentir incomoda e intento tocarme pero inmediatamente lo paré, me puse la ropa y salí de allí. Ese estudiante, más adelante fue identificado como un acosador por 5 estudiantes de la misma facultad.

-Fue con un profesor, dicha persona no fue un acosador sexual pero si me discriminó como mujer y siempre evaluaba al los hombres con mejor nota, en ocasiones tenia ciertos comentarios un poco peyorativos de lo que es una mujer y cuanto puede aportar al mundo del arte. Esto ocurrió durante la universidad .

Sobre la pregunta 4. ¿Ha sentido algún tipo de manipulación o acoso laboral?: ¿Cómo se ha dado y en qué circunstancias?

Desconocimiento de mis capacidades y resultados como docente.

-Sobre carga de trabajo que veo relacionada con la asignación de roles de cuidado a las mujeres.

-En la oficina donde trabajé hace un año. Mi jefe que era mujer por un error que cometí empezó a relegarme

– Se acerca sin ninguna justificación, se queda mirando y después me sonríen

-En toma de decisiones en las que implicaba decidir por un hombre o una mujer para cargos de jefatura

-He sentido manipulación por cuestiones de poder, no sexuales, aunque considero que el género ha influido en esa relación de poder, por el hecho de ser mujer, se han infantilizado mis comentarios y mi modo de actuar

-Se espera que se tenga completa disponibilidad, que la vida, las rutinas, las actividades y el tiempo íntimo, familiar y de ocio esté en función del trabajo, llegan correos muy tarde en la noche, solicitudes a última hora, y culpabilidad porque las cosas no fluyen y estas situaciones son recurrentes

-Hay veces que se trata de acoso, otra veces de exclusión, y justamente por omitir esa facilidad de la vía intima.

-Insinuaciones que no he seguido de curadores y por eso no he estado en exposiciones

-Los cargos superiores creen que tienen derecho a hacer chistes sexuales, a referirse a las mujeres como objetos que vienen a exhibir su cuerpo, y como somos contratistas dependemos cada año del favor de estos jefes para que nos vuelvan a contratar, así que lo que hacemos es sonreír (con rabia por dentro) y seguir.

-No necesariamente al ser empleada sino cuando ha habido ofrecimientos de empleos u oportunidades de trabajos o exposiciones, por ejemplo.

-Me enamoré de un artista casado y él se enamoró de mí, aunque era una situación privada que no debía afectar nuestra profesión, su esposa, además de quemar una obra de arte mía y realizar contra mí otros acosos verbales en eventos de arte, insultos por correo, teléfono y redes sociales, debido a sus contactos en el medio, afectó mi relación con algunos curadores, coleccionistas, artistas, gestores y galeristas.

-Transferir una relación de cordialidad y amistad a presión y ejercicio indebido de una relación de dependencia.

-He sentido una suerte de presión o de competitividad extrema, he sentido que debo demostrar que conozco tanto como algunos de los hombres con los que he trabajado. En otras ocasiones, en las que he tenido jefes hombres, he sentido que se me han descargado más responsabilidades de las que se me asignaron en principio y me he sentido culpable por no realizarlas. Luego me he percatado de que he sido manipulada y que me he auto-asignado en muchas ocasiones responsabilidades que no me corresponden por miedo a perder el trabajo o a sentir que he sido una mala trabajadora. No puedo decir que esta situación solo ha sido con jefes hombres, sino también con jefes mujeres. Sin embargo, sí he visto que a mis compañeros hombres, en mi mismo cargo, no se les ha exigido tanto como a mí.

-Paradójicamente acoso por parte de mujeres que privilegian la tranquilidad del trabajo de los hombres sin presionarlos por cumplimiento mientras a las mujeres colegas si. Comentarios descalificantes haciendo alusión a sentimentalismos mientras a los hombres no. Una misoginia por parte de gays, actores comunes en el campo artístico.

-Más allá de la circunstancia, lo curioso es que ha sido por parte del mismo género femenino.

Al generar controversia en las metodologías con aportes, al cobrar el sueldo atrasado me sentía mendigando y con deudas, el sueldo ya estaba empeñado, amenaza de despido por no estar de acuerdo con malos manejos y corrupción.

-Si lo he sentido, desde que me gradué de la universidad me he desarrollado laboralmente como profesora, ya sea de proyectos, estímulos distritales o de colegio, en esa búsqueda incesante de ubicarme laboralmente he tenido que presentar varias entrevistas. Pero siempre en ellas descalifican a las personas que estudiaron artes, no solo eso, además de haber escogido una carrera que para mucho no es “lógica” además soy mujer. En una ocasión en una de esas múltiples entrevistas, hubo un director de un ente educativo, que explícitamente me dijo que el nunca había considerado a la mujer capaz de hacer arte y mucho menos de enseñar, yo en ese entonces era mas joven y él se escudo en mi edad para decir que me faltaba preparación y que prefería los hombres en su circulo laboral, ya que aportarían más puesto que son mas racionales. En otra ocasión comencé a trabajar en un jardín infantil, solo dure 2 semanas como profesora de Artes, de nuevo por mi corta edad me despidieron, pero lo mas irracional del caso era que habían profesoras mucho mas jóvenes que yo pero con hijos, y ese era uno de los requerimientos del lugar, ser madre joven ya que con ello, la entidad garantizaba que la mujer sabia criar y entender al niños desde la maternidad, argumento que considero invalido.

Sobre la pregunta 5. ¿Considera que su posición como mujer ha producido una valoración diferencial de su trabajo?: ¿Por qué?

En no pocas ocasiones no creen en mis conocimientos hasta que los avala un hombre

-En muchos espacios laborales la voz masculina se impone bajo la manera de pretender concluir a su manera…pasando por alto lo argumentado o por la vía de la caricaturización, infantilización, y el ejercicio mismo de la toma de decisiones unilaterales verticales.

-La valoración que se hace a mi intelectualidad es menor a la de un hombre con igual nivel educativo

-Creen que uno es menos inteligente

-Tener que justificar hacer cierta clase de obra, una trivialización e infantilización de la obra, mayor éxito por parte de mis colegas hombres

-Porque toca hacer el doble de trabajo para ser reconocida la mitad. Las artes son una logia entre hombres con acceso restringido a las mujeres.

-Por qué mi jefe me ha dado más oportunidades que a muchos de mis colegas o personas que han pasado por mi cargo. Y el mismo me lo ha dicho que no le gusta y trabajar con hombres

-De vez en cuando las personas piensan que como mujer uno no debe desempeñar algunas labores

-Siempre ofrecen menos dinero

-Prejuicios previos a la ejecución del trabajo

-Porque las mujeres hemos de trabajar por dos cuando nos enfrentamos a la vida profesional, por un lado el trabajo y por el otro la fortaleza para defenderlo y no ser vista en una escala inferior

-En ocasiones hay trabajos artísticos que no tienen peso investigativo y artístico, por el hecho de ser amigos hombres de docentes obtienen mejor nota o una aprobación. Normalmente si no “se muestra teta” no hay un éxito en el arte.

-Recuerdo tres tipo de casos: 1. me ha tocado hablar durito para que mi voz sea escuchada en reuniones con colegas. 2. otros: En una reunión para una exposición me tocó explicar mi obra muchas veces porque colegas (hombres-artistas) dudaron de mi capacidad artística, cuando ellos daban explicaciones rápidas sobre sus proyectos. 3. Una mujer influyente en el campo me relacionó con su expareja y estigmatizó mi obra negando buenas posibilidades en ese momento para mi.

-Porque la mujer no es fuerte, no responde de la misma manera, no es ágil, como obrera, como artista. Y si no se le mira desde la misma altura pues claro que no vale lo mismo

-Por la forma en que se vive la propia sexualidad y como se representa en el arte según el género

-En el montaje se asume que las mujeres no hacen un buen trabajo por que no poseemos fuerza bruta.

-Ahora que soy mamá se siente un poco más

-Soy docente de Arte y género y por lo tanto recibo comentarios burlones por la materia que dicto, además he oído comentarios por terceras personas, sobre mi raza o posición social, infravalorando mi inteligencia o capacidades.

porque muchas veces por tu genero valoran si eres capaz o no

-Se duda de mi trabajo, mi inteligencia se pone a prueba, hay una exigencia mayor, se duda de la capacidad.

-No me halagan las ideas, halagan la falda que traigo o mi apariencia física en general.

-Por ejemplo en la situación de acoso y manipulación mencionada, aunque algunas de mis relaciones profesionales y personales en el medio se vieron afectadas, incluso negándome a participar en exposiciones de algunos espacios y curadores, las relaciones de él (quien mintió y engañó) no se vieron afectadas, lo cual demuestra que incluso en el medio artístico la postura machista y condenatoria hacia la mujer predomina

-En los salarios, siempre hay una amplia diferencia.

-Desde que trabajo como docente he sentido poca credibilidad de mi trabajo y experiencia por parte de los estudiantes pero también por también por parte de docentes (por lo general hombres). Tengo que “demostrar” que tengo la capacidad de enseñar y transmitir conocimiento.

-Siento que por ser mujer en ocasiones no se le da la importancia o valor, no me siento escuchada.

-Los tema a trabajar son muy para niñas y no se creen fuertes

-Lo han dicho frente a mi varias veces: “Que el arte de las mujeres vale menos porque en cualquier momento les da por casarse o tener hijos y la inversión que los galeristas y curadores invierten se va a la basura”. “Que las mujeres por un lado se enferman mucho y por otro, andan muy ocupadas con la familia, cargándose responsabilidades y no se enfocan en su carrera”

-A veces se toma como poco serio el trabajo que uno realiza

-He trabajado mucho en instituciones culturales, y la labor de las mujeres, en muchas ocasiones se asocia a la eficacia de la gestión o de la administración que a la producción de pensamiento. Creería que en algunos casos (no todos) esto a jugado cínicamente “a mi favor”; pero evidentemente, esto es una construcción cultural muy fuerte de la mujer como administradora y gestora en el arte, no como pensadora.

-No siempre me toman en serio por ser mujer

-Se valora con otro rasero, con adjetivaciones que aluden a la condición de ser mujer. Por los comentarios insinuantes, o de la apariencia, del origen, de la duda frente a las capacidades profesionales.

-Nos designan tareas y roles diferenciales como encargarse de la comida o los proyectos de educación para niños, no nos hacen partícipes de decisiones importantes. También me te llevan a reuniones solo como decoración, o los jefes hombres contratan mujeres porque esperan que sean más sumisas y acepten las cosas sin discutir. He sido testigo de contrataciones a mujeres, basadas en las características físicas por encima de las capacidades laborales.

-Y como artista, consideran que debo ganar menos que cualquier otro profesional, incluso en el mismo gremio de artistas se dan esas diferencias, más valor a la música o la danza que a la Plástica

-Nos tienen en cuenta menos como teóricas y académicas

-Por el tema y valor de la obra. Jamás he dado descuentos y los coleccionistas siempre me comparan con precios de artistas hombres con mayor reconocimiento y por tanto, según ellos más valor. Les molesta y tratan de desvalorizar la obra.

-Tipo de oportunidades y validación

-Se considera que la mujer sabe menos y es demasiado sentimental

Sobre la pregunta 7. ¿Considera que hay igual número de mujeres que de hombres artistas exponiendo en el campo colombiano?: ¿Cómo lo ve? 

-Es mayor el número de hombres

-Al menos desde el exterior da la impresión de que hay más hombres

-Mayor número de hombres

-Es una desgracia, como 80-90% hombres

-Más hombres artistas.

-Muchos más hombres visibilizados

-Aunque en la universidad estudie con un número parejo de hombres y mujeres, una vez afuera he visto más hombres participando en exposiciones. Sin embargo pienso que, independientemente de ser hombre o mujer, una parte importante de quien expone o no, tiene que ver con los contactos que se tengan dentro del campo.

-Multisexual

-Veo que en Colombia, al igual que en todo el panorama internacional, los varones tienen los puestos de poder por norma general, al igual que mayor cotización en el mercado y presencia en galerías, museos y centros culturales

-Grave, pues se invisibilizan propuestas interesantes y hacen la carrera profesional de las mujeres más tortuosas, casi imposible si no hay fuerza para luchar por el favoritismo de los curadores y el desequilibrio en premios y exposiciones

-No se si es exactamente 50 – 50 pero no siento que el género sea un factor decisivo, creo que más que el género pesa más las amistades, las influencias si miramos fuera del potencial del trabajo del o la artista como tal

-Prefiero pensar que es porque la generación anterior pocas mujeres estudiaron artes lo cual hace que hoy en día sean pocas las artistas representativas

-30 —70

-Desequilibrado

-Veo una diferencia importante, por ejemplo en el número de artistas que las galerías fichan, en algunos casos inexistentes

-Abundan más los hombres que las mujeres en el campo artístico profesional, como galeristas, curadores y maestros.

-Difícil porque se ha naturalizado el desequilibrio y esto no parecer importar al campo

-A groso modo y desde mi corta perspectiva creo que los hombres exponen más

-Muchos más hombres, evidentemente.

-Un síntoma claro que e algo no está funcionando y no está siendo equitativo es que en las escuelas de arte del país hay más mujeres que hombres, sin embargo en las galerías y museos sucede lo contrario

-En exposiciones colectivas, por ejemplo, la cuota masculina es por lo general mayor.

-Creo q a los hombres se les facilita más entrar a unos espacios artísticos a diferencia de los demás, no solo mujeres si no personas lgtb

-Menos mujeres

-Suele haber mas hombres que mujeres

-Nuevamente, depende de qué artistas estemos hablando y en qué eventos. Cuando trabajaba en Secretaría de Cultura, era evidente que había más mujeres recién egresadas exponiendo (son mayoría en las carreras de arte), pero en Luis Caballero descendía su presencia (un premio para artistas consolidados o de mediana trayectoria). Esto ha cambiado en los últimos años, pero la proporción, en términos de representatividad, se tiene que cruzar con otras variables (edad, artista profesional o empírico, etc)

-Los hombres tienen más posibilidades a la hora de difundir su obra, en investigaciones y trabajo teórico son tomados con más seriedad

-Creo que es un área donde las Mujeres no han tenido la suficiente Participación por qué es un ámbito mucho más incluyente para los hombres y que en muchos casos las mujeres somos juzgadas doblemente.

-Salones de artistas regionales, premio Luis caballero, feria del millón. También en la pasada convocatoria del Idartes se abrió una para personas discapacitadas, LGTB y mujeres, eso me hizo sentir excluida. La tarima para mujeres el pasado rock al parque es otro ejemplo de desigualdad y exclusión.

-No solo en el campo del ejercicio sino más en el teórico y crítico

-Creo que es importante diferenciar o preguntarse si las mujeres que mayor exponen en Colombia pertenecen o usan estrategias hegemónicas

-70 %hombres

-Veo que aun hoy la mujer es menos valorada en el arte que el hombre y los filtros de las convocatorias siempre suele sobresalir mas el genero masculino 

Sobre la pregunta 8. ¿Considera que hay igual número de mujeres que de hombres haciendo gestión cultural?: ¿Cómo lo ve?

Las mujeres tienden a ocupar puestos de gestión , por la idea de que la mujer es más sistemática y ordenada. Esta idea general en la sociedad nivela la proporción de hombres y mujeres pues los hombres tienden a ocupar los cargos de poder.

-No lo veo, lo supongo

-Creo que hay mas mujeres aquí

-Menor número de mujeres

-Más mujeres haciendo gestión cultural

-Más mujeres gestoras.

-Donde trabajo por ejemplo son más mujeres

-Más mujeres haciendo gestión

-Que hay que ver un poco mas allá. Quizás no sea el caso el tema de género, quizás sea mas el preguntarse -cómo la escena artística promueve que siquiera haya críticos/as, curadores/as, gestores/as? Hay los suficientes estímulos económicos, hay el lugar para el desarrollo de personas con estos perfiles? Yo no veo dónde, y eso supera a que seas hombre o mujer

-La verdad no sabría responder a esta pregunta, conozco a más mujeres que a hombres que trabajen en gestión cultural pero no estoy bien enterada del tema.

-Hay más mujeres porque lxs gestorxs culturales no tienen la posición que pueda tener un curador/a o un director de galería o museo, al tener contratos eventuales y permanecer en la sombra, lxs gestorxs son mayormente mujeres

-Son más las mujeres, obvio; es el trabajo invisible por eso hay más número de mujeres en él

-30—70

-Más o menos paralelo

-Es un trabajo de poco reconocimiento donde las mujeres pueden ocupar un mayor número

-En gestión cultural veo a muchas mujeres moviéndose en el campo, sin embargo algunos de los hombres que tienen el poder y los compañeros aún usan ese viejo lenguaje sexista y los comentarios que “solo en broma” denigran de las capacidades intelectuales de una mujer… pero ave maría si les gusta hablar de sus piernas o de sus encantos físicos… muchos hombres aún hablan de las feministas como las locas amargadas…

-No estoy muy segura de mi respuesta porque es algo que no he analizado tan específicamente. Sin embargo, dentro de mi experiencia profesional particular me he topado con más mujeres gestoras que hombres.

-Usualmente, hay más mujeres en Colombia haciendo gestión cultural. Se debe, por un lado, a los procesos de formación institucional en Colombia. Es el caso de los museos de arte moderno, que surgieron como “actos bondadosos” de ciertos sectores sociales de élite, en donde las mujeres parecían ser las llamadas a la “gestión cultural” como un acto bondadoso, de beneficio social y cultural, etc. Es decir, el cultivar la cultura asociado a lo femenino, al “tiempo libre”, etc. Eso de la mano por lo que expliqué arriba: la construcción de la mujer como una estupenda gestora y administradora (y todo lo que ello conlleva).

-Creo que hay muchas más mujeres. Gestionando y trabajando en pro de las comunidades.

-De nuevo paradójicamente los miembros del sector LGBTI tienen una alta participación en gestión: Revisen los que están a cargo en las instituciones y son mayoría. De otra parte, es bien conocido que hay varias mujeres que por su apellido y relaciones están al frente, no por mérito […]

 

Mónica Eraso, Ana María Villate y Ana Karina Moreno


#CríticaEnDirecto Mi Querido Abstracto

https://www.mixcloud.com/widget/iframe/?feed=%2Fesferapublica%2Fcr%C3%ADticaendirecto-mi-querido-abstracto%2F

¿Qué nos revela la correspondencia de Ramírez Villamizar sobre el campo del arte?, ¿cómo asumía en su obra el problema de la violencia y la situación política?, ¿qué papel jugaban críticos como Casimiro Eiger en sus estadías en Europa?

Conversación con el artista Bernardo Montoya y el historiador Nicolás Bonilla en torno archivo personal de Eduardo Ramírez Villamizar, expuesto al público en Salón Comunal. Hubo también lectura de cartas, notas y titulares de prensa. Otras formas de aproximarse al archivo de un artista.

 


#CríticaEnDirecto: Nicolás Consuegra en NC-arte

https://www.mixcloud.com/widget/iframe/?feed=https%3A%2F%2Fwww.mixcloud.com%2Fesferapublica%2Fradioesfera20-el-lugar-de-nc-arte-el-museo-sin-lugar%2F&light=1

¿Qué hace el Museo de Arte de la UN en NC-Arte?, ¿qué institución está fagocitando la otra?, ¿qué crítica plantea esta propuesta al formato site specific y las instituciones que lo promueven?, ¿los proyectos específicos para un lugar tienen sentido si se exponen en otros lugares y contextos?, ¿cómo doblega el mercado este tipo de propuestas? ¿por qué el silencio ante proyectos específicos que no funcionan en el espacio público?

En este episodio de #CríticaEnDirecto el artista Nicolás Consuegra nos habla sobre El espacio del lugar. El lugar del espacio, un site specific que presenta en NC-Arte que fusiona dos instituciones del medio local que fomentan la creación de proyectos específicos para sus espacios.

Nicolás Consuegra. El espacio del Lugar. El lugar del espacio. Un proyecto desarrollado para NC-arte Bogotá. Curaduría de Claudia Segura. Julio 22 a septiembre 16 de 2017. Imágenes, cortesía de NC-arte, Bogotá.

8 semanas para seis instrumentos. Composición de Rodolfo Acosta R. para el Ensamble CG (Colombia). Una pieza comisionada para El espacio del Lugar. El lugar del espacio. El ensable CG interpreta esta pieza que tiene la misma duración de la exposición. En esta imagen, Laura Cubides (Flauta). Imagen, cortesía de NC-arte, Bogotá

Texto curatorial de Claudia Segura, aquí

Programación de la intervención del Ensamble CG en NC-arte, aquí

Esta es una vista de planta con la intersección de la sala principal del Museo de Arte de la Universidad Nacional (en negro) y NC-arte (en blanco)


Crítica sin cortes: Arte y violencia en Colombia II

Arte y Violencia en Colombia II
Cronología – Crítica sin Cortes

En esta emisión de Crítica Sin Cortes se presenta una cronología de la violencia en el arte colombiano con una selección de obras que va de 1948 a 2016. Son más de 50 obras acompañadas de un comentario crítico o una reseña de la obra en cuestión. Esta curaduría virtual permite no solo acceder a la imagen de la obra sino también consultar on-line el texto que la está referenciando. Este material puede resultar útil como material pedagógico y como fuente documental para quienes quieran indagar sobre las relaciones entre el arte y la violencia en nuestro contexto.

Para consultar la cronología, pulse aquí

 

Elkin Rubiano

 

***

Arte y Violencia en Colombia I: “Souvenir” de Sair García – Crítica sin Cortes

Arte y Violencia en Colombia I: “Souvenir” de Sair García – Crítica sin Cortes

El viernes 26 de mayo de 2017 se conmemoró en Bogotá la Semana Internacional del Detenido-Desaparecido. Ese día, en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, se hizo entrega de la obra “Souvenir”, de Sair García, a familiares de personas asesinadas y desaparecidas.


Arte y Violencia en Colombia I: “Souvenir” de Sair García – Crítica sin Cortes

El viernes 26 de mayo de 2017 se conmemoró en Bogotá la Semana Internacional del Detenido-Desaparecido. Ese día, en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, se hizo entrega de la obra “Souvenir”, de Sair García, a familiares de personas asesinadas y desaparecidas.

******
Durante la última década los discursos sobre la memoria, las víctimas y el duelo, han permeado las prácticas artísticas. Si la o las víctimas han sido silenciadas, una forma de restituir el habla y construir memoria individual y colectiva es mediante procedimientos simbólicos con los que trabaja el arte. Un asunto que en nuestro contexto cobra vigencia mediante la Ley de Víctimas, el Museo Nacional de la Memoria y, de modo más reciente, con el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC. En el punto 5 de este último documento, concerniente a las víctimas del conflicto armado, se señala que dentro de las funciones de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la no Repetición, el Informe Final, …tendrá la más amplia y accesible difusión, incluyendo el desarrollo de iniciativas culturales y educativas, como por ejemplo la promoción de exposiciones y recomendar su inclusión en el pénsum educativo. En todo caso, las conclusiones de la Comisión deberán ser tenidas en cuenta por el Museo Nacional de la Memoria.

Y, con respecto a los Planes de Reparación Colectiva con Enfoque Territorial, las medidas materiales y simbólicas dirigidas a atender el daño, se entienden del siguiente modo:

Medidas dirigidas a las víctimas directas, individuales y colectivas, tales como acciones de dignificación, de memoria, homenajes y conmemoraciones, obras de infraestructura y arquitectura conmemorativa.

De modo que la construcción de la memoria, como sus formas de simbolización, serán centrales durante los próximos años. Una cuestión problemática sobre la que no hay ningún consenso: ¿cómo realizarla?, ¿quiénes la construyen?, ¿hacia quiénes va dirigida?, ¿se puede hablar en nombre de las víctimas?, ¿hay formas adecuadas para representar la violencia?

 

Elkin Rubiano – Crítica sin cortes

 

*Fotos: Movice Colombia.